Sistema financiero de Colombia es sólido pero necesita cambios: Asobancaria

Abril 07, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Francy Elena Chagüendo Azcárate| Reportera de El País
Sistema financiero de Colombia es sólido pero necesita cambios: Asobancaria

María Mercedes Cuéllar, presidenta de la Asobancaria.

María Mercedes Cuéllar, presidenta de la Asobancaria, afirma que en el país hay 22 bancos que permiten generar competencia.

Esta semana el sistema financiero del país estuvo en la mira de la opinión pública porque el Gobierno Nacional insistentemente ha pedido a los bancos que se “pongan la camiseta” y bajen sus tasas de interés para reactivar el consumo y que esto se refleje pronto en el mejoramiento de la economía.Pero María Mercedes Cuéllar, presidenta de la Asobancaria -gremio que reúne a bancos comerciales nacionales y extranjeros y corporaciones financieras-, aseguró que las entidades ya han venido bajando las tasas con las cuales prestan recursos a la comunidad y que si esto no se da al ritmo que espera el Gobierno, es porque existe un rezago normal entre el momento en que el Banco de la República reduce su tasas intermediación, y el tiempo en que eso se refleja en las tasas de consumo.En entrevista con El País, afirmó que el sistema financiero colombiano es sólido, pero que requiere algunos cambios para llegar a más gente, entre ellos, eliminar impuestos como el 4 por 1.000 y los controles a las tasas, medidas que asegura pueden generar mayores beneficios a los consumidores.El Ministro de Hacienda casi que está suplicando a los bancos que bajen las tasas de interés con la que prestan recursos. ¿Por qué no se ha dado esto?Las tasas de interés sí han venido bajando, a excepción tal vez de las de tarjeta de crédito, lo que pasa es que las medidas no se traducen de manera inmediata. Siempre que el Banco de la República reduce la tasa de referencia se tarda un periodo en transmitirlo a las tasas del mercado, allí existe un rezago.Además cada banco tiene una política comercial propia y una estrategia para llegar al consumidor y eso toma tiempo. El mismo Banco de la República reconoce que lo que ha venido ocurriendo está dentro de los parámetros que se espera.¿Pero entonces cuándo el consumidor sentirá esa reducción, en un mes o más tiempo?Muy rápidamente van a estar en todos los tipos de crédito. Es que eso tiene una dinámica y lo que ha venido ocurriendo no es distinto a lo que ha sucedido en el pasado. Pero si ve históricamente las tasas han bajado, no al nivel que lo ha hecho el Banco de la República que en un año redujo la tasa de referencia dos puntos, pero sí sucede. Por ejemplo, la tasa de microcrédito estaba hace un tiempo en 36 %, hoy está en 30,55 %. En marzo el consumo estaba en promedio al 18 %, los créditos comerciales a 9,62 % y de vivienda a 11,95 %, seguramente en abril tienen que seguir bajando. El representante David Bargüil dijo a los medios que los bancos tienen tarifas muy similares y pareciera que hay acuerdos que frenan la competencia...Es un problema de percepción. Hoy en día hay 22 bancos en Colombia, unos prestan en unos segmentos y otros en otros. Cada entidad tiene su estrategia y entre los bancos hay una competencia muy grande. Habría que entrar a hacer un análisis más profundo para poder llegar a ese tipo de afirmaciones.La gente tiene acceso a la información sobre todos los costos de cada uno de los bancos. Cada usuario puede chequear qué banco le conviene. Hay entidades diferentes, hay unos especializados en banca corporativa, otras en personal, otros en hipotecario, etc.Si la gente investiga puede buscar y encontrar qué entidad le conviene más y por especialización mirar cuál le ofrece mejores costos.¿Por qué las tasas de interés de las tarjetas de crédito están pegadas a la tasa de usura que son las más altas?La tasa de usura la calcula la Superintendencia Financiera cada tres meses, y la fórmula tiene rezagos y cuando cambia la tendencia en la tasa de interés, es decir, sube o baja, como en este momento, eso no se refleja de inmediato porque se calcula cada tres meses y hace que se demore en filtrar esa información a la economía y a las tasas. Si se modificara esto, es decir, que la usura se calcule cada mes por ejemplo, probablemente el efecto de los cambios se vería más pronto.¿Cuál es el problema con la tarjeta de crédito? Que es un crédito muy riesgoso y tiene un costo más alto. Pero si la usura se revisa cada mes probablemente sería diferente.El sistema financiero obtuvo millonarias ganancias en 2012. La gente se pregunta ¿por qué no transmiten esto al consumidor con menores tasas?Yo no creo que uno pueda mirar los valores en términos absolutos y de ahí sacar conclusiones. Una cosa es que yo invierta $100 y al cabo de uno año me gane $100, lo que sería una utilidad del 100 %, pero si invirtió $100 y se ganó solo $1, significa que ganaste el 1 %.Una comparación que debe realizarse es cuál es el capital que tienen invertidos los bancos para poder obtener esa utilidad y compararla con otros sectores de la economía. Si hacemos eso, el sector financiero no es el más rentable de la economía, tampoco es el peor. Lo que pasa es que los otros sectores no publican información como lo hacen los bancos, cuyos resultados son públicos.¿Si se da la reducción de las tasas servirá para reactivar el consumo en el país?Ese es el propósito del Banco de la República. Hace uno año estaba con la política contraria. Empezó a subir las tasas de interés porque estaba preocupado porque el crédito estaba creciendo mucho, por ejemplo, en el caso de los préstamos de consumo se bajó de una tasa de 40 % de crecimiento a una 14 % en diciembre pasado. Ahora tiene la política contraria -reducir tasas para que vuelva a crecer el crédito- y eso se filtrará en la economía y en el transcurso de aquí al final de año se reflejará en mayor demanda del crédito por parte de la gente.¿Por qué las tasas de retorno para la gente que coloca sus recursos en el sistema, por ejemplo, en CDT, sí se reducen rápidamente?Esas tasas están por encima de las del Banco de la República y tampoco han caído en la misma proporción, pero también estas tasas responden a políticas de cada entidad, depende de qué tanto interés tienen en captar y respaldar la cartera que están otorgando. Es igual que cualquier producto donde tienes un PyG y de acuerdo con eso diseñas una estrategia, esas dinámicas tienen una tendencia que uno no las puede parar de un día para otro.¿Cómo se espera que haya mayores niveles de bancarización, cuando la gente siente que su plata no renta nada en los bancos?La importancia de estar bancarizado es que usted tiene acceso a muchos servicios que no los tendría sino está vinculado a la banca. En términos transaccionales tiene todas las posibilidades de efectuar pagos y retiros desde cualquier sitio, las 24 horas del día. Por otro lado, en la medida en que tenga relación con los bancos, se facilita la obtención de créditos. Tiene unos beneficios muy grandes que no simplemente son la remuneración del ahorro, sino una cantidad de posibilidades que otorga la banca en materia de beneficios.En Colombia la banca móvil se ha vuelto muy popular, permite hacer pagos desde territorios apartados, donde inclusive no hay presencia bancaria.¿Qué cambios plantea Asobancaria para que el sistema financiero llegue a más gente?Muchas entidades han evaluado el sistema financiero nacional y concluyen que es sólido y con la capacidad de aguantar crisis. Ahora lo que se debe buscar es profundizar mucho más.El Estado ha planteado algunas opciones, pero también hay que hacer otras cosas que facilite el acceso de las personas a los bancos, por ejemplo, eliminar el 4 por 1000 y otras distorsiones tributarias y en especial quitar los controles de tasas de interés que son inefectivos. Por ejemplo, hay algo que el país no percibe y es que la tasa del microcrédito se “liberó” hace dos años, eso llevó a que la tasa de microcrédito esté como a 20 puntos de distancia de la tasa de usura y en ese mismo periodo un millón de microempresas han tenido acceso al crédito que antes no lo tenían, lo que demuestra que no debe haber topes a la tasa de interés, por ejemplo, de usura o de créditos de vivienda, porque estos impiden la expansión de la intermediación y el cubrimiento de los mayores riesgos.Pero el microcréditos es costoso... Es más costoso, pero lo que demuestra son dos cosas, que el mercado funciona bien sin control de la tasa. La usura en el microcrédito es del 53 % y la tasa actual es del 30 % . Es más costoso no tener acceso, ese acceso vale mucho más que pagar una tasa de interés un poquito más alta, porque el microempresario sin esta opción tendría que salir a buscar el gota a gota que son intereses del 300 %.¿Este año cuál es la expectativa de crecimiento del sistema?Antes de que cambiaran las tendencias, la expectativa era de un crecimiento del 11 % en el crédito. Pero con las reducciones recientes de la tasa de interés del Emisor que han sido bastante aceleradas, el crecimiento será mayor. ¿El sistema financiero puede capotear la crisis internacional?Cualquier cosa puede pasar y no estamos exentos al riesgo. Pero todos los indicadores del sector muestran solidez y que la banca está preparada para enfrentar riesgos y crecer. Hay una evidencia grande, el sector bancario está invirtiendo grandes sumas en el exterior y en especial en centroamérica. Por otra lado, en el país se están constituyendo nuevas entidades bancarias locales y de inversión extranjera que amplían la competencia.¿Cómo está Colombia en bancarización frente a otros países?Nosotros estamos en el 70 % de personas con más de 18 años que tienen algún servicio financiero. Es difícil comparar con otros países, porque no todos tienen estadísticas comunes. En Colombia logramos por el sistema identificar muchos datos, pero en otros países se utilizan diferentes indicadores que confunden los datos finales. Pero lo que podemos decir es que no somos los más bancarizados pero tampoco estamos mal.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad