"Somos muy tolerantes con el contrabando": presidente de la Andi

Agosto 14, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Stephanie Moreno y Alfonso Ospina | Colprensa

Bruce Mac Master, presidente de la Andi.

Desde la Andi pensamos que falta más compromiso por atacar ese flagelo, dice Bruce Mac Master, presidente del gremio.

Han pasado 70 años desde aquel 11 de septiembre de 1944 en el que un grupo de empresarios antioqueños acordó crear un gremio que les permitiera interactuar con criterio unificado ante el escenario político nacional. Así nació la Asociación Nacional de Industriales, Andi.Colprensa dialogó con Bruce Mac Master, presidente del gremio desde hace ocho meses, quien dirigirá la conmemoración, en la Asamblea Nacional Ordinaria de Afiliados, entre hoy y mañana en Medellín.Mac Master habló de los ejes temáticos que tocará la Asamblea e hizo énfasis en la necesidad de liderar una lucha contra el contrabando, lo que hace a través de la campaña de sensibilización ‘El contrabando de hoy, es el narcotráfico de los 90’. La Andi llega a sus 70 años y coincide esa fecha con una discusión en el país sobre la relevancia de este tipo de agremiaciones. ¿Por qué siguen siendo relevante en la economía del país?El papel de los gremios ha venido cambiando. Hace 70 años probablemente la Andi se creó como una especie de club, de gente que quería tener una mayor capacidad de solicitar, de pedirles cosas al Estado o a la sociedad. Hoy hemos venido construyendo la mejor versión de un gremio moderno. Somos un sector que tiene responsabilidades con la sociedad, con la política pública, con lo ambiental, con la sostenibilidad; así que en la medida en que a los individuos les vaya bien, a los gremios también. ¿Cuáles serán los temas de la Asamblea este año?Serán cuatro. El primero es el papel de la industria en el pasado, presente y futuro. El segundo es la agroindustria, que es la gran oportunidad que tiene Colombia, por las tierras fértiles disponibles, por el acceso al agua, por el talento que tenemos e, incluso, por el posconflicto, pues hay mucha gente que podría trabajar en ese tema. El tercer eje es la innovación, porque creemos que Colombia está un paso atrás en ese aspecto. Por último, nuestro cuarto tema, y tal vez el más importante, es la lucha contra el contrabando; hemos venido diciendo que el ‘contrabando de hoy, es el narcotráfico de los años 90’, es el principal flagelo económico que vive nuestra sociedad, es la principal fuente de competencia desleal. En Colombia somos demasiado tolerantes frente al contrabando y tampoco tenemos las herramientas para luchar contra él. ¿Qué propone en concreto para combatir ese flagelo? El contrabando es un tema de grandes redes financieras que mueven inmensos flujos de dinero, que incluye delitos como el lavado de activos, los cuales le hacen un gran daño a la sociedad en términos fiscales y sociales, a las empresas, municipios, departamentos y por supuesto a la Nación.Estamos lanzando una campaña que incluye ideas como poner escáneres en todos los puertos; eso ya está inventado, para que en lugar de pasar maletas o personas, se pasen contenedores; así uno sabe inmediatamente qué mercancía es legal y cuál no. En su momento hablé con Juan Ricardo Ortega y ahora con Santiago Rojas (director de la Dian) sobre los beneficios que les traerían los puertos, además sobre la idea de instalar un gran centro de verificación de escaneo en Bogotá. Cada escáner vale $15.000 millones y Colombia necesita siete u ocho. Eso implicaría darles herramientas de trabajo a los entes de control encargados de los puertos o a la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF). La UIAF tiene un presupuesto de $7000 millones, que no es absolutamente nada para la entidad que le corresponde luchar contra del contrabando, de la corrupción y del lavado de dinero. ¿Las empresas del gremio han anunciado cuál sería su colaboración para desarrollar este proyecto en los puertos del país?Las compañías que son víctimas del contrabando tienen presupuestos casi que ilimitados para eso; hay una que me dijo: “Le puedo poner hasta US$200 millones al programa anticontrabando”. El dinero no es el verdadero problema. Es que el contrabando hoy es como fue el narcotráfico antes, con la diferencia de que las compañías están muy presentes, quieren participar, trabajar, porque debemos ser contundentes.¿Qué incluye esa campaña que ya lanzó en contra del contrabando?El primer componente es el de la sensibilización: que la gente entienda el verdadero efecto del contrabando y de qué tamaño de contrabando estamos hablando en Colombia. Algunas estimaciones nos dicen que vale casi US$7000 millones al año. La segunda parte es académica: hemos contratado, con Fedesarrollo, un estudio para que nos diga exactamente cuáles son los efectos económicos del contrabando y capacite personal para combatirlo. En tercera medida esperamos que la Ley Anticontrabando salga adelante, pues en la última legislatura sólo tuvo un debate. Por último, la idea es trabajar conjuntamente con la Aduana y con los entes reguladores en los puertos, para que haya un mayor control de la mercancía que entra.¿Hay una actitud complaciente de autoridades y de gobiernos regionales con el contrabando?Colombia no se ha dado cuenta en general del gran impacto que tiene el contrabando y el flagelo que significa. Si el contrabando no existiera en Colombia, muy seguramente el PIB podría aumentar entre 2,3 y 3,5 puntos. El impacto es gigantesco, eso vale más que el proceso de paz, o tiene mayor efecto económico que las reformas tributarias. Desde la Andi sí creemos que falta compromiso para luchar contra este gravísimo problema.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad