Tras sequía, el presidente de la SAC dice que importar alimentos no es necesario

Tras sequía, el presidente de la SAC dice que importar alimentos no es necesario

Agosto 04, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra, reportero de El País
Tras sequía, el presidente de la SAC dice que importar alimentos no es necesario

Presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, Rafael Mejía.

El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, pidió al Gobierno adoptar medidas no coyunturales sino de fondo para enfrentar la llegada del Fenómeno El Niño a Colombia.

Colombia produce anualmente 30 millones de toneladas de alimentos, pero importa diez millones de toneladas para atender el creciente consumo de su población. En la actual sequía, que afecta en gran mayoría a la Costa Atlántica, muchos sectores afirman que es necesario abrir desde ya las importaciones para evitar que haya escasez y especulación con los precios, especialmente de arroz, maíz y algunas frutas.El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, Rafael Mejía, afirma que esas importaciones por ahora no son necesarias, ya que el abastecimiento es todavía normal, aunque con algunos sobresaltos por el efecto en algunas cosechas.La sequía viene afectando cosechas, lo cual se ha reflejado en un alza de precios. ¿Cuál es la verdad en materia de abastecimiento, hoy?El abastecimiento de alimentos a escala nacional hasta ahora es normal. Hay que entender que existen algunas zonas que se afectan. Por fortuna, hasta el momento el fenómeno de El Niño no ha ingresado, y lo que se viene presentando es un fuerte verano en la Costa Caribe y en el altiplano cundiboyacense. La falta de lluvias seguramente irá hasta Octubre, y empatará aparentemente con la llegada de El Niño que se prolongará hasta marzo del 2015.¿De qué tamaño es hoy la producción de alimentos, pese al fuerte verano?En Colombia se producen 30 millones de toneladas de alimentos al año, y se exportan cuatro millones de toneladas, a la vez que se importan diez millones de toneladas. Ese consumo anual es de unas 36 millones de toneladas. Lo que hace el verano es reducir el crecimiento de los cultivos permanentes, como en la Costa, donde se pueden perder cosechas de arroz y maíz, al igual que de pastos. Eso, lógicamente afecta el volumen de carga que llega a los mercados de consumo, a tiempo que se disminuye la producción de leche. Pero en términos generales no hay un alza desmesurada en precios, sino algunos incrementos en mercados locales. ¿Qué explica entonces que, como en el caso de Cali, la papa haya subido hasta un 50 %?Hay que entender que los diferentes productos tienen ciclos. Por ejemplo, la papa que en enero, febrero y marzo presenta una oferta media, mientras en abril, mayo y junio tiene una baja oferta, o sea, que el precio sube. En el segundo semestre normalmente salen las cosechas y los precios se regulan. En el caso del arroz, en el segundo semestre la oferta es menor por el efecto de las cosechas. ¿Qué tanto El Niño podría desplomar la oferta alimentaria este año?Hasta el momento el comportamiento es positivo en la oferta de alimentos, es decir, bajo parámetros normales. Es decir, cuando usted escoge un área de producción de cinco millones de hectáreas y se afectan 200.000, 400.000 u 800.000 eso lo que significa es una disminución del área, por lo que la calidad también se afecta. Aquí lo que preocupa es cómo van a vivir esos cultivadores en sus parcelas que tienen 12 o 14 hectáreas de arroz y cómo van a pagar los créditos que adeudan. Y mientras ello sucede la incertidumbre es cuándo y cómo van a volver a producir.¿Es necesario desde ya una importación mayor de alimentos?En forma masiva, como se quiere especular, no. Le doy un ejemplo: En los años 2011 y 2012, hubo unas afectaciones tremendas, ya que de cinco millones de hectáreas se afectaron alrededor de 400.000 hectáreas. Es decir, apenas el 8 %. Cuando se habla de importaciones masivas no creo que haya lugar a eso en las perspectivas actuales. El Gobierno está tomando medidas de coyuntura, pero no de fondo como las que viene solicitando la SAC, ya que aún está faltando una política agraria. Por ejemplo, hay que estudiar la problemática del agua, los reservorios comunales y la creación de más distritos de riego. En eso estamos demorados, a pesar de que es una de las necesidades más apremiantes de los agricultores. ¿Por qué el Gobierno se ha demorado adoptar esas medidas de fondo a pesar de las amenazas climáticas?Insisto en que se están tomando solo unas medidas de coyuntura, y por lo tanto debemos aprovechar para darle un manejo al agua, ya que cuando llueve siempre nos inundamos en las temporadas de invierno. Lo que debe hacerse es promover reservorios a gran escala para guardar toda esa agua que puede servirnos para las épocas de sequía. Eso nos permite tener un flujo normal de alimentos cuando hay duros cambios climáticos.Efectos ¿Qué tipo de alimentos cree que están en mayor riesgo, y que podrían escasear de prolongarse la actual sequía? Generalmente son los perecederos, tales como hortalizas, frutas y verduras, al igual que la papa, la yuca y el plátano. Todo esto se afecta rápidamente, al igual que las pasturas, por lo que el ganado de carne y leche no tiene suficiente alimentación como tampoco forrajes. En leche cae la producción y su recuperación por lo general es demorada. En el caso del ganado flaco hay que venderlo a unos precios por debajo de los costos de producción.¿Ese riesgo climático es hoy, medio o alto? De acuerdo con el Ideam, y así lo pronosticó desde principios del año, El Niño aún no ha llegado. En la Costa Caribe hubo un duro verano en el primer semestre, y se prevén unos efectos adicionales a partir de octubre.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad