Todo listo para la venta de Isagen tras decisión de Consejo de Estado

Mayo 23, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa y la República
Todo listo para la venta de Isagen tras decisión de Consejo de Estado

El 29 de julio del 2013, el Gobierno Nacional anunció la venta de su participación en Isagen, la cual asciende al 57,66 por ciento de la compañía y tiene un valor aproximado de 4,5 billones de pesos.

La respuesta del Consejo solo resolvió las medidas cautelares que suspendieron la venta de Isagen pero aún sigue pendiente un recurso de nulidad que se encuentra en trámite.

La luz verde que el Consejo de Estado dio a la venta de Isagen fue un respiro para el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas. El jefe de la Cartera no solo podrá subastar 57,61% de las acciones de la energética, sino que garantizará los recursos necesarios para ejecutar las concesiones de Cuarta Generación. Todo esto podrá ser antes de que llegue un nuevo Gobierno. La decisión del alto tribunal respondió a los recursos de suplica que interpusieron la Cartera y el Ministerio de Minas y Energía, luego de que la venta se suspendiera el pasado 28 de marzo. “Yo creo que el tiempo es apretado, pero suficiente para que el Ministro logre la venta. No será antes de las elecciones, pero sí antes del 7 de agosto”, señaló José Miguel De la Calle, exsuperintendente de Industria y Comercio. La Sala justificó que en “las pruebas aportadas por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, existen los estudios de valoración de las acciones de Isagen y se explican las variables y métodos a partir de los cuales se realizó dicha valoración”, para no mantener la suspensión. Sin embargo, es importante recordar que la respuesta del Consejo solo resolvió las medidas cautelares que suspendieron la venta; es decir que aún sigue el caso de fondo: un recurso de nulidad que Enrique Daza, director del Centro de Estudios del Trabajo (Cedetrabajo), presentó el pasado 17 de octubre de 2013. Pero ese sería solo uno de los casos que ha enfrentado Cárdenas y que han retrasado la puja prevista para hace dos semanas. Al funcionario le ha tocado defender a capa y espada la venta de la energética, desde el 29 de julio de 2013, cuando la anunció. Estas demoras han generado incertidumbre en el cronograma, por lo que “es difícil que la venta se haga antes del cambio de Gobierno, ya que el calendario es ajustado, pero no imposible. Hay que retomar el cronograma que se había utilizado antes de la decisión del Consejo de Estado”, señaló Milton Montoya, director de investigaciones del Departamento Mineroenergético de la Universidad Externado. Uno de los casos más representativos fue la demanda que presentó el expresidente Álvaro Uribe Vélez, ante el Tribunal Superior de Cundinamarca. La medida no fue aceptada, pero estuvo a punto de detener la subasta. En total, más de cinco procesos han intentado parar la venta de la electrificadora, pero el Gobierno sigue en firme. Y si se mantiene como va, Cárdenas podrá subastar las acciones y obtener los $5 billones que proyecta para financiar las obras viales. Este paso se hace más necesario cuando el Gobierno ya comenzó a adjudicar los tramos. El consorcio conformado por el Grupo Odinsa y Construcciones El Cóndor, se quedó ayer con la licitación de Pacífico 2, una línea que estaría lista antes de 2020. El presidente Juan Manuel Santos no demoró en celebrar el jueves los dos anuncios en su cuenta de Twitter: “Luz verde para venta de Isagen y se adjudicó primera concesión de carreteras 4G. Esto es un verdadera revolución en infraestructura”. Pero aún persisten los interrogantes sobre cuán rentable es vender un activo tan valioso para el Estado. “Es una operación claramente negativa para el interés nacional. Se cambia un activo de alta rentabilidad por una inversión en carreteras que es muy incierta, así se vio en la última licitación, solo se presentó una persona”, dijo Eduardo Sarmiento, director del Centro de Estudios Económicos de la Escuela Colombiana de Ingeniería. EEB seguirá en la lucha A la Empresa de Energía de Bogotá (EEB) no le fue tan bien como lo espera. La compañía había sido condicionada por la SIC para participar en la subasta: debía desinvertir en sus activos en el mercado energético y eliminar varios de los derechos políticos que tiene en Codensa y Emgesa. Los directivos decidieron interponer un recurso de reposición el pasado 21 de febrero para no cumplir con “unas obligaciones exorbitantes y sin precedentes”, como lo consideró la compañía en su momento. Sin embargo, la SIC respondió ayer al recurso y mantuvo sus condiciones, como una medida para proteger los precios del mercado. “Mediante Resolución 32184 del 19 de mayo de 2014, el Superintendente de Industria y Comercio Ad Hoc, Luis Guillermo Vélez Cabrera, resolvió el recurso (...) y ratificó su decisión de autorizar con condiciones la eventual integración empresarial entre la EEB e Isagen”, dijo la autoridad en un comunicado. Esta determinación busca evitar que haya un “efecto anticompetitivo” y que un solo jugador del mercado determine los precios de la energía. La EEB ha sido clara en que no está interesada en dejar los activos que tiene en las dos energéticas, por lo que buscará medidas para poder competir por Isagen. Las opciones son reducidas, porque la SIC señaló que contra la decisión del Superintendente Vélez, “no procede recurso alguno”. Pero lo límites serían ante una medida administrativa. Para De la Calle, la EEB puede intentar demandar con un recurso de nulidad ante el Consejo de Estado”. De hecho, podría pedir medidas cautelares para que se suspendan provisionalmente las condiciones establecidas por la SIC. “Pero resolver ese caso podrá tomar hasta un año, y eso no garantiza que salga favorecida”, agregó el exsuperintendente.Es por ello que la energética deberá evaluar sus intereses y decidir si vuelve a demandar para ir a un proceso que se resolverá luego de la subasta, o si acepta los térmicos de la SIC. La decisión deberá hacerse más pronto que tarde. EPM y Fenosa, en la lista Mientras que el Gobierno retoma el cronograma de venta, Empresas Públicas de Medellín (EPM) y Gas Natural Fenosa (GNF) también están en la lista de espera. La SIC tendrá que notificarles si pueden participar en la venta y bajo qué términos hacerlo. El proceso se ha demorado, pero Montoya cree que esto no afectará el interés de los inversionistas interesados en las acciones. Todo estará en manos de que Cárdenas acelere motores y defina la subasta antes del siete de agosto.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad