¿Cuál es el lado más sexy de su candidato? Averíguelo aquí
Elecciones presidenciales 2018

¿Cuál es el lado más sexy de su candidato? Averíguelo aquí

Mayo 27, 2018 - 07:55 a.m. Por:
Redacción de El País 
Candidatos presidenciales La Gran Encuesta

Estos son los candidatos que lideran la intención de voto según La Gran Encuesta de la Alianza de Medios.

Foto: Archivo Colprensa

Empecemos por definir qué es el sex appeal. Dícese del potencial atractivo sexual de una persona. Es una forma de habitar el propio cuerpo y de transmitir ese mensaje de amor personal a través de su apuesta estética, de su forma de vestir, de su forma de comunicar. Es una mezcla de seguridad personal, sentido del humor, expresión facial y cuidado por el cuerpo traducido, por ejemplo, en un peso sano. Para los expertos en imagen y relaciones públicas consultados por El País, la batalla política también se da con el atractivo personal. Lo saben líderes completos como Barack Obama o John F. Kennedy. Lo subestiman políticos de vieja guardia que ignoran el poder de la comunicación simbólica.

Según la experta en estilo Catherine Villota, reconocida editora de moda, “ninguno de los candidatos se apropió de manera interna, consciente, con sensibilidad, de la apariencia personal o el look que querían proyectar. Es lo último en lo que pensaron al aspirar a la presidencia. No hay ninguno de ellos que se vea cómodo o apropiado de su apariencia física, como ocurría con el ex presidente estadounidense Barack Obama; no es lo que llevan puesto sino la forma en que lo llevan, lo que debería hablar”.

Para Villota “todos tienen unos discursos sumamente armados, en términos de comunicaciones eso está estudiado y con unas estrategias previamente establecidas, pero a nivel de imagen todos cojean, ninguno se ve cómodo en su propia piel. El sex appeal, que viene de adentro hacia afuera y se ayuda a través de la ropa y del look, no lo transmiten, quizás porque consideran que eso es un aspecto superficial cuando es otro de los lenguajes que debieron usar para enfrentarse como figuras públicas, los votantes sienten empatía no solo por lo que escuchan sino por esa coherencia entre su discurso y su verdadera esencia”.

El Duque de la linda sonrisa
Iván Duque

Iván Duque

Colprensa

“Iván Duque parece el muñequito del pastel. Tiene carisma y una linda sonrisa. Es pulcro, clasudo, al verlo siente uno que huele a Cartier, a loción amaderada”, asegura un presentador y relacionista
público caleño que prefiere omitir su nombre.

Para este experto en imagen, el sex appeal de este candidato “son las canas, pero también le ayuda mucho la sonrisa que refleja su carisma”, en eso coincide la sexóloga Flavia Dos Santos en que lo más sexy de Duque es su sentido del humor. Testigo de la atracción que Duque genera en las masas fue Eva Rey, quien vio interrumpida, en varias ocasiones, la entrevista que le hizo al candidato en el programa ‘Sin evasivas’, porque eran muchas y muchos quienes querían simplemente saludarlo y tomarse fotos con él.

Una confesa admiradora de Duque es la escritora erótica Julieta Parra: “Es el prospecto del buen esposo, del buen marido y el gran amante que las mujeres quisiéramos tener. Se nota que es un hombre preparado, brillante, con quien se puede conversar de todos los temas habidos y por haber. Es el hombre interesante, con quien me vería en una velada romántica, a la luz de las velas, con un buen vino y una inteligente charla.


Despierta admiración, y ese es el principal afrodisíaco, capaz de encenderle la líbido a cualquier mujer”. Potencial que ratifica la esposa de Duque, María Juliana Ruiz, a quien la enamoró de su esposo “su modo especial de encantar y seducir con inteligencia y buen humor. Además, es un churro”, dice ella. Eso sí, Catherine Villota, editora de moda, dice que le resta sex appeal a Duque el que su ropa sea muy plana y muy obvia, “sin detalles, sin puntadas de color, sin pañuelos que destaquen en el bolsillo de su blazer, sin cuellos que hagan la diferencia”. En eso coincide Pilar Luna, colega de Villota, quien señala que a Duque “le falta un estilo definido” y abusa del monocromatismo (azul/blanco). Sin embargo, como dice Fernando Álvarez, de Kien y Ke.com en su columna ‘La batalla de los churros’, “Duque, con su juvenil aspecto de hombre bien puesto y apuesto, sereno y contundente, ha logrado desprevenir a más de una antiuribista y conquistar una que otra ‘progre’”.

Vargas Lleras, varonil y con un legado
Germán Vargas Lleras, candidato presidencial.

Germán Vargas Lleras, candidato presidencial.

Foto: Colprensa

Germán Vargas Lleras tiene también sus fieles “de-votos” (o devotas), que conectan con su masculinidad, y ven en él al hombre tradicional, fuerte y poderoso, con la autoridad para gobernar un país. En opinión de la sexóloga Flavia Dos Santos “tiene la seguridad de hombre fuerte que suele ser sexy”.

Sin duda atrae a muchas personas la imagen de poder que proyecta. “Tiene toda una trayectoria heredada de su familia. El apellido Lleras pesa en este país”, dice el relacionista público caleño que omite su nombre.

Pero esa fortaleza extrema que aparenta puede ser su talón de Aquiles a la hora de seducir a sus votantes. Uno de sus lunares, cree este experto en imagen, “fue el gesto que tuvo con su escolta al propinarle un coscorrón”.


Vargas Lleras tampoco es propiamente un ejemplo de sutileza, fue bastante criticado por decirle a Yolanda Ruiz de RCN Radio, “Qué preguntas tan chimbas”, luego de responder, a regañadientes a interrogantes como: “¿Es de los hombres que lloran? ¿Recuerda la última vez que lloró? ¿Cuál fue su momento más feliz?”.

Julieta Parra dice sobre este político que “no parece tener tacto para el género femenino. Por su tono de voz se percibe que no permite una fluidez en una conversación, se le ve impositivo, no se ve que pueda tener en cuenta los sentimientos o los gustos ajenos. Dice cosas certeras, pero no sabe seducir. A leguas se percibe que a él no le interesa si su pareja sintió o no placer”, concluye Parra.

Sergio Fajardo, con un aire interesante que encanta a muchas

Muchas están de acuerdo con la apreciación de la sexóloga Flavia Dos Santos sobre este candidato: “Tiene ese aire salvaje, despelucado (entre informal y casual) que invita a una locura”. Incluso, a la periodista española Eva Rey la señalaron en las redes sociales de “lanzada”, por calificar a Sergio Fajardo como “el más guapo de todos los candidatos”, en su entrevista con él en el programa ‘Sin evasivas’. También para Mónica Escobar, coach ejecutiva y formadora de líderes, él es el candidato presidencial con más sex appeal, “empezando por su inteligencia, su forma de reír, sus arruguitas que lo hacen mucho más interesante”.

Un presentador de televisión y relacionista público caleño, que prefiere el anonimato, no se ahorra elogios para este matemático y político antioqueño: “Me encanta su estilo, es bellísimo, clasudo, su pelo, su sonrisa, su estatura le ayuda mucho. Es un hombre muy gustador, que maneja muy bien su lenguaje corporal. Con su cuerpo transmite muchas cosas. Mi mamá dice que si tuviera 30 años menos le paraba bolas. Es un hombre varonil y eso encanta a muchas mujeres, está empoderado de su discurso”, asegura. “Es un hombre que tiene la preparación, el conocimiento para gobernar este país, porque lo conoce, al haber sido alcalde de Medellín y gobernador de Antioquia. Y está su imagen impecable de político, nunca he oído hablar nada turbio de él. Podría ser un buen presidente, tiene un buen potencial”.

No le alcanza para conquistar a la editora de moda Catherine Villota: “Por más que Fajardo trata de parecer relajado, casual y desenfadado, al final no lo es tanto. Dentro de esa idea de hombre de jeans con camisa remangada también hay un acartonamiento. Él cree que la imagen que proyecta no habla, y sí, transmite la forma como él ve la vida, y se olvida de esa otra manera de seducción”. La poetisa erótica Julieta Parra no niega que Sergio tiene “sus atractivos”, “es un tipo con el que me iría a una finca a perderme un fin de semana, al lado de la naturaleza, a tomarnos unas bebidas espirituosas, a fumar y a hablar de temas trascendentales. Seguro me seduciría con esa mirada relajada, pero interesante de hombre maduro”.

Humberto de la Calle, un estadista que recita poemas
Humberto de la Calle

Humberto de la Calle, candidato del Partido Liberal.

Colprensa

El abogado, político, constitucionalista y diplomático colombiano, también fue poeta, así lo ha admitido en más de una entrevista que le han hecho y ese romanticismo en vía de extinción en tiempos modernos conquista a más de una dama. “Nada más sexy que la inteligencia y De la Calle la tiene”, opina la sexóloga Flavia Dos Santos. A Eva la descrestó su romanticismo, sentido del humor y buen estado físico. “Es un estadista que se ha fogueado en la política, es conservador y clásico, elegante dentro de su edad”, afirma, por su parte, un presentador de televisión caleño anónimo.

Para la editora de moda Catherine Villota “está bien dentro de un estilo tradicional. Le falta tener esa sensación interna de querer romper con ese clasicismo y dar un giro en su apariencia con algún detalle. En la moda lo que marca la diferencia son los accesorios especiales, como la correa, el reloj, las mangas, el cuello, las puntadas de color, que pueden hacer que un hombre marque diferencia”. Y aunque para muchas la imagen intelectual, bonachona y pacífica de un hombre maduro como De la Calle, puede resultar atractiva, para Julieta Parra, estudiosa del arte erótico, es todo lo contrario: “No encuentro sex appeal en él. Seguro que tiene muchos conocimientos pero una cita con él no tomaría más de cinco minutos”.

Para los que creen que un hombre maduro, bondadoso y culto es sexy, él tiene lo suyo. Cuando debate, con tanta energía y vitalidad, muestra que la edad es lo de menos.

Gustavo Petro, más allá del encanto de unos Ferragamo
Gustavo Petro

Gustavo Petro

Twitter

Gustavo Petro se ha casado tres veces, algo de sex appeal tiene, además de ser un extraordinario orador que, de seguro, sabe cómo echar el cuento. Aunque algunas dicen que su sex appeal radica en sus elegantes zapatos Ferragamo, para otras su espíritu rebelde y su aire intelectual
y misterioso es su atractivo. En el programa ‘Sin evasivas’ algunas ciudadanas admitieron que encuentran en este político de izquierda a
un hombre “apuesto”.

Sin embargo, eso no piensa la sexóloga Flavia  Dos Santos, para quien es difícil hallar en él sex appeal alguno. No cree Julieta Parra tampoco en eso que advierten las seguidoras de Petro en él: “Es el típico hombre que solo tiene labia, hace muchos planes, promete muchas cosas pero no concreta nada”. Su discurso no parece convencerla, considera que “aunque la mona se vista de seda, mona se queda”, refiriéndose a que ni siquiera sus zapatos finos le dan ese encanto que sí encuentra en Duque o en Fajardo.

“Me parece que siempre está despeinado y sus ojos desorbitados me asustan. Me imagino el aburrimiento de una cita con él hablando de expropiación, del Che Guevara, del Comandante, de Cuba, escuchando a Mercedes Sosa, Pablo Milanés y Silvio Rodríguez”, dice la poeta erótica.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad