Solo el 10 % de edificios tiene seguro contra sismos

Solo el 10 % de edificios tiene seguro contra sismos

Enero 11, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa y Redacción de El País
Solo el  10 % de edificios tiene seguro contra sismos

El seguro voluntario del hogar depende del tipo y marca de muebles. El seguro del hogar tiene una tarifa anual, en promedio, del 1,5 % del valor del bien inmueble.

La cultura de proteger los inmuebles aún no despega. Mucha gente piensa que el carro es lo que vale.

Los cuatro sismos que se han percibido en varias zonas del país en el comienzo de año no solo han generado temor, también han provocado preguntas sobre la estructura de las viviendas y las pólizas de seguros que protegen las mismas, que para muchas familias es el patrimonio más valioso.El temor desaparece minutos después del temblor, pero las preguntas quedan haciendo eco en la cabeza de muchos, especialmente cuando la respuesta a la inquietud sobre los seguros de las viviendas es que nunca se ha tenido en cuenta.Y la verdad es que la póliza que protege los bienes inmuebles no se analiza con regularidad por la misma razón que los sismos no son frecuentes, pero cuando se presentan y lo hacen de manera reiterada como pasó esta semana, la inquetud vuelve a rondar la cabeza de muchos. ¿Será que es necesario adquirir un seguro para proteger de algún desastre natural la casa o el apartamento? A juicio de Fasecolda, el gremio que agrupa a los aseguradores, la respuesta es un enfático sí, por supuesto!. Pero la realidad muestra un panorama que debería causar miedo. Solo uno de cada diez edificios de apartamentos está protegido contra terremotos en el país.Según Fasecolda, para la póliza de bienes comunes contra incendios y terremotos, que es obligatoria, hay apenas 17.424 copropiedades aseguradas, es decir, el 10 % del total a escala nacional. Vale la pena precisar que ese tipo de póliza no tiene cobertura en la vivienda. Las pólizas voluntarias del hogar escasamente llegan a 5 % en todo el país. Solo los seguros hipotecarios muestran mejores cifras, ya que todos los bienes que cuenten con esa financiación están protegidos de terremotos. ¿Por qué es tan baja la adquisición de estas pólizas? Porque los colombianos no tienen cultura de protección de sus bienes inmuebles. “Solo les interesa asegurar el carro porque consideran que representa el mayor riesgo, pero la verdad es que la vivienda es más importante, pues es una inversión que demanda un esfuerzo mayor y se valoriza día tras día”, expresó Luis Edgardo Gómez, analista de seguros.En contraste, los precios de los carros tienden siempre a la baja, dada la fuerte competencia. ¿Cuestan mucho? Esa es la otra pregunta que se formulan los hogares cuando les hablan de las pólizas de seguros de vivienda, pero a juicio de técnicos de Fasecolda los precios son competitivos.Al hablar de costos, se observa que un seguro contra todo riesgo para el hogar cuenta con tarifas que van desde $1,5 por cada $1000, por lo que, para una vivienda de $100 millones, el costo sería de $150.000 por año. Si el propietario de un imueble desea proteger sus enseres lo podrá hacer y los incluirá en la póliza integral del hogar. En este caso el valor dependerá de la calidad y marca de los bienes muebles. El usuario podrá asegurar los electrodomésticos, la sala, el comedor, camas y hasta los vidrios de las ventanas.De acuerdo con Francisco Majós, presidente de la firma Swiss Re Colombia, todavía hay que mejorar. “Hemos avanzado mucho por el incremento de hipotecas, pero en las viviendas que no tienen ese crédito, consideramos que la penetración de los productos de seguro es todavía muy baja”.Igualmente, Alexander Montoya, presidente de AIG Colombia, cree que “en promedio se invierte en seguros $360.000 al año y sólo 5 % de las viviendas cuentan con un seguro de hogar, lo que demuestra que todavía no hay suficiente conocimiento sobre la importancia de asegurarse ante eventos como terremotos”.En cuanto al sector, se ve como la tendencia no es positiva. En primas emitidas en noviembre se observa una reducción de 7 % frente a 2012, al pasar de $1,15 billones a $1,07 billones. Eso sí, la siniestralidad en este periodo bajó de 43 % a 38 %.Mientras, en los nueve primeros meses de 2013 las primas ascendían a $410.105 millones, solo en seguros contra terremotos los siniestros pagados fueron $16.667 millones.Al presentar estas cifras, Jorge Humberto Botero, presidente de Fasecolda, aseguró que “se puede ver como la mayor parte de los colombianos está muy poco protegido ante estos episodios”.Esta situación tiene más relevancia al tener en cuenta que según el Banco Mundial, el 86 % de los colombianos está expuesto a una amenaza sísmica media y alta.El mejor ejemplo de las pérdidas que puede generar lo da la historia con el episodio del terremoto de Armenia. En ese evento, solo el 10 % de los daños contaba con seguro y el pago de siniestros llegó a $420.000 millones.El Banco Mundial también expone que las pérdidas entre 1970 y 2010 sumaron US7102,9 millones y estima en US$44.900 millones los costos por terremotos en los próximos 500 años.Pero esta baja protección es común en Latinoamérica. De las pérdidas por daños causados, los países solo contaban con un seguro para 1,2 % del total. Con todo,

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad