Suspendido transporte público entre Bogotá y La Calera por paro agrario

Abril 29, 2014 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | AP.

Un grupo de campesinos protagoniza un bloqueo en la entrada al municipio de La Calera. Gobierno y campesinos se reúnen desde la mañana de este martes en busca de un acuerdo para levantar el paro. (Foto archivo).

La vía Bogotá - La Calera se encuentra sin servicio de transporte desde la mañana de este martes, debido al segundo día de paro agrario, mientras delegados del Gobierno nacional sostienen una reunión con líderes campesinos. Las cerca de 60 personas que llevaban más de cuatro horas en la Calle 72 con Calle 13 -paradero de buses intermunicipales- esperando desplazarse hacia La Calera, lograron transportarse al municipio vecino en un bus escoltado por la Policía.El bus hace el recorrido entre La Calera y Bogotá, y viceversa, con el objetivo que aliviar la falta de buses de servicio público, que desde horas de la madrugada no operan porque al parecer seis buses fueron apedreados.Mientras tanto, la Policía hace presencia en La Calera, para evitar disturbios o bloqueos, las empresas de transporte público dicen que no se arriesgan a trabajar hoy, por la amenaza de bloqueo.Según las autoridades, se trata de cerca de 20 campesinos que, con palos y arbustos, impiden el ingreso de vehículos a la altura del peaje de La Calera.La escasez de buses se extiende también a las rutas Bogotá-Guasca y Bogotá-Guatavita, donde la opción para los usuarios es tomar los buses desde la Autopista Norte con Calle 170.Campesinos y Gobierno se reúnenCon una agenda abierta, el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde y los voceros de las dignidades agropecuarias buscarán este martes llegar a un acuerdo que conduzca a levantar el paro del agro.El líder papero César Pachón llegó al encuentro con "la expectativa de que haya voluntad del Gobierno de resolver los asuntos y no se dedique a legitimar el proceso ni los voceros", dijo. Entre los temas a discutir entre las partes se encuentran: créditos para los productores, medio ambiente, insumos, importaciones y tratados de libre comercio.El ministro Lizarralde afirmó que las puertas están abiertas para el diálogo y la concertación, pero aclaró que hasta a la fecha el Gobierno nacional viene cumpliendo lo pactado con los campesinos en el 2013.El Gobierno nacional espera que hoy se logren avances en el diálogo entre las partes.Entre tanto, el ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas ha dicho que el presupuesto del despacho de Agricultura en 2014 es de unos 2.680 millones de dólares, el triple que hace cuatro años, y que se están refinanciando las deudas de los cultivadores por lo cual considera injusta la protesta, que hasta ahora se ha desarrollado sin mayores incidentes. Los pequeños cultivadores de papa, cebolla y hortalizas de regiones del centro del país como el departamento de Boyacá, donde los manifestantes han dicho al menos 42.000 familias viven del cultivo de la papa y otras 12.000 de la cebolla, acusan al gobierno de haber incumplido pactos de septiembre que buscaban reducir los precios de los fertilizantes, solucionar las deudas de los agricultores con bancos y tiendas de suministros y controlar las importaciones desde países con los que Colombia tiene tratados de libre comercio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad