Sandwich Qbano le apuesta a México y Panamá

Sandwich Qbano le apuesta a México y Panamá

Mayo 05, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Henry Delgado | Editor Activos
Sandwich Qbano le apuesta a  México y Panamá

Mario Fernando Copete, gerente de Sándwich Qbano.

La empresa caleña quiere competir de tu a tu con las grandes marcas del sector, dice su gerente Mario Fernando Copete.

Con mucho orgullo, este año la compañía se alista para celebrar 35 años de existencia en el mercado, a través de los cuales no solo se ha ganado un lugar importante en el corazón de sus clientes, sino que se ha venido fortaleciendo para enfrentar con altura la dura competencia en el ramo de las comidas rápidas. Sandwich Qbano tiene presencia en 30 ciudades del país y en Miami, en la zona de South Beach, pero ahora le apuesta a México, Panamá y a crecer más en La Florida (Estados Unidos). Solo en Cali, donde nació en el año 1979, maneja 30 de los 130 puntos de venta que en total operan en el país.Detrás de ese impulso que ha tenido la compañía hay un equipo humano comprometido, que trabaja de la mano de Mario Fernando Copete Sierra, tal vez uno de los ejecutivos más jóvenes que lidera una organización en el país. A sus escasos 32 años, gerencia la empresa y bajo su responsabilidad está todo el proceso de expansión. Llegó a ese cargo cuando tenía 27 años. Los resultados que ha logrado y su pensamiento estratégico han sido claves para alcanzar las metas propuestas. ¿Pretende que la empresa sea una de las más grandes del sector? Más que eso, lo que realmente deseo es que los clientes vengan a buscarnos porque aquí encuentran todas las opciones que buscan, por precio y por oferta de comidas. Ese es mi gran reto. ¿Qué le dicen cuando llega a una reunión y lo ven tan joven?Quieren indagar sobre mi experiencia, mi origen, lo que pienso del negocio. Pero le quiero decir que en mi equipo de trabajo hay gente desde los 27 años hasta los 70. Cada vez hay mas jóvenes en los puestos de trabajo.¿Por qué cree que llegó a ese cargo tan joven?Pienso que por dos cosas: soy un hombre de resultados y tengo un pensamiento estratégico. Siempre he aportado ideas para mejorar el negocio.¿Qué cambios ha tenido la empresa? La empresa nació en el garaje de una casa en el norte de Cali. Se llamaba El Sandwich Cubano. Esa fue la marca que conocimos hasta el 2004.En ese año se da el cambio de imagen, pero algunos años antes, en 1994, los dueños pensaron en cambiar el modelo que traían para ampliar el negocio, pero fue cuatro años después, en 1998, que se crea de manera oficial la figura de franquicias. La empresa creció de la mano de la familia, pero luego se abrió a los particulares.¿Comenzaron a prepararse para la competencia?Así es, la idea era enfrentar a los grandes del mercado que ya empezaban a tomar asiento en el país y la empresa no quería quedarse por fuera del negocio. En 1998 tenía 35 puntos de venta y en el 2004 saltó a 65.¿Cuántos puntos posee la firma hoy?Prácticamente nos duplicamos, pues hoy manejamos 130 puntos en el país.Aún así la competencia es muy fuerte, dado que hay grandes empresas detrás del negocio de las comidas rápidas...Nosotros veníamos preparándonos para lo que hoy estamos viendo. Analizamos las perspectivas y las tendencias en los cambios de hábito del consumidor. Hemos visto que la gente consume más en la calle y cocina menos en la casa. Y eso lo ha generado la competencia. Esta categoría de comidas se ha fortalecido bastante.En el caso nuestro, buscamos con nuestros productos acercarnos más a los consumidores y darles respuestas a lo que buscan. La empresa tiene presencia en Estados Unidos, pero ¿a qué le apuntan ahora?Llevamos ocho años en La Florida, en Miami, en la zona de South Beach, pero queremos ampliarnos e incursionar en México y volver a Panamá.¿Cuánto suma ese plan de expansión?No puedo hablar de inversión, pero le puedo contar que en México estamos en la fase de negociación y de preparación para ingresar al DF. Inicialmente se haría una operación mixta.Tenemos previsto abrir a finales de este año en México y en los siguientes tres años hacer la apertura de cinco puntos de venta, todos en el DF.En cuanto a Panamá, estamos pensando en regresar a ese país. Allá ya habíamos hecho presencia, pero ahora queremos volver.¿Cuál es la presencia en Colombia?Hoy estamos en 30 ciudades. Las más recientes son Valledupar, Neiva, Florencia y Cúcuta. Pero también vamos a llegar a Yopal y a Sincelejo a través de franquicias.¿Cuántos puntos son propios?Tenemos diez en todo el país.¿En materia de empleos cuántos maneja en el país?Mire, hoy generamos alrededor de 1500 empleos.Hablemos de los resultados. ¿Cómo les fue en ventas en el 2013, y qué esperan para este año?El año pasado cerramos con una cifra cercana a los $100.000 millones en ingresos y este año proyectanos un aumento de doble dígito. Esperamos crecer un 20 %, el mismo incremento que logramos en el 2013.¿Qué sorpresas pueden esperar los clientes?Sin duda alguna vendrán productos nuevos, pero no le puedo adelantar nada. En materia de restaurantes también habrá algunas sorpresas.¿Qué tan posicionada está la marca Sandwich Qbano teniendo en cuenta la gran competencia?La verdad es que con orgullo debo decir que como marca está muy bien posicionada. Estamos entre las cinco marcas de mayor recordación entre los usuarios. Si el ránquin se mide en términos de ventas, el primer lugar lo tiene McDonalds. En esa ‘pelea’ está también Hamburguesas del Corral. De allí le sigue Presto. Nosotros estamos en el quinto o sexto lugar, de acuerdo con algunas revistas.¿En relación con el consumo per cápita, cómo está el mercado?No tengo a la mano las cifras exactas, pero le puedo decir que la frecuencia de nosotros es la de que un usuario nos visita tres veces al mes. Hemos visto una transformación del consumidor. Hoy, no solo tiene más necesidad de comer fuera de casa, sino que lo hace con más confianza. Eso se da gracias a las variadas opciones que ofrece el mercado. Las grandes empresas entendieron eso y le sacan provecho. La oferta creció y el precio es cada vez más competitivo.¿Quiénes crearon El Sandwich Qbano?La historia es curiosa porque la idea del negocio fue de un cubano que vino a Cali en el 78. Un año después dos jóvenes amigos le compran el negocio. Poco a poco lo fueron agrandando. Ellos mismos cambiaron la fórmula de la salsa de ajo, le incluyeron productos colombianos y fue un éxito.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad