Tasa de cambio busca su punto de equilibrio en el mercado

Tasa de cambio busca su punto de equilibrio en el mercado

Junio 09, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Tasa de cambio busca su punto de equilibrio en el mercado

La revaluación del peso no es más que pura euforia pasajera, dicen analistas. El reto de la economía colombiana es sostener el dólar en los $1900.

Exportadores e inversionistas viven un momento de calma por estos días. Las descolgadas del dólar que los ha tenido nerviosos durante los primeros meses del 2013 les ha dado un respiro en las últimas semanas: la divisa estadounidense subió de $1768 (el 1 de enero) a $1898 en este fin de semana.Esa remontada de $130 en 159 días hasta llegar ‘al dólar Cárdenas’ –el Ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas fue el único que apostó hace exactamente un año a que el dólar rondaría los $1900 en esta fecha –, ha puesto a soñar, en especial a los exportadores con que el precio siga su escalada por el resto del año. O que al menos se sostenga.Julio César Alonso, director del Centro de Investigación en Economía y Finanzas, Cienfi, de la Universidad Icesi, no ve señales de que el dólar se vaya a revaluar más, pero sí de que logre mantener el nivel actual, pero más por efectos externos que internos.“Las medidas que está tomando el Banco de la República y el Gobierno Nacional son importantes, pero lo que explica la revaluación del dólar es el ambiente internacional, como la recuperación de la economía de Estados Unidos”, sostiene el analista.Alonso se refiere a que el comportamiento de los indicadores en el país norteamericano han mejorado. “La economía de Estados Unidos está retomando dinamismo, y así la de Europa esté cayendo y todavía no haya tocado fondo, es probable que en el próximo trimestre la tasa de cambio en el país se mantenga por encima de $1880 o por debajo de los $1900”, dijo.Daniel Velandia, jefe de Investigaciones de la Sociedad Comisionista de Bolsa de Correval, es reticente a casarse con una tendencia por cuanto hay muchos actores del mercado cambiario en juego. En su opinión, el alza en la tasa “es una simple euforia en el mercado”. Su explicación es que la incertidumbre es considerable. A nivel interno, en materia de política monetaria y de crecimiento económico del país. Por ejemplo, el Ministerio de Hacienda está próximo a sacar el decreto de rentabilidad mínima para los fondos de pensiones que los induce a invertir más en el exterior. Y esa es una fuente potencial de demanda de dólares, lo que lo hace revaluar.Pero a nivel externo también se cuecen habas. Hay gran expectativa sobre cuál va a ser la política monetaria de los Estados Unidos. “El mercado está atento a cualquier tipo de pronunciamientos de la Reserva Federal”, dice.Con este escenario resulta muy complicado anticipar la tendencia en los próximos meses. “Lo que sí se puede decir –esa es nuestra expectativa– es que en el cuarto trimestre o hacia final de año, podríamos –y debíamos– ver un mercado mucho más tranquilo, respecto a los actores que en este momento les preocupa o los tiene nerviosos, y que el dólar comience a reflejar en mejor medida los fundamentales de la economía (indicadores de buen comportamiento económico)”.La voz de un empresarioFernando Echeverry, gerente de Importadora Cali, sostiene que Colombia necesita un dólar sobre $1900 para ser más competitivo. Es cierto que una tasa baja facilita la situación para los importadores. Eso explica que haya crecido la oferta de productos extranjeros y haya más diversidad en el país.Pero plantea que el problema es para el sector productivo, en especial para el que desarrolla productos o insumos o productos terminados con materias primas locales. “El Gobierno tiene que tomar medidas para que la tasa de cambio no sea tan volátil, que tenga una regla fija y establezca unos límites que la haga más tolerable para la industria nacional”, afirma.Echeverry dice que el Banco de la República debe notificar cuándo va a comprar dólares. Pero también que el Gobierno debe tomar acciones urgentes y drásticas contra el lavado de activos, el narcotráfico, el contrabando, la minería ilegal y otras fuentes ‘non sanctas’ de ingreso de dólares.Incluso, el ejecutivo advierte que también son necesarios un cierre o un control de entrada de la divisa norteamericana, así sean legales, pero sin que se convierta en obstáculo para la inversión extranjera.Echeverry da cuenta de que hay dólares legales que circulan en forma rotativa, que entran al país y vuelven a salir y retornan de nuevo y se pierde así la trazabilidad o el histórico del origen de esos dineros. Esa permisividad es la causante de que el 35 % de los dólares que circulan en Colombia procedan de paraísos fiscales, con la consecuente baja en la tasa en el mercado. Emma Osorio, directora de la carrera de Economía de la Universidad Javeriana de Cali, es más optimista. Ella ve la recuperación del dólar como el resultado de medidas económicas tomadas por el Gobierno que incrementaron la demanda de la divisa en el mercado y subieron la tasa.Por ejemplo, la implementación del Programa de Impulso a la Productividad y al Empleo, Pipe, es una de ellas. Como lo es el hecho de que a los fondos de pensiones se les vaya a permitir ahorrar en dólares. Y del lado de las restricciones, cita el hecho de que Ecopetrol ya no esté ingresando dólares al país, sino que se esté endeudando en pesos colombianos."Todo hace prever que el precio logrado a la fecha se pueda mantener y que va a estar en el orden de los $1800 o los $1890, pero que no se va a volver a caer hasta los $1700 ni va a fluctuar tanto, sino que se va a mantener cercano a los $1900”, concluye.Tasa ideal¿Cuál es la tasa de cambio ideal para que todos los actores del mercado estén satisfechos?Esa tasa no existe, porque la que es buena para los exportadores, no lo es para los importadores. Los primeros prefieren una tasa de cambio más alta y los segundos una más baja. “Lo importante es la tasa de equilibrio con la que la economía pudiese tener un crecimiento mayor y parece que es la que ronda los $1900”, expone Alonso.Justo la tasa que tiene por estos días, sino eufóricos, al menos más tranquilos a los empresarios que venden sus productos al exterior. “Pero más importante que la tasa en sí, es minimizar la volatilidad de la divisa”, agrega Alonso. Es decir, lo más útil para los exportadores sería evitar tantas oscilaciones, tanta fluctuación, tanta incertidumbre, tanto nerviosismo.Conclusión: “ya llegamos a un nivel razonable de la tasa de cambio, ahora lo importante es sostener ese nivel y reducir la volatilidad. Ya se logró ese objetivo que era subirla, ahora lo importante es mantenerla en ese punto de equilibrio”, señaló Alonso. ¿Será que se cumplirá?Más controles a dólares ilegalesUno de los dolores de cabeza del Gobierno y de las autoridades monetarias ha sido la entrada de dólares ilegales al país.Los expertos consultados coinciden en que es necesario pensar en evitar que dineros de diferente origen, pero sobre todo ilícitos, entren al país y se moneticen, es decir, se conviertan en pesos, porque eso no ayuda a mantener estable la tasa de cambio en el país.Colombia es de los países que más ha intentado controlar este fenómeno. “No hay una receta establecida, pero hay que tomar medidas no solo unilaterales sino bilaterales con varios países, entre esos con Estados Unidos. Porque hay unas transacciones que se registran aquí y no aparecen allá o viceversa”, señala Julio César Alonso, de la Icesi.El analista señala que hay que trabajar con las autoridades de otros países porque el tema ya se sale del ámbito del mercado cambiario y toca más con el orden judicial, pero cerrar esa brecha no es fácil, es muy complicado, como la minería ilegal..

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad