Sigue la parálisis en el campo petrolero de Pacific Rubiales

Septiembre 21, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP

La producción se normalizaría en cuatro días. Se mantiene diálogo entre la empresa y trabajadores.

La producción petrolera del campo Rubiales, ubicado en el municipio de Puerto Gaitán, Meta, estará paralizada los próximos tres o cuatro días debido a los daños a la infraestructura causados durante las protestas de trabajadores que demandan mejoras salariales y prestacionales.El vicepresidente de Asuntos Corporativos de la compañía canadiense, Pacific Rubiales Energy, propietaria del yacimiento, Federico Restrepo, dijo que un grupo de técnicos en el terreno inició las tareas de evaluación de instalaciones afectadas durante los desórdenes.“Vamos a evaluar estos daños y a tratar también de reiniciar cuanto antes la producción, porque en este momento el campo obviamente está parado y reiniciar la producción nos puede tomar de tres a cuatro días”, advirtió el ejecutivo.Al regresar paulatinamente la normalidad a la zona, luego de los disturbios del lunes, el gobierno del Meta estudia levantar el toque de queda en la región mientras se adelantan los diálogos entre representantes de la multinacional petrolera y voceros de los operarios.Sin embargo, un comando de 70 uniformados antidisturbios de la Policía continuará controlando el orden público en Puerto Gaitán al lado de las fuerzas del Ejército, según lo dispuso el presidente Juan Manuel Santos.El campo, que es operado por la compañía canadiense en sociedad con Ecopetrol, produce 225.000 barriles diarios de crudo equivalentes al 25% del total nacional. Pacific Rubiales emplea a unos 1.000 trabajadores, aunque las violentas protestas fueron protagonizadas por unos 400,Cerca de 13.000 trabajadores más están en las plantillas de las empresas contratistas de Pacific Rubiales y también en el de Quifa, del bloque que la canadiense opera en Puerto Gaitán por concesión del Estado.La Unión Sindical Obrera, explicó en un comunicado que la protesta se debió al incumplimiento de acuerdos logrados con la petrolera tras los hechos de julio pasado.Siguen los diálogosEl viceministro encargado del Interior, Aurelio Irragorri, dijo que se reunió junto a su colega de Protección Social, Mauricio Santa María, con delegados de la petrolera y de la Central Única de Trabajadores (CUT) y la Unión Sindical Obrera (USO).En la cita en Bogotá, que se extendió hasta la madrugada del miércoles, informó Irragorri,se acordó cesar las protestas y cualquier acción violenta y mantener los diálogos de manera permanente con la supervisión del Gobierno.En la medida que no se produzcan más desórdenes, agregó Irragorri, se abrirá un espacio para que obreros, la empresa y trabajadores de compañías contratistas discutan “cuáles son los aspectos de fondo en materia laboral”.Camilo Valencia, vicepresidente ejecutivo de Pacific Rubiales Energy, aseguró que el salario mínimo para la mano de obra no calificada del campo está en el mismo nivel de toda la industria petrolera en el país: un millón de pesos mensuales, más tres comidas diarias y alojamiento.Agregó que se espera una auditoría del Ministerio de Protección Social que reflejará “la realidad”, pero advirtió que “lo que tengamos que mejorar, se va a mejorar”. Los trabajadores aspiran a un salario mínimo de $2,5 millones, mejorando además la parte prestacional.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad