Vuelve la preocupación, ¿por qué se van las empresas de Cali?

Agosto 26, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Vuelve la preocupación, ¿por qué se van las empresas de Cali?

Este era el aspecto que exhibían ayer las instalaciones de la empresa Andina de Herramientas (Apex Tool Group), ubicada en la ciudadela industrial Acopi en Yumbo.

El cierre de Andina de Herramientas revive la inquietud sobre lo que está pasando con la economía local. Hablan los expertos.

Cuatro meses después de que la multinacional Mondelez, fabricante de los chicles Adams,  causara revuelo por el cierre de sus operaciones en Cali, ayer otra antigua compañía, Apex Tool Group Colombia (antes Andina de Herramientas), tomó igual decisión, generando nuevas preocupaciones entre el empresariado y los gremios del Valle del Cauca.

La compañía, que tenía una tradición de 50 años en la región, informó a través de un escueto comunicado que “Apex Tool Group ha tomado la difícil decisión de cerrar sus operaciones de fabricación en Cali, Colombia, y mover la producción de las marcas ATG a las plantas de México y Brasil. La marca privada  de fabricación en Cali hará una transición hacia un proveedor en Asia”.

En febrero del 2014 la firma había inaugurado en Yumbo un centro de distribución. La multinacional es una de las mayores fabricantes de herramientas  manuales y eléctricas en el mundo.

Según dijo Wilson Sáenz, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, seccional Valle, “del cierre de la planta, que funciona en la urbanización industrial Acopi, fueron enterados sorpresivamente los trabajadores durante un seminario”.

“Este es el nuevo modus operandi de estas empresas cuando deciden irse”, recalcó el dirigente sindical.

La decisión afecta a 75 operarios de planta, los que dijo la compañía, serán  indemnizados, a la vez que “los colaboradores  de las áreas administrativas y comercial,  no serán afectados por esta acción. Cerca de 60 de ellos seguirán como empleados en el área de Cali para atender a nuestros clientes en la región Andina, así como en Centroamérica y el Caribe”.

Frente a lo ocurrido, la directora encargada de la división regional del  Trabajo, Gloria Sierra, informó que la empresa no ha tramitado solicitud para realizar el despido de trabajadores. Pero anotó que “las empresas pueden hacer planes de retiro voluntario”.  

A la decisión de Andina de Herramientas se unen los cierres de las multinacionales  Michelin  en junio del 2013 y  de Bayer en agosto del mismo año.

Frente a dicho fenómeno, el gerente seccional de la Asociación Nacional de Empresarios, Andi, Gabriel Velasco, señaló que “nos  preocupa la decisión y no es una buena noticia para el país, ni para la región”. 

Aclaró, sin embargo, que “la salida de la empresa  obedece es a un tema estructural de costos del país en los campos laboral, tributario y energético, y no está ligada a asuntos de nuestra región, algo en que hemos venido insistiendo”.

Resaltó el dirigente que “es la segunda empresa que decide irse a México y nos debe hacer reflexionar sobre el peso que están teniendo los altos costos de producción sobre las empresas y nuestra competitividad y  lo que ofrece México, lo cual nos está afectando”.

En igual sentido se pronunció Esteban Piedrahíta, presidente de la Cámara de Comercio de Cali,  quien  comentó que “es lamentable el cierre de la planta de Apex Tool Group Colombia. Los altos costos del país están disuadiendo la inversión y expulsando producción a países como México”.

Hace poco, la directora de Invest Pacific, María Eugenia Lloreda, opinó esto es “debido a las monstruosas fortalezas de economía de escala (en México) y sus menores costos de producción, logísticos y laborales”.

Entretanto,  la directora del Comité Intergremial y Empresarial del Valle del Cauca (Ciev), Christine Riani, señaló que “esta situación se ha venido presentado desde hace años, pero obedece a una serie de factores y de decisiones del Gobierno Nacional, como los altos costos de impuestos, energía, gas, normatividad laboral, lo cual es muy complicado para los empresarios”.

Algunos analistas explican que la relocalización de empresas en un mundo globalizado es normal, lo que preocupa es que se vayan a otros países, dejando aquí solo sus operaciones comerciales o de distribución.

El reciente caso de Mondelez (antes Cadbury Adams) es un ejemplo de ese nuevo enfoque de negocios, ya que la compañía se fue a México, pero dejó en Cali una oficina comercial o de representación.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad