Se inicia negociación para acordar salario mínimo de 2016

Se inicia negociación para acordar salario mínimo de 2016

Diciembre 07, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Debido a freno económico y alta inflación, la discusión no será fácil para acordar salario mínimo de 2016.

En medio de tensiones causadas por el preocupante aumento de la inflación, empiezan hoy las negociaciones oficiales entre el Gobierno, sindicatos y empresarios para acordar el salario mínimo que regirá en el 2016.

La discusión en el seno de la Comisión de Concertación Laboral  y Salarial no será fácil, dado que centrales obreras como la CUT han anticipado que solicitarán un alza del 10%, mientras gremios como la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, proponen el 6,5%.

La coyuntura es especialmente delicada ya que la inflación ya superó el 4%, y podría cerrar en 6%, mientras la tasa de desempleo ha vuelto a subir hacia niveles del 9%.

Otro asunto a tener en cuenta es que muchas empresas han presentado una reducción de sus ganancias debido a la desaceleración económica.

Pese a ello, el ministro del Trabajo, Luis Eduardo Garzón, afirmó que “tenemos toda la confianza en que concertaremos el salario mínimo para millones de colombianos”.

Si la negociación fracasa, el Gobierno fijaría el incremento por decreto el próximo 31 de diciembre.

Garzón, manifestó que un aumento del salario mínimo para 2016 no debe ser solamente con la inflación causada. Si el IPC del 2015 llega a 6,2 %, este podría ser el piso de la negociación con empresarios.

La reflexión que hacen los analistas consultados es que si al finalizar el año el Índice de Precios al Consumidor, IPC, se ubica en  6,3 % y se le suma un probable porcentaje de productividad, fácilmente el ajuste del salario mínimo para el 2016 podría estar cercano al 6,5%, lo que sería un alza de $41.860 y quedaría en alrededor de $685.000.

Desde ya hay prevenciones frente a ello. Por ejemplo, Andrés Pardo, director de investigaciones de la compañía financiera Corficolombiana, estima que un aumento en los costos laborales llevaría a muchas empresas a recortar sus plantas de personal o no incrementarlas.

Por su parte, Juana Téllez, directora de investigaciones del Bbva, considera que lo ideal para el empresariado, en esta ocasión, es que el alza solo tenga en cuenta la inflación y no el nivel de productividad, pero eso está por verse, ya que se prevén muchas presiones de los sindicatos.

En ese marco, al Gobierno le corresponderá mostrar que la economía este año no crecerá más del 3%, además con una inflación galopante.

Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General de Trabajadores, CGT,  señala que “la coyuntura ahora será más compleja, porque no será lo mismo negociar con una inflación del 2% o 3% y no con una del 6%, como sucederá en 2015.

El presidente de la Sociedad de Agricultores, Rafael Meía, dice que “una propuesta de alza del 10% es explosiva teniendo en cuenta la situación económica del país”.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad