Salario mínimo sería reajustado por decreto tras no haber consenso

Salario mínimo sería reajustado por decreto tras no haber consenso

Diciembre 30, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Salario mínimo sería reajustado por decreto tras no haber consenso

La decisión se adoptaría al no haberse producido un acuerdo las conversaciones en la mesa de Concertación de Políticas Laborales y Salariales que se reunió durante tres ocasiones este mes.

El reajuste del salario mínimo legal para el 2016, y que  devengan 1,5 millones de colombianos sería expedido hoy o mañana por decreto, tras fracasar por segundo año consecutivo las negociaciones entre empresarios y sindicatos con la mediación del Gobierno. La decisión se adoptaría al no haberse producido un acuerdo las conversaciones en la mesa de Concertación de Políticas Laborales y Salariales que se reunió durante tres ocasiones este mes. Al cierre de esta edición aún se guardaba la esperanza de que las partes alcancen un acuerdo de última hora. Mientras los empresarios ofrecen un incremento hasta del 7%, las centrales obreras han dicho que debe ser del 8,5%, tras bajar desde un 10% su petición. La propuesta de los sindicatos representaría, en términos económicos  un aumento de $54.769 para dejar el salario mínimo en $699.120. Sin embargo, si la oferta empresarial se acepta implicaría un ajuste de $45.104 para un salario de $689.454. Lo que separa a sindicatos y gremios son $9,666. En concepto del Gobierno Nacional y el propio Banco de la República el aumento salarial no debería superar la inflación causada en el 2015 la cual rondaría el 6,5%. Hasta noviembre último ese índice acumulado era de 6,11%.  “El nuevo salario mínimo no debe ser ni tan tan (bajo) ni muy (alto)”,  reiteró el ministro del Trabajo, Luis Eduardo Garzón. Pese a las diferencias, el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, Guillermo Botero, dio que confía hasta el último momento para que el salario mínimo sea concertado y no por decreto.“siendo justos, el salario deberíamos aumentarlo de forma significativa, pero en la vida real hay que ser responsables para no precarizar el empleo por lo que el salario debe ser equilibrado”, explicó el dirigente mercantil. Algunos analistas como Mauricio Reina, investigador de Fedesarrollo, estiman que “subir el salario mínimo por encima del 7% podría poner en riesgo la estabilidad y la generación de más empleo”. Otros como Daniel Velandia, director económico de Credicorp Capital señalan que “un salario muy alto podría enviar señales de más presión al índice de precios al consumidor, lo que sería más un perjuicio que una ventaja en el poder adquisitivo de los trabajadores”. Frente a la decisión que adoptaría el Gobierno, el secretario de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, Fabio Arias dijo que “no hubo ninguna voluntad de concertación (…) se va por decreto unilateral del Gobierno, es decir, el Gobierno fracasó nuevamente en la mesa de concertación salarial y laboral”. Finalmente, Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General del Trabajo, confió en que el incremento salarial sea al menos un punto por encima de la inflación causada para que los trabajadores no pierdan el poder adquisitivo sobre todo para comprar alimentos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad