Universidades públicas quieren una tajada de la Reforma Tributaria

Diciembre 11, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Universidades públicas quieren una tajada de la Reforma Tributaria

El congresista David Alejandro Barguil es uno de los que propone dejarles a las universidades públicas un punto de los cuatro que se destinan a las cajas de compensación familiar en la Reforma Tributaria.

Los rectores de las universidades públicas en Colombia buscan que con la Reforma Tributaria se aseguren recursos para la educación superior de forma constante.

Después del fallido intento de reforma a la educación superior, los rectores de las universidades públicas están buscando nivelar sus ingresos por medio de la reforma tributaria. Una de las propuestas es sacarle una tajada a los recursos que se destinan a las cajas de compensación familiar. De los 240 mil millones de pesos adicionales que las universidades públicas le pidieron al Gobierno para garantizar su funcionamiento, solo recibirán 100 mil millones de pesos. Con la reforma tributaria, los rectores no solo quieren que se les asignen los 140 mil millones restantes, sino que se aseguren recursos para la educación superior de forma constante. Por eso, le piden al Gobierno que acoja la propuesta de los representantes a la Cámara Alejandro Chacón, David Alejandro Barguil y Carlos Amaya, quienes aseguran que se pueden destinar a las universidades públicas uno de los cuatro puntos de las nóminas que se van para el financiamiento de las Cajas de Compensación Familiar. El representante a la Cámara por Córdoba, David Alejandro Barguil, sostiene que con este cambio las universidades públicas recibirán cerca de 900 mil millones de pesos que servirán para aumentar cobertura, mejorar la infraestructura y crear nuevas universidades en lugares donde no hay. Esos 900 mil millones se le restarían a las Cajas de Compensación Familiar, que hoy cuentan con un presupuesto anual de 3,4 billones de pesos. Según el congresista las Cajas tienen que empezar a ser autosostenibles, y aseguró que para nivelar sus recursos estas entidades no podrán reducir los subsidios familiares ni de vivienda. Uno de los más optimistas con la propuesta es el rector de la Universidad Tecnológica de Pereira y director del Sistema Universitario Estatal, Luis Enrique Arango. “La educación superior lleva años implorando que le den más recursos. Queremos que nos involucren en esa redistribución de cargas y beneficios. Dentro de ese planteamiento queremos un punto de lo que les dan a las cajas de compensación”. Más peticiones Una de las medidas más polémicas de la reforma tributaria es la que les quita la responsabilidad a las empresas privadas del pago de los aportes parafiscales que sirven para el financiamiento del Sena y el ICBF. De estas excepciones no fueron libradas las universidades públicas, que no aportan para el Sena pero si para el Bienestar Familiar. Lo que piden los rectores de estas instituciones es que también los exoneren de ese pago. De igual forma, le solicitan al Gobierno que se hagan extensivo a las universidades estatales la actualización de presupuestos de manera anual con la fórmula IPC +2, como se pretende hacer con el Sena y el Icbf. Un punto que no les gustó a los rectores y docentes universitarios es que la reforma elimina un beneficio que tenían desde 1989, año en el cual se estableció que los ingresos de los docentes tributan solo sobre el 50 por ciento. Según Arango, la medida se estableció para retener el talento humano que se estaba perdiendo por los bajos salarios, y tal y como quedó la reforma se quita esa ventaja. “Estamos pidiendo que no nos hagan daño, que mantengan ese beneficio”, concluyó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad