Tatiana Piñeros, la candidata que aspira a ser la primera trans en el Congreso
Elecciones al congreso 2018

Tatiana Piñeros, la candidata que aspira a ser la primera trans en el Congreso

Marzo 02, 2018 - 11:55 p.m. Por:
Manuela Rubio Sarria / Reportera de El País
Tatiana Piñeros candidata al Senado

Tatiana Piñeros Laverde, candidata al Senado de la Lista de la Decencia #9, exdirectora Instituto Distrital de Turismo de Bogotá.

Especial para El País

Tatiana Piñeros Laverde es una mujer de 40 años que habla con seguridad, sin reservas y tranquila, es bogotana, contadora pública de la Universidad Central con una hoja de vida impecable y conocida por su trayectoria en entidades públicas y privadas.

Fue la Directora del Instituto Distrital de Turismo durante la administración de Gustavo Petro, donde ocupó otros cargos como Secretaria Privada, Directora Corporativa de la Secretaría General y Directora de Gestión Corporativa en la Secretaría Distrital de Integración.

Cuenta que mientras se desempeñó en todos esos cargos, nunca se sintió discriminada por ser transexual, pero reconoce que la transición es difícil al inicio y que no a todos los transexuales como a ella les va igual de bien.

Ahora aspira a llegar al Congreso como candidata al Senado de la Lista de la Decencia con el #9 y entre sus propuestas la comunidad Lgtbi es primordial, el desarrollo económico, el turismo y la lucha anticorrupción.

¿Cree usted que Colombia está preparado para una congresista trans?

Sí, el país ha tenido avances en materia de diversidad y de reconocimiento de derechos, ahora personas del mismo sexo se pueden casar de manera civil, pueden adoptar, pueden heredar de su pareja pensión, afiliarse junto a ellas, nosotras las personas trans podemos cambiar nuestro género en el documento, nuestro nombre, en materia jurisprudencial Colombia tiene unos avances muy importantes.

En dónde se tiene que trabajar fuertemente es en el tema cultural y el hecho de que llegue una mujer trans al Congreso incide en esa visibilización.

Usted hizo el tránsito de hombre a mujer hace 11 años, ¿cómo fue eso?

Exactamente fue en julio del 2007 y pude hacer la transición una vez obtuve información, y me pude ubicar dentro del espacio de la diversidad, fue el momento en que me di cuenta que no era ningún hombre gay, ni bisexual, era trans, porque hay mucha diversidad, también hay transformistas, travestis, entre otros.

Cuando lo hice en esa época trabajaba en una agencia de publicidad, al inicio es difícil mientras se toma la decisión, uno piensa a veces irse del barrio, de la ciudad o hasta de país.

Yo ya había terminado mi carrera y mi especialización, estaba comenzando una maestría y en un momento la suspendí porque pensé “no voy a seguir cosechando logros y éxitos si en mi interior y en mi realización como persona no era feliz”.

Su familia fue un apoyo grande para usted durante el tránsito, cuénteme de ellos.

Mi mamá es de Cundinamarca y mi papá de Boyacá, hace muchos años se separaron y con ambos tengo muy buena relación, tengo un hermano mayor y de parte de mi mamá un hermano menor.

Es bueno aclarar que ambos son hombres heterosexuales, todos me apoyaron, cuando le dije a mi mamá que quería cambiar de sexo lo primero que me dijo fue: “¿Qué tenemos qué hacer?”.

¿Quien era Tatiana antes de la transición?

Yo soy la misma persona, solamente que antes estaba en un rol masculino, el mismo contador público, la misma persona honesta trabajadora, responsable, las personas que me conocen de antes, se dan cuenta que la esencia mía está intacta, yo no era que antes tuviera una personalidad diferente, solo era una expresión masculina que me tocaba fingir, ahora simplemente soy yo, la mujer que siempre quise ser y feliz.

¿Por qué decidió lanzarse al Senado?

Tomó la decisión de lanzarme por la necesidad de hacer parte de la solución, de dejar de estar inconformes con la situación política y hacer algo ante el desprestigio del Congreso de la República y de los diferentes gobernantes.

Quiero aportar al reconocimiento de la igualdad, pero sobre todo a mejorar condiciones en materia de derechos, de lucha anticorrupción y de desarrollo económico.

¿Cuál es su propuesta para la comunidad Lgtbi?

Lo que se requiere es una ley de identidad de género que contemple las necesidades y derechos básicos de una persona trans, porque cuando exponen su intención de hacer el tránsito, sufren la mayoría de veces por matoneo, y por eso la gran mayoría no estudia, porque se volcán contra ellos, con bullying, matoneo, agresiones y violencia.

Todas esas violencias hay que reconocerlas y dar soluciones que nos permitan acceso a la salud como lo son las intervenciones corporales necesarias para hacer el tránsito, también los temas de educación, que la diversidad sea prioritaria para saber qué hacer si una persona trans está en un colegio o en otro escenario y que el Estado lo abrigue y acompañe y no que sancionen a la persona trans, pero sí a las personas que matonean, porque discriminar en Colombia es un delito y todo eso se necesita en una ley que nos cobije a todos.

Aparte de la ley de identidad de género, usted también le apuesta mucho a la economía impulsando el turismo, eso hace parte de su experiencia. ¿De qué se trata esa propuesta?

Una de las líneas que quiero trabajar es precisamente el desarrollo económico a través del turismo y el sector solidario de la economía (fondos de empleados, asociaciones mutuales, cooperativas) organizar a las personas, que puedan y sepan a hacer algo y así generar oportunidade.

En este momento Colombia se está abriendo al mundo como un destino por descubrir, es decir que hay una oportunidad de que el país se posicione y que el turismo en las diferentes regiones aporte al desarrollo.

¿Cuáles son las otras líneas de propuesta?

La primera línea es la garantía de derechos de manera plena, que sean el centro de cualquier actuación administrativa como legislativa: por ejemplo el derecho a la salud, no que nos hablen de eso como un servicio de acuerdo a la capacidad de pago de las personas, sino de una manera digna, ese sector le ha aportado más muertes a Colombia que el mismo conflicto armado.

Y la otra propuesta está dentro del marco de la lucha anticorrupción, pues no se puede seguir robando, necesitamos endurecer penas, hablar de extinción de dominio, de muerte política hasta para grados de consanguinidad, y de afinidad política, que haga que los corruptos no les sigan dando el poder político a sus hijos, a su esposa, si no que verdaderamente haya una sanción, que realmente haya miedo frente a la corrupción.

Si usted llega al Congreso se va a enfrentar a otros congresistas que difieren sobre los temas de género, ¿qué va a hacer en esos casos?

Yo les diría a esos congresistas que la diversidad que tiene un país es lo que lo enriquece potencializa el desarrollo. Si en un país todos somos católicos, nadie va a estar aportando algo diferente al desarrollo, en cambio cuando entendemos que hay diferencias, que hay católicos, evangélicos, agnósticos, ateos, entre todos construimos y cada uno hay que respetarlo.

Por ejemplo yo le respeto a Alejandro Ordoñez y algunos congresistas de ese partido, sus creencias religiosas y está muy bien que lo haga en casa pero no se puede imponer estando en un cargo público esas creencias religiosas para tomar sus fallos o decisiones y sobre todo venir a querer legislar o querer gobernar con la Biblia.

Yo soy católica y eso no significa que vaya a irrespetar las otras creencias.

Usted es candidata de la Lista de la Decencia donde hay varios partidos de izquierda, podríamos decir que usted es de izquierda?

Siempre digo que no soy ni de izquierda, ni de derecha, yo nunca había militado en ningún partido, trabajé en la alcaldía de Petro pero por mi capacidad técnica, profesional, nunca había militado en el Polo, ni en el Progresista.

Creo que la Lista de la Decencia tiene una corriente hacia el centro y por eso me vi identificada.

Lea también: Candidatos de 'Lista de la decencia' firmaron pacto contra privilegios del Congreso

¿O centro izquierda mejor?

Soy una mujer que apoya los tratados de libre comercio pero con una capacitación, preparación, formación al interior para que podamos competir, tiene algo de ambos, no podría decir que soy de centro izquierda entonces.

Más información

Si desea ampliar información sobre las propuestas de Tatiana Piñeros puede ingresar a:

Página web: www.tatianapineros.com

Twitter: @tatianapinerosl

Facebook: Tatiana Piñeros Laverde

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad