Sea cauteloso al endeudarse, el crédito de consumo será más caro en 2017

Sea cauteloso al endeudarse, el crédito de consumo será más caro en 2017

Enero 05, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa
Sea cauteloso al endeudarse, el crédito de consumo será más caro en 2017

Los créditos de libre inversión y de consumo tenderán a aumentar este año. Tasa de usura para el trimestre enero-marzo será de 33,51%.

Cada año los  hogares  tienen la expectativa de tomar  créditos de consumo, sobre todo con dinero plástico. Pero en el 2017 eso será algo más difícil, ya que las tasas de interés presentan una nueva espiral alcista que podría impactar el bolsillo de las familias al menos durante el primer trimestre. Lea también: Las tarjetas de crédito, el 'dolor de cabeza' de los clientes

Un reflejo de esos mayores costos es el incremento de la llamada tasa de usura para el trimestre enero-marzo del 2017, la cual quedó en 33,51%, superior al 32,99% que rigió en el periodo octubre-diciembre del 2016.

La finalidad de la tasa de usura es fijar un nivel máximo por encima del cual ningún banco puede cobrar intereses en los créditos de consumo y comercial. Es por esto que el hecho de que suba o baje tendrá un impacto directo en los consumidores.

El director del Centro de Economía y Finanzas de la Universidad Icesi, Julio César Alonso, señala que la reciente baja de las tasas de interés por parte del Banco de la República (de 7,75% a 7,50%) tomará un tiempo en transmitirse a los préstamos, “y si a eso se le suma una desaceleración de la economía, es probable que el riesgo asociado a los créditos (morosidad) siga subiendo”.

Eso hace, anota, que “con dificultad las tasas de los bancos bajen, ya que a mayor riesgo habrá más alzas”.

En concepto de Alonso “las tasas podrían bajar luego, pero marginalmente”.

Hoy, el promedio de la tasa de interés para consumos con tarjeta de crédito es de un 30% anual, un poco inferior a la tasa de usura.

Pero cabe recordar, que entre el primer trimestre del 2016 y el mismo lapso del 2017, la tasa de usura ha subido 3,99 puntos porcentuales.

 Dinero plástico Para el mes de octubre  de 2016, el número de plásticos de crédito en circulación en Colombia llegó a 14,5 millones.  Por establecimientos  financieros, la entidad con mayor número de tarjetas es la Compañía de Financiamiento Tuya S.A (tarjetas Éxito) con 2,35 millones. Le siguen el Banco  Colpatria, con 2,32 millones; Bancolombia, 1,9 millones; y Banco Falabella, 1,4 millones de clientes.

Para el economista y analista caleño, Julio Escobar, “la última rebaja en las tasas por parte del Emisor sí aliviará los costos del crédito y del dinero en Colombia”.

 Sin embargo, admite que la incertidumbre en algunos sectores hace que las personas tomen más precauciones a la hora de endeudarse.

En otras palabras, porque los intereses todavía siguen altos en el sistema financiero.

Como una forma de estimular el consumo, el Banco de la República podría volver a reducir su tasa de referencia.

Un ejemplo de la carestía en los préstamos es que hace un año por una compra de un millón de pesos con tarjeta de crédito se  pagaba $133.000  adicionales (con tasa de 1,9% mes), pero ahora ese pago será de $149.000 a un interés del 2,21% en promedio.

 El llamado microcrédito —que generalmente toman pequeños empresarios— será también costoso, ya que la tasa de usura saltó a 53,13% efectivo anual.

De allí que la cautela sea lo más conveniente a la hora de endeudarse durante el 2017.

Consumo y morosidad A pesar de que las tasas de interés siguen altas, los colombianos  continúan endeudándose con créditos de consumo, sobre todo con dinero plástico. De acuerdo con el informe de la Superfinanciera, la cartera de consumo en octubre de 2016 registró un saldo total de $110,4 billones, $1,29 billones más que lo reportado en septiembre, lo que significó un crecimiento real anual de 5,59%. Y a medida que esa cartera crece también lo ha hecho la morosidad, ya que muchos se han ‘colgado’ en sus pagos.El reporte oficial señala que en octubre el saldo de la cartera vencida pasó de $5,43 billones a $5,67 billones. Es decir, que hubo  $24.000 millones más de personas que entraron en mora entre uno y seis meses. Natalia Granados de la firma Global Securities señaló que “a octubre del año pasado vimos un aumento en la morosidad de la cartera frente al mes anterior, y es claro que la alta inflación experimentada durante el primer semestre de 2016, motivó en parte de este deterioro de los pagos del público”.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad