“Urge otro gran hallazgo petrolero”: Asociación Colombiana de Petróleo

“Urge otro gran hallazgo petrolero”: Asociación Colombiana de Petróleo

Septiembre 08, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra | Reportero de El País
“Urge otro gran hallazgo petrolero”: Asociación Colombiana de Petróleo

Alejandro Martínez, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo.

Alejandro Martínez, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, dice que el reto al 2020 es mantener la producción de un millón de barriles-día.

Aunque el 'boom' petrolero en Colombia es una realidad en los últimos diez años, el país no ha logrado un gran hallazgo como los de Cusiana, Cupiagua o Caño Limón, para garantizar su autosuficiencia en la próxima década. Según el presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, Alejandro Martínez, el reto de las 90 compañías que buscan crudo en el territorio nacional, no es solo el de mantener la producción diaria por encima del millón de barriles, sino el de descubrir un mega-yacimiento para que no haya que importar crudo antes del año 2020. De hecho, las reservas de hidrocarburos están hoy en 2.259 millones de barriles, suficientes solo para siete años.Asimismo, la esperanza es la explotación de los llamados yacimientos no convencionales que se hace mediante la perforación de rocas con ramales que crean una porosidad artificial al inyectarle agua y arena a presión junto a compuestos químicos, lo cual favorece la extracción de crudo y gas. Esa tecnología se está imponiendo en Estados Unidos y Canadá y últimamente en Argentina con el hallazgo del gigantesco pozo denominado ‘vaca muerta’ operado por la petrolera YPF. Mucho se habla de que Colombia está viviendo hoy la mejor coyuntura petrolera de la historia. ¿Entonces, por qué no se presentado otro gran hallazgo en los últimos 20 años?En los últimos ocho años ha habido un incremento importante de los niveles de producción en el país. Pasamos de 550.000 barriles por día a un millón de barriles diarios en el 2012. Y en este año se han mantenido promedios por encima del millón de barriles. Todo obedece a inversiones cuantiosas y tecnología de punta aplicada a descubrimientos existentes de vieja data. Solo un 10 % del incremento de las reservas petroleras se ha dado con base en nuevos yacimientos. Para mantener ese millón de barriles y más, el país debe mantener su dinámica en inversiones en los campos antiguos, pero haciendo énfasis en más hallazgos o reservorios.¿Dónde están esas nuevas perspectivas petroleras?Hay buenas perspectivas en los Llanos Orientales, en el pie de monte llanero y en el Magdalena Medio con hidrocarburos convencionales. También existen expectativas interesantes en la búsqueda de crudo y gas natural mar adentro en el Caribe, pero aún estamos en una etapa muy incipiente en ese renglón. Otra alternativa —que podría ser el futuro petrolero de Colombia— son los yacimientos no convencionales, que en el mundo han generado una revolución energética, sobre todo en Estados Unidos y Canadá. Algo similar está ocurriendo en Argentina con el hallazgo del campo de vaca muerta. ¿Por qué no hacemos lo mismo?En Colombia podríamos multiplicar por seis el nivel de reservas (hoy de 2.259 millones de barriles) con ese tipo de yacimientos no convencionales. Eso implica traer una gran cantidad de inversión con unos retos tecnológicos importantes. Por eso es fundamental que se mantengan estables las reglas de juego. La política petrolera colombiana ha dado competitividad para atraer inversiones, y hay que mantenerla. ¿Qué tan real es que las reservas petroleras colombianas se agotarán en siete años y podríamos perder la autosuficiencia por la falta de campos tipo Caño Limón, Cupiagua o Cusiana?Efectivamente, se prevé que hasta el año 2020 Colombia mantenga su autosuficiencia petrolera, en otras palabras que no tenga que importar hidrocarburos para abastecer el consumo doméstico. La meta que tenemos es extender eso al menos a diez años, pero no solo autoabastecimiento sino excedentes para la exportación. Cabe tener en cuenta que hoy lo que Ecopetrol paga en impuestos, regalías y dividendos equivale al 24 % de los ingresos corrientes del Gobierno Central. Es un dinero muy importante, dado que el 51% de las exportaciones nacionales van por cuenta del petróleo, por lo que mantener ese millón de barriles diarios es clave para la Nación. ¿En qué va precisamente la actividad exploratoria antes de que se agoten los campos actuales?Sin duda hay que lograr nuevos y grandes descubrimientos. Eso implica una actividad exploratoria vigorosa. Hace ocho años se exploraban unos 15 pozos al año y en el 2013 vamos a llegar a 120 pozos perforados. Esa actividad ha sido fuerte, pues la meta es lograr ese descubrimiento que todo el país está esperando. Es la mejor oportunidad que tiene Colombia para acelerar su desarrollo social y económico. Por eso insisto en que es importante conservar las reglas de juego, sobre todo en materia tributaria para las compañías que están realizando ese trabajo. Esa política es competitiva a escala internacional porque la renta que se genere por cuenta de los nuevos hallazgos el 70 % será para el Estado y el 30 % para las compañías privadas. Los viejos campos están pagando hoy el 84 % de tributos a la Nación. ¿Es factible llegar al millón y medio de barriles antes de tres o cuatro años?Con gas natural estamos hablando actualmente de 1,3 millones de barriles diarios. Esperaríamos que durante esta década se conserve el nivel por encima del millón de barriles-día, pero eso implica que haya nuevos descubrimientos. De hecho, hoy en Colombia operan unas 90 compañías extranjeras y nacionales en pos de alcanzar esa meta, aunque infortunadamente los últimos hallazgos petroleros han sido pequeños.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad