Trasladan 34 puestos de votación en el Valle, verifique si está el suyo
Elecciones al congreso 2018
ELECCIONES DEL CONGRESO

Trasladan 34 puestos de votación en el Valle, verifique si está el suyo 

Febrero 12, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Voto plebiscito

El próximo 11 de marzo se celebrarán las elecciones al Congreso en todo Colombia.

Colprensa- El País.com.co

Un total de 34 puestos de votación, de los cuales 12 están ubicados en Cali, fueron modificados en el Valle del Cauca, de cara a los comicios del 11 de marzo.

Así lo informó el delegado departamental de la Registraduría Nacional del Estado Civil, Humberto Carrillo, quien explicó que dichos cambios obedecen a que los lugares donde estaban asentados se encuentran en remodelación o se quedaron pequeños debido al aumento del número de mesas de votación.

Lea también: Inscripción de cédulas para elecciones presidenciales está habilitada hasta marzo

Así, los municipios en los que hubo traslado de puestos de votación son Buenaventura (5), Cartago (1), El Cerrito (2), Pradera (2), Roldanillo (4), Tuluá (4), Yumbo (3) y Caicedonia (1).

En el caso de Cali, los cambios incluyen un puesto localizado en el Estadio Pascual Guerrero y varias escuelas y colegios (ver gráfico).
Otra de las novedades que registra el proceso electoral de este año es el aumento en el número de aspirantes a la Cámara de Representantes, que aumentó de 124 (2014) a 154, los cuales están divididos en 14 listas.

“Ese proceso terminó bien y ya envíamos a la Procuraduría esa nómina para que ella haga el examen riguroso a efectos de determinar si alguno de esos candidatos está incurso en alguna circunstancia de inhabilidad”, explicó el funcionario.

De igual manera, ya se terminó de notificar a las 67.163 personas que deberán desempeñarse como jurados de votación en las 9980 mesas de votación que funcionarán en el departamento el 11 de marzo, cuando se escogerán a los nuevos integrantes de la Cámara de Representantes y el Senado, así como a los ganadores de las dos consultas interpartidistas inscritas para escoger candidatos a la Presidencia de la República.

“Un aspecto muy importante es que asistan a las capacitaciones. Muchos de ellos ya tienen experiencia porque han sido jurados en varias oportunidades y creen que ya no necesitan capacitación, pero no es cierto porque todos los procesos electorales tienen elementos nuevos y este no es la excepción”, dijo el funcionario.

También invitó a las personas que trabajan en empresas públicas y privadas y a los universitarios a que consulten la página web de la Registraduría y los listados fijados en las sedes de la entidad y en las alcaldías para que se den cuenta si fueron sorteadas como jurados.

Cambios puestos de votación en Cali

Según el Delegado Departamental, más de 50.000 personas, entre funcionarios de la Registraduría y miembros de organismos de control, Ejército y Policía, se ocuparán de la logística de los comicios en los 42 municipios, cuyos resultados se entregarán más tarde que en el 2014.

“Nos vamos a demorar un poco más, porque además de las dos tarjetas electorales de Congreso, tenemos dos consultas y el cálculo que hemos hecho es que en ese escrutinio nos podemos demorar 30 minutos, que hay que sumarlos al total del tiempo necesario para el trámite de toda la información electoral. Vamos a salir temprano, pero no tan temprano como antes”, anticipó Carrillo.

Lea también: Sector de la Alianza Verde del Valle apoya a Gustavo Petro en la consulta del 11 de marzo

Según él, la realización de las consultas interpartidistas para escoger candidatos presidenciales implicará “mayor material electoral, más tarjetas electorales, más formularios E14 y mayor esfuerzo presupuestal”.

Jurados de votación 

“El Código Electoral establece que la notificación se surte con la fijación de esas listas en un lugar público. No se necesita que le envíen una notificación a la persona diciéndole que fue sorteada, lo que se envía es una nota notificándole el sitio de capacitación”, precisó Carrillo.

Los jurados de votación que no cumplan con su deber y no prueba una justa causa podrán ser sancionados hasta con diez salarios mínimos mensuales y, si se trata de un servidor público, puede llegar hasta la destitución del cargo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad