Tímido crecimiento en la economía de Estados Unidos

Diciembre 23, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Agencias

El crecimiento económico de Estados Unidos continuó su ligera aceleración en el tercer trimestre, hasta alcanzar un 2,6%, una tasa todavía reducida para hacer frente al abultado desempleo del país.

El crecimiento económico de Estados Unidos continuó su ligera aceleración en el tercer trimestre, hasta alcanzar un 2,6%, una tasa todavía reducida para hacer frente al abultado desempleo del país.El Departamento de Comercio, en su tercer cálculo del PIB del tercer trimestre del 2010, registró casi un punto por encima de la cifra que había proyectado para el período entre julio y septiembre, que era del 2,5%.La cifra muestra un mejor comportamiento de la economía estadounidense, con un incremento de 0,9 décimas respecto al segundo trimestre, en el que se registró una tasa anualizada de 1,7%.No obstante, sigue estando por debajo de lo registrado en el primer trimestre, cuando el PIB aumentó a un ritmo de 3,7%.El gasto de los consumidores, que en EE.UU. representa más de dos tercios de la actividad económica del país, continúa siendo uno de los motores, con un ritmo de crecimiento del 2,4%, por encima del 2,2% precedente, en lo que supone su cuarto trimestre de incremento consecutivo y el más alto desde el 2007.Sin embargo, la cifra de 2,4% es menor de la esperada por los analistas que pronosticaban un 2,8% de crecimiento del consumo.La inflación, por su parte, se mantuvo a un nivel bajo, con una tasa de crecimiento anualizada de 0,8% frente al 1% apuntado en la anterior revisión.Aunque la economía estadounidense parece salir definitivamente de la crisis, con 18 meses consecutivos en positivo, los analistas consideran el ritmo de crecimiento todavía demasiado débil.Los expertos señalan que la economía de Estados Unidos debería tener un ritmo de crecimiento del 5% durante todo un año para poder reducir el desempleo, que en la actualidad alcanza una tasa de 9,8%.Este panorama endémico de la economía parece dar la razón a la Reserva Federal de EE.UU., que el pasado 14 de diciembre reiteró la necesidad de mantener su polémico plan de estímulo de compra de deuda pública por US$600.000 millones, ya que el ritmo de crecimiento actual es insuficiente para rebajar el desempleo. La medida ha sido cuestionada por muchos analistas internacionales.La Reserva apuntó entonces que “el gasto doméstico está creciendo a un ritmo moderado, pero continúa limitado por el alto desempleo y el rígido crédito” y calificó el comportamiento de la economía de “lento y decepcionante”.La Reserva Federal no tiene mucho más margen de maniobra dentro de su política monetaria puesto que la tasa de interés de referencia en EE.UU. lleva dos años a menos del 0,25%, en un intento por relanzar la débil economía estadounidense, tras la crisis financiera entre 2007 y 2009.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad