Todavía está a tiempo de endeudarse para comprar casa

Todavía está a tiempo de endeudarse para comprar casa

Agosto 22, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Todavía está a tiempo de endeudarse para comprar casa

Elsa Noguera, ministra de Vivienda de Colombia.

Elsa Noguera, ministra de Vivienda, dijo que el Gobierno está entregando un subsidio para la cuota inicial de unos $20 millones y el subsidio de tasa de interés de 5 puntos.

Elsa Noguera de la Espriella lleva tres meses al frente del Ministerio de Vivienda.  “Este es un ministerio hermoso, cercano a la gente, que da alegrías porque cada que entregas una casa, transformas vidas”, dice al hacer un balance de la entidad. La funcionaria, que visitó el viernes el Valle del Cauca para entregar 200 viviendas de interés prioritario (Vipa) en el municipio de Yumbo, aseguró que pese al menor ritmo económico que vive el país, todavía es momento para que los colombianos se le midan a comprar casa y aprovechar los estímulos que mantiene el Gobierno. En entrevista con El País, hizo un llamado para que alcaldes, gobernadores y constructores tomen más la iniciativa y promuevan cualquiera de los programas que están en marcha y en los que el Gobierno Nacional invierte alrededor de  $8,8 billones.  Ministra, ¿todavía hay subsidios a la tasa para facilitar la compra de vivienda de los colombianos? Claro que sí, el Valle del Cauca  ha sido un departamento muy comprometido, cada vez que abrimos un programa Valle  toma  la delantera y desde el Gobierno necesitamos socios estratégicos; si no tenemos alcaldes, gobernadores, constructores que se vuelvan socios es difícil llevar vivienda a todos.  En esta región acabamos de entregar  200 casas Vipa (Vivienda de Interés Prioritario)  en Yumbo, pero   hay 23 proyectos postulados en 13 municipios del departamento que están colocando 10.200 unidades para ahorradores. De estas se han entregado unas 2000.   A estos proyectos pueden acceder  familias que ganen entre uno y dos salarios mínimos, se les entrega un  subsidio  para la cuota inicial de unos $20 millones y el subsidio de tasa de interés de 5 puntos. Con esto, las familias terminan pagando menos en la cuota del banco, construyendo su propio patrimonio, que lo que cancelan en arriendo. ¿Cuántos cupos hay disponibles todavía en este programa? La buena noticia es que hay bastantes oportunidades para hacerse a una vivienda. Tenemos 30.000  casas nuevas del programa de casas gratuitas en todo el país,  el cual  esta vez está orientado para los municipios de categorías 4, 5 y 6, para llegar a poblaciones más pobres. Además, hay una cantidad de proyectos que están andando y que hacen parte del programa Mi Casa Ya para Ahorradores, para lo cual hay 72.000 cupos y esta semana nos aprobaron un cupo adicional de 15.000 viviendas.  Por ejemplo, la gente del Valle puede consultar en la página web micasaya.gov.co el proyecto de su interés y solicitar el  crédito. ¿Con los recortes presupuestales para el 2017, la cartera de vivienda también salió afectada? Todos los ministerios en estos momentos están luchando por el presupuesto. Nosotros estamos muy agradecidos porque tuvimos un aumento del 18 % para 2017 y la razón es que el impulso a la vivienda no solo cumple un propósito increíble en cuanto a saldar la  brecha social para construir un país más justo, sino que dinamiza la economía porque mueve 30 industrias alrededor de la construcción, genera empleo y en época de escasez hay que poner los recursos donde más rentabilidad entreguen, tanto en lo social como en lo económico. Es decir, que no se frenan los programas de vivienda... Siguen en marcha, por ejemplo, en el programa Mi Casa Ya Cuota Inicial,  que está dirigido a familias con ingresos superiores a 2 y hasta  4 salarios mínimos, se han entregado 3000 subsidios y tenemos 100.000. Este es un programa nuevo que nació en enero y las viviendas están en construcción, y lo que se ha vendido es porque ya estaba listo, pero la mayoría está en construcción. Aquí se entrega un subsidio a la cuota inicial de $13 millones y otro subsidio a la tasa de interés de 4 puntos y son para vivienda que valga entre $48 millones  y $93 millones. Esta plata está garantizada, está en una  fiducia.   A las familias que sueñan con tener su casa, quiero decirles que  es el momento de comprar vivienda, es más barato pagar una cuota de un crédito bancario que seguir viviendo en arriendo. Adicionalmente, tenemos 130.000 cupos Mi Casa Ya Tasa de Interés, que es para las familias que ganan entre 4 y 8 salarios mínimos y a estos solo se les subsidia la tasa  de interés con 4  o 5 puntos y 50.000 cupos para las viviendas que van desde $93 millones  a $230 millones, quienes  también tienen cobertura de tasa. El ritmo económico del país es menor, ¿esto ha impactado el sector de la vivienda? La construcción de vivienda  va a buen ritmo por todo lo licenciado en años anteriores. Si miramos el crecimiento del PIB  de la vivienda en el primer trimestre del año se mantiene un crecimiento de 10,9 % dentro del PIB de edificaciones,  mientras que la economía creció al 2,5 %. Asimismo, en  el primer semestre del 2016 las ventas de vivienda crecieron en 8,8 % hasta  $16,4 billones y  las ventas de las VIS  (Vivienda de Interés Social) crecieron 27 %. Esto  es significativo porque estamos construyendo lo que se licenció en años anteriores. Creo que la dinámica sigue, pero uno empieza a ver una caída en las licencias de la construcción.  ¿El dólar alto ha afectado en algo la dinámica de la vivienda en el país? La vivienda VIS  tiene unos topes establecidos y creo que al constructor  le puede golpear el incremento de los precios. Sin embargo, con la inflación que toca el precio de la vivienda —que se mide en salarios mínimos— se compensa un poco esos mayores costos. Creo que pese a que  la economía no está creciendo a la velocidad de años   anteriores y a que el ánimo de la gente puede ser menor, seguimos considerando que es el mejor momento para que las familias de menor nivel de ingreso adquieran sus viviendas. ¿Cómo ha impactado al sector  el alza en las tasas de interés?  Decir que la situación macroeconómica no está afectando la construcción de vivienda, es decir mentiras. Las tasas de interés hipotecarias han crecido en un punto, menos que en cualquier otro sector, pero como damos  un subsidio de 5 puntos, lo que sucede es que esta cobertura se reduce a 4. Pero los subsidios son tan buenos, que son superiores a la coyuntura económica y  por eso invitamos a la gente a que hagan el ejercicio, identifiquen un proyecto que les guste, vayan al banco y hagan los cálculos de una cuota y seguramente verán que es menos de lo  que pagan en arriendo. ¿Hay obstáculos al mayor desarrollo de vivienda en Valle? No. Pero queremos invitar a los constructores a que participen en las convocatorias, todas están  abiertas para que presenten proyectos. El Gobierno da los estímulos, pero son los constructores privados quienes desarrollan las inversiones y la idea es que se le midan a los proyectos gratuitos que tienen un margen menor de ganancia, pero son seguros, pues casa construida casa pagada.  También es importante que se le midan a los otros proyectos de Mi Casa Ya. El país está invirtiendo recursos gigantescos en los diferentes programas de vivienda que se estiman son de $8,8 billones. La fase de las casas gratis terminó, ¿el Gobierno ha hecho seguimiento  de cómo ha funcionado el proyecto, es decir, si las familias siguen o han hecho negocio con las viviendas? Estos no son procesos simples ni sencillos, siempre hay unas complejidades por la misma vulnerabilidad de las familias, que salen de unas condiciones complejas y las pones a vivir todas juntas. Ellas  deben adaptarse a este cambio y a veces genera unas dificultades.   Ahora estamos tratando de acompañar los procesos con equipamiento, es decir, escuelas, centros de desarrollo infantiles, unidades deportivas, porque cuando existen estas cosas hay mayores sinergias entre las familias. ¿Pero se han detectado irregularidades? Cuando se recibe una casa gratis las  familias se comprometen a estar al día en servicios públicos, tener buenos comportamientos y vivir por mínimo tres años en el sitio. Sí se han presentado problemas y lo que se busca con todo el acompañamiento es que sea la misma comunidad la que denuncie.  En algunos sitios la gente arrienda la vivienda, pero cuando se inician procesos sancionatorios  la gente retorna a su casa, por eso queremos fortalecer liderazgos comunitarios. ¿Cuándo Buenaventura podría tener agua las 24  horas?   En este momento  estamos ejecutando tres proyectos: el tanque de almacenamiento, la planta de tratamiento de aguas y las redes de conducción. Hasta tanto esto no se termine, es difícil dar fechas. Ha habido problemas, en ocasiones se  han parado las obras, se reinician, pero se está avanzando. ¿Qué ha pasado con el relleno para el Puerto?  Estamos trabajando dos   consultorías: una para dar capacidades institucionales a la gente para operar la infraestructura que se les entrega. El otro es el estudio sobre cuál será la mejor solución para el relleno sanitario, pues el actual está prácticamente  colapsado y  hay que pensar en construcción de uno nuevo y  por ahora se está financiando el estudio.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad