¿Seguirá el apetito por los bonos de Estados Unidos?

Agosto 14, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Seguirá el apetito por los bonos de Estados Unidos?

Ese es el interrogante que muchos se hacen ahora que se le bajó la calificación a la deuda de los Estados Unidos. Opinan los expertos.

Horas después de que la firma Standard & Poors bajara la calificación de la deuda de largo plazo de Estados Unidos de triple A a doble A+, la demanda mundial por los Bonos del Tesoro se incrementó tres veces. Incluso, la turbulencia que luego se generó en los mercados accionarios tampoco pareció tocar los títulos del Gobierno. La bolsa de Nueva York cayó por debajo del 4%, pero los bonos siguieron intactos. Es una paradoja. Sin embargo, el gran interrogante es qué sucederá en el mediano y largo plazo. ¿Será que los bonos perderán su atractivo entre los inversionistas? Analistas colombianos exponen varias razones para tratar de solucionar la paradoja. Para empezar coinciden en decir que de la noche a la mañana no se puede cambiar la hegemonía mundial de Estados Unidos como potencia económica.Pero más allá de eso hay que mirar otros elementos. Álvaro Camaro, vicepresidente corporativo de Interbolsa, sostiene que los Bonos del Tesoro de Estados Unidos representan uno de los activos más líquidos para el mundo. Eso significa que se compran y se venden con mucha facilidad. En segundo término, su denominación es en dólares, una moneda internacional que no tiene restricciones, es decir, una persona con un dólar puede transar en cualquier parte del mundo. Hoy se estima que el 61% de las reservas internacionales están en esta moneda.“Adicionalmente, ningún teórico, académico o financista se había preparado o llegado a imaginar que los Bonos del Tesoro tuvieran problemas, por eso no existe un sustituto perfecto”, comenta el analista.Esto hace que, aunque Standard & Poors haya bajado su calificación a la deuda, los Bonos del Tesoro sigan siendo la inversión más segura el mundo y así lo han ratificado los principales acreedores de Estados Unidos como son China y Japón que manifestaron su confianza, manteniendo sus títulos y saliendo a comprar más. El ministro de Finanzas de Japón, Yoshihiko Noda, comentó a la prensa esta semana, que siguen considerando esos Bonos como un producto muy atractivo.“El dólar es la moneda única de reserva en el mundo y no hay por qué pensar en que haya deterioro en el precio de los activos e independientemente de la calificación, no hay un mercado que lo sustituya”, expresa Daniel Velandia, director de Investigaciones de Correval.Eso quiere decir, que si un inversionista quiere vender sus bonos por otro activo más seguro en el mundo no lo va a encontrar. Los títulos de Alemania y Francia son atractivos, pero no como los estadounidenses. Otra opción es el oro, que como lo llaman los mismos analistas, es un refugio interesante y su cotización sigue ganando terreno. El viernes pasado, por ejemplo, cerró en US$1.740 la onza, cuando a principios de agosto estaba en US$1.713.Pero a todos les ganan los Bonos del Tesoro, que en 80 años han sido los más seguros y nadie duda que EE.UU. tenga la capacidad para solucionar los problemas económicos. ¿Quiénes tienen los bonos? Se estima que la mayoría de los tenedores de estos títulos estadounidenses son inversionistas que no necesitan salir a vender. Hoy en día están en manos de la Reserva Federal (45%); los bancos centrales de diferentes países cuentan con otro 25%, en especial China que tiene US$1,16 billones, Japón US$912.400 millones y Reino Unido con US$346.500 millones. El resto de títulos están en manos de inversionistas regados por todo el mundo. Rodrigo Pérez, gerente regional de Ultrabursátiles, considera que países como China entrarán a mirar con lupa la inversión futura en bonos, pero no van a salir a liquidar posiciones (venderlos) porque eso sería contraproducente.“A esto se suma que la Reserva Federal no subió la tasa de intervención del mercado para apoyar al sector industrial, pero al mismo tiempo eso significó que los bonos quedaron con una tasa competitiva que es una mayor motivación para los compradores”, afirma.Los analistas internacionales coinciden en que no ven en la degradación que hizo Standard & Poors a la deuda de EE.UU. una amenaza inmediata para los Bonos del Tesoro que consideran se mantendrán de lejos como el de mayor y el más líquido título negociable del mundo.Por eso las obligaciones del Tesoro siguen siendo un gran refugio, pues consideran que los problemas de déficit de Estados Unidos tienen solución, por eso calificadoras como Moodys decidieron mantener su voto de triple A.¿Cómo comprar?Todos los países emiten títulos del tesoro como una alternativa para tener recursos y financiar obras, atender emergencias o ejecutar gasto público. En el caso de Colombia existen los TES que se negocian todos los días en el mercado.Estados Unidos cuenta con los Bonos del Tesoro que tienen vencimientos desde un mes y hasta 30 años, siendo los más apetecidos del mundo y calificados como los menos riesgosos, por eso los bancos centrales de los países alrededor del mundo compran estos títulos.Los Bonos del Tesoro son de acceso libre, es decir, cualquier persona o entidad jurídica puede adquirirlos, a través de comisionistas de bolsa, que tengan aliados en Estados Unidos. Se puede acceder a ellos directamente o a través de fondos de inversión que coloquen sus recursos en este tipo de papeles.El monto mínimo de inversión depende del operador o de la firma comisionista. En promedio se estima que se requieren US$100.000 para hacer una compra de estos títulos, sin embargo, puede ser menor, si una persona adquiere los bonos de otro inversionista que quiera venderlos en montos más pequeños.En los últimos dos meses estos papeles se han valorizado, siendo un refugio frente a la crisis de Europa y ahora ante los mismos temores que existen de una recesión en Estados Unidos.“Históricamente, cuando hay turbulencias de los mercados accionarios, se fortalecen los Bonos del Tesoro y ahora vivimos la misma situación”, afirma Francisco Chávez, de Corredores Asociados.Se estima que en el último trimestre los títulos a 10 años se han valorizado 40%, es decir, que tendrían un beneficio de 12% efectivo anual, una cifra considerada buena por los inversionistas.La paradoja, como dicen los analistas, es que a pesar de la proyección menor de crecimiento mundial y los temores de recesión en EE.UU., los Bonos se ratifican como un valor seguro y el dólar como la principal moneda de reserva mundial.Glosario¿Qué es un bono? Es un título de deuda pública emitido por una entidad pública (Gobierno) o privada (empresa). El emisor entrega el bono al público y el público, a su vez, le entrega dinero comprando el título. Luego, el emisor paga intereses a la fecha del vencimiento.¿Estos bonos son títulos impresos? No necesariamente. Al igual que las acciones los bonos son títulos desmaterializados (virtuales) que se registran en una base de datos electrónica.En Colombia existe el Depósito Central de Valores (Deceval), entidad que registra y custodia dicha información.¿Qué es un bono del tesoro? Es un título valor de deuda que emite el Tesoro Nacional de un país y que el público (personas, empresas y gobiernos) los compra como inversión que genera intereses. Son conocidos como Bonos del Tesoro (Treasury Bonds) y en Colombia son conocidos como Títulos del Tesoro (TES).¿Puede cualquier persona invertir en títulos del tesoro americano o bonos del tesoro en Colombia? Si. El primer paso es llamar a una casa de bolsa (corredor) y hablar con un asesor. Éste le informará qué se puede comprar y cuál es la inversión mínima.No se recomienda invertir sin consultoría, pues ni siquiera algunos expertos lo hacen. ¿Qué significa la calificación de un título y quién lo hace? Significa el riesgo que tiene el título.Triple A (AAA) significa, “libre de riesgo o seguro”. Cuando se baja a doble A+ (AA+ )es “fuerte”, pero con algo de riesgo, que fue lo que le ocurrió a Estados Unidos. Este grado lo otorgan las firmas calificadoras que son empresas privadas que estudian la capacidad de pago y riesgo de los emisores para responder por sus obligaciones.¿Se puede confiar en las firmas calificadoras?Sí, porque son referentes para los inverionistas. Vale la pena señalar que los mercados las utilizan como referencia, aunque no faltan documentales que las cuestionan. Incluso el mismo presidente Obama desconoció la última.Cifras2,23 por ciento es la tasa de interés a la que se colocaron los Bonos del Tesoro a 10 años, durante esta semana.61 por ciento de las reservas internacionales del mundo están en dólares.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad