SIC investiga otras seis tiendas por venta de juguetes prohibidos en Colombia

Diciembre 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
SIC investiga otras seis tiendas por venta de juguetes prohibidos en Colombia

La suspensión es para prevenir riesgos a la vida, la salud, la seguridad y la integridad de los consumidores, especialmente los niños.

La Superintendencia de Industria y Comercio abrirá pliego de cargos contra las tiendas que incumplieron con la venta de los juguetes.

La Superintendencia de Industria y Comercio anunció que abrió investigación contra otros seis almacenes que estarían vendiendo juguetes prohibidos desde marzo de este año. Se trata de los almacenes Panamericana, Colsubsido, Jumbo, Alkosto, Olímpica y Ripley.Una semana después de que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) abriera pliego de cargos contra Falabella, Éxito, Pepe Ganga e Importodo por la distribución de juguetes que podrían poner en riesgo la salud de los niños, tomó la misma decisión contra los otros seis comercios con lo que casi todas las grandes marcas de retail del país quedaron bajo la lupa. El tema tiene que ver con una resolución del 20 de marzo de este año en la que se dispuso de requerimientos especiales para juguetes en su dispositivo de pilas. Los riesgos de los que advierte la entidad son asfixia por presencia de cuerpo extraño, lesiones por quemaduras y envenenamiento por toxicidad de los componentes. “Prohibir como medida definitiva la producción, distribución y comercialización de todo juguete, incluido el control remoto con el que opere, que no cuente con un sistema de seguridad que restrinja el fácil acceso al compartimiento de las pilas o baterías y de aquellos otros cuyo mecanismo de transmisión de energía no las resguarde adecuadamente por tener un tipo de ajuste que se abra con facilidad, lo cual ocurre, entre otras circunstancias, cuando no se necesita de una herramienta para ello o cuando su apertura se produce en un solo movimiento”, señala la medida de la Superintendencia.El informe advierte que los peligros para el consumidor son asfixia por presencia de cuerpo extraño, lesiones por quemaduras, ocasionada por la liberación de sustancias corrosivas en el lugar donde se aloje la batería y envenenamiento por toxicidad de sus componentes (mercurio, litio, cadmio, manganeso), los cuales pueden ser liberados de su estructura y ser absorbidos por el organismo causando daños, incluso, en órganos alejados.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad