¿Se acerca el fin de las tasas de interés bajas en Colombia?

Febrero 02, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co y Colprensa

Esa es la pregunta que ronda la cabeza de analistas y académicos. Las mismas, que se mantienen estables en 3% desde abril del año pasado, podrían ser reajustadas por el Emisor debido al aumento en la inflación.

Esa es la pregunta que ronda la cabeza de analistas y académicos. Las mismas, que se mantienen estables en 3% desde abril del año pasado, podrían ser reajustadas por el Emisor debido al aumento en la inflación.Algunos analistas concluyeron que las cosas están dadas para que esto suceda tal y como lo prevé el gerente del Emisor, José Darío Uribe, quien dijo que si la economía del país continúa creciendo y las expectativas inflacionarias siguen en aumento, se generarán condiciones para que los intereses muestren un incremento.“En la medida que se normalice se van dando las posibilidades de que la economía requiera menos impulso monetario y por ende ir retirando parte de ese impulso”, aseveró el gerente del Banco de la República después de la primera reunión mensual. Julio César Alonso, director del Centro de Investigación en Economía y Finanzas, Cienfi, de la Universidad Icesi, explicó que el reajuste se daría para evitar que se dispare la inflación, es decir, para que el consumo privado no haga presión sobre la producción. Al tiempo que enfatizó que esta situación no es exclusiva de Colombia.“El aumento de las tasas de interés no sólo se podría presentar en el país. Los bancos centrales de todo el mundo se verán abocados a hacer un reajuste en éstas para reactivar la economía y salir de la crisis financiera”, dijo el analista. Expectativa por incrementoLos expertos coinciden en que la fecha de cuándo se realizará el aumento en el tipo de intervención depende la evolución de la inflación en los primeros meses. Y aunque algunos pronostican que pueda ser en el segundo trimestre y no en el primero, la mayoría está de acuerdo en que el mensaje del Banco de la República sobre su postura de política monetaria es mucho más agresiva y que está dispuesto a hacer ajustes.Para el especialista Julio César Alonso, “con toda seguridad esto se dará a partir de la próxima reunión del banco. Sin embargo, la pregunta no debe ser cuándo sino cuánto es el incremento. Seguramente éste arrancará desde el 0,25% y de allí en forma progresiva. Por lo menos en los próximos seis meses van a cambiar”.Otros analistas prefirieron no dar un plazo específico, ya que están a la espera del dato de inflación que saldrá el próximo sábado. Para Daniel Velandia, director de investigaciones económicas de Correval, “si el dato de inflación de enero sorprende negativamente al mercado y las expectativas se deterioran más, el aumento se realizará en febrero. Si sorprende a la baja, el movimiento se haría en el segundo trimestre”. Asimismo, Daniel Lozano, analista de Serfinco, explicó que dicho incremento en las tasas de interés también está pendiente del dato de los efectos de la ola invernal en materia de crecimiento. “Si la actividad económica sigue siendo bastante dinámica a pesar del tema de la oleada de lluvias, uno podría pensar en un aumento para los meses de marzo o abril”, afirmó.Los escépticos Eduardo Sarmiento, director del Centro de Estudios Económicos de la Escuela Colombiana de Ingeniería, no comparte la explicación del Banco de la República, que afirma que la intervención se debe a una presión internacional y nacional fuerte por subir las tasas. “Con un alza en los precios internacionales de los alimentos va a pasar que la de Colombia sea mayor a la prevista por el Banco, lo que se reflejará en la tasa de interés de largo plazo de los TES. La manera como explican que van a contener la inflación es subiendo las tasas de interés” , dijo Sarmiento.Agregó que la teoría del Emisor es equivocada, “ya que al subir la tasa de interés le va a causar un impacto negativo al empleo y a la actividad productiva en el país. Además se reducirá el crecimiento económico. Por eso el Banco de la República no debe hacer caso a las presiones internas y externas”. Daniel Escobar, analista de Global Securities, dijo que “cuando el Emisor habla puntualmente de que las expectativas de inflación de corto plazo se han sobredimensionado, eso inmediatamente implica un llamado hacia un cambio de postura político-monetaria para anclar las expectativas de inflación”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad