Si el desempleo está bajando, ¿dónde están hoy los empleos en Colombia?

Si el desempleo está bajando, ¿dónde están hoy los empleos en Colombia?

Febrero 04, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Si el desempleo está bajando, ¿dónde están hoy los empleos en Colombia?

El índice de desempleo en Colombia se ubicó en 10,2% en abril.

En el sector comercial y de servicios labora hoy el 60% de la población ocupada. La industria apenas genera el 12 % de todo el empleo en el país.

El jueves pasado, el Gobierno informó que el índice de desempleo bajó en Colombia, al quedar en 10,4 % durante el 2012, cifra inferior al del 2011. Ese comportamiento permite que hoy 21,1 millones de compatriotas tengan una ocupación.Pero muchas personas se preguntan ¿dónde están todos esos puestos de trabajo?Ese panorama tiene varias facetas. Por ejemplo, con base en las nuevas tendencias del consumo, el sector servicios, es ahora el ‘rey’ del empleo en el país. Atrás quedaron las épocas en las cuales el agro y la industria eran las principales fuentes de trabajo.Por eso, según el Dane, 5,7 millones de colombianos laboran en el comercio, restaurantes y hoteles, rama que aporta el 30% de los ocupados. Si se suman los 1,66 millones que laboran en transporte y comunicaciones más 1,4 millones en actividades inmobiliarias, se tiene que el sector servicios agrupa el 60 % de toda la fuerza laboral. “Tal comportamiento refleja una tendencia mundial en lo laboral, ya que las familias colombianas tienen ahora un mejor nivel de vida, por cuenta de la tecnología, viajes y moda, lo cual ha robustecido el sector comercial”, anota Rafael España, jefe de estudios económicos de Fenalco.Similar visión tiene John James Mora, jefe del departamento de Economía de la Universidad Icesi. Señala que “la mayoría de las vacantes están orientadas hacia las ventas, pero hay un nuevo campo donde se están generando vacantes y es el de instructores de formación para el trabajo”. Existe también otra categoría de trabajadores de gran peso en el mercado laboral. Se trata de una población de 3,9 millones de personas de ambos sexos vinculadas a los llamados servicios comunitarios, sociales y personales. A esa área, considerada la tercera fuente de empleo, están adscritos aquellos que desempeñan tareas relacionadas con la defensa (policías y militares), seguridad social, instrucción educativa, empleados judiciales y administradores públicos, entre muchas otras especialidades. Otras fuentesPese a la dura competencia de los Tratados de Libre Comercio, el sector agropecuario resiste sus empleos. A diciembre del 2012, 3,8 millones de personas laboraban en oficios rurales, la pesca y la ganadería. En 2011 eran 3,9 millones. Según el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, “la locomotora del campo se está acelerando para impulsar la economía. En esa lucha vamos a continuar durante este año”. Y aunque la revaluación del peso ha golpeado a la industria manufacturera, hoy 2,7 millones de colombianos siguen ocupados por las factorías. Sin embargo, en ese sector se perdieron 103.000 puestos de trabajo el año pasado respecto al 2011.Según el presidente seccional de la Asociación Colombiana de Gestión Humana, Acrip, Juan Carlos Ramírez, “los empleos en la industria se podrán recuperar a una vez comiencen a sentirse los efectos de la reforma tributaria con los cambios en los impuestos parafiscales”. Por otra parte, el sector de la construcción —otra de las locomotoras del Gobierno— ocupa a 1,28 millones de colombianos (37.000 más que en 2011), pese a la pérdida de dinamismo edificador en ciudades como Bogotá. Cali aporta unos 71.000 puestos de trabajo en esa rama.Y paradójicamente, aunque el sector minero-petrolero arrastra las mayores inversiones extranjeras (US$9.000 millones en 2012), no es intensivo en mano de obra. De todos los ocupados, sólo 186.000 colombianos están dedicados a esa actividad. Es decir, el 0,87 % de todo el empleo nacional. Un balance poco positivo de ese sector en lo laboral.Oferta y demandaA diario miles de colombianos buscan trabajo. Algunos tienen suerte, pero otros siguen conformando la fila de los 2,39 millones de desempleados que tiene hoy el país. De acuerdo con José Alfonso Santacruz, coordinador del observatorio laboral del Sena y ex director del Servicio Público de esa entidad en Cali, los cambios en el mercado laboral han generado desequilibrios entre los perfiles requeridos y las competencias ofrecidas. De allí que las oportunidades para muchos sean limitadas.Por ello, de 66.572 personas inscritas en el servicio de empleo durante el 2012, hubo 15.723 vacantes y se colocaron 10.903. Lo anterior obedece a que en Cali existe una sobreoferta de personas que ofrecen sus servicios en oficios como vigilancia, bodegueros, pasando por mercaderistas, aseadores, secretarias, vendedores de mostrador, conductores y obreros. Por el contrario, existe un déficit de técnicos de aire acondicionado y refrigeración, técnicos de cocina, y auxiliares de call center. La falta de un segundo idioma, es asimismo, una limitante para alcanzar un empleo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad