"Ventas del comercio crecerán 3 %”: Presidente de Fenalco, Guillermo Botero

"Ventas del comercio crecerán 3 %”: Presidente de Fenalco, Guillermo Botero

Diciembre 01, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.

Presidente de Fenalco, Guillermo Botero.

El presidente de Fenalco vaticina un buen diciembre, aunque afirma que el 2013 fue un año muy regular. Calzado y tecnología han dominado las ventas del sector.

l comercio colombiano tiene fijadas sus esperanzas en que la temporada decembrina que arranca esta semana, será positiva, tras enfrentar un año de fuertes altibajos.El panorama así lo describe el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, Guillermo Botero Nieto, tras señalar que excepto los renglones de calzado y de computadores, los demás renglones no han tenido un comportamiento positivo, debido a la crisis de producción que enfrenta la industria nacional. El dirigente no cree que el precio de la gasolina vaya a bajar $1000 por galón, y señala que esas promesas son un asunto meramente político entre el Congreso y el Gobierno. ¿Cuál es la proyección del comercio en materia de ventas para el mes de diciembre?Diría que es un panorama optimista, ya que no hay razones para mayores preocupaciones. Por ejemplo, las carreteras están bien ya que el verano ha ayudado, de allí que la movilización entre las industrias y los puntos de distribución no presentan problemas. También las importaciones no registran inconveniente alguno. Por eso en abastecimiento el comercio está preparado para atender toda la temporada de diciembre.¿En cuánto cree Fenalco que crecerán esas ventas al cierre del 2013?Es complejo calcular ese comportamiento, pero estimo que su crecimiento será del 3 % o cerca del 4 %, aunque esta última cifra (4 %) no deja de ser un poco aventurada. Pero lo más seguro es que sea el 3 % en las ventas al detal. ¿En el fin de año y la Navidad, dónde estará enfocado ese consumo de los colombianos, teniendo en cuentas las nuevas tendencias?En primer lugar la juguetería es un ramo que sigue presentando mucha demanda, ya que la Navidad es una fiesta eminentemente infantil. Luego están las ventas de joyería, que son también importantes, y vienen posteriormente los productos y artículos de tecnología y el vestuario. Y de forma adicional los licores y determinados productos alimenticios marcados como son pavos, perniles y otros similares. Es la característica de consumo de las familias colombianas, cosa que no ha cambiado mucho en los últimos años. Por eso hay sectores del comercio que esperan todo un año para organizar sus ventas en esos segmentos. A propósito, durante el año, ¿cómo ha sido el comportamiento de esos renglones del consumo?Ha sido precario, ya que no ha habido un crecimiento importante. Distinto a los computadores y al calzado, no hay otros sectores que hayan tenido un buen comportamiento este año. Las ventas de alimentos han presentado un incremento del orden del 3 %, una cifra positiva, porque veníamos del 1,5%. Por su parte, las ventas de portátiles y computadores han crecido 20% y las de calzado y artículos de cuero y marroquinería el 8%. ¿Qué explica esa precariedad en las ventas de la que usted habla? Los jefes cabeza de hogar están tomando todas las medidas de precaución en este momento y les da miedo endeudarse, y obviamente, eso es lo que frena el consumo.¿Entonces, por qué el auge del dinero plástico, ya que a la fecha están circulando 11 millones de tarjetas de crédito en Colombia?La gran mayoría de las ventas del comercio son actualmente en efectivo. Las tarjetas de crédito no representan más del 40 % de las ventas en el sector. Aún así el panorama para el comercio colombiano es positivo. ¿Cómo analiza Fenalco el anuncio de una nueva fórmula para fijar los futuros precios de la gasolina, y cuyo trámite está enredado en el Senado de la República?En eso vamos a hacer muy claros. Esto obedece a un evento meramente político, ya que se asustaron con los paros camioneros y el agro, y simplemente lo que quieren es evitar cualquier conflicto con una ligera reducción en el precio, cambian la fórmula y nada más. Pero eso responde es a un asunto de corte político. Esa es la verdad. ¿Entonces no cree en la anunciada rebaja de $1000 por galón?Eso está enmarcado en unos compromisos de tipo político que se firmaron en su momento de cara a los paros agrarios, y hasta donde el sector transportador amenazó con suspender actividades. Por eso, insisto en que ese tipo de anuncios no obedecen a otros factores como el modificar la fórmula de precios. Esa no es la realidad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad