Salario mínimo debe fijarse por encima de la inflación anual

Noviembre 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Empresarios plantean que el incremento al salario mínimo de los colombianos no debe superar el 5%, mientras que los representantes de asociaciones de trabajadores aspiran a que se aumente en más del 5%.

Empresarios y representantes de asociaciones de trabajadores de Norte de Santander están de acuerdo en que el aumento del salario mínimo para el 2012 debe fijarse por encima de la inflación anual, pero difieren en el porcentaje que se tiene que ajustar.Los primeros consideraron que la cifra no debe superar el punto porcentual y que debe tasarse entre 4 y 5 por ciento, mientras que las aspiraciones de los trabajadores van más allá del 5 por ciento. Se espera que para el 2011 la inflación termine en 3,5 por ciento.Édgar Alfonso Santiago, presidente de la regional de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), expresó que antes de discutir el porcentaje del incremento, el Gobierno debe mejorar las condiciones sociales por medio de un control a los precios de la canasta familiar.“No vamos por una cifra especifica, sino por un acuerdo que regule el costo de los alimentos, la educación y los servicios públicos, para luego concertar con el Gobierno un aumento que no desvirtúe el salario”, afirmó Santiago.Según el vocero de la CUT, el poder adquisitivo de los trabajadores ha perdido, en los últimos años, un 25 por ciento de valor, mientras que el costo de la canasta familiar para una familia de tres personas ha llegado a niveles que duplican el salario mínimo.Los trabajadores de la salud, agremiados en Anthoc, afirmaron que el incremento debe estar por encima del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que a octubre de 2011 marca un acumulado de 4 por ciento.Arístides Hernández Duarte, presidente regional de Anthoc, manifestó que el aumento debe estar en consonancia con los costos de salud, pensión, educación, alimentos y transporte, porque superan el 20 por ciento.“De qué sirve aumentar un 5 por ciento, si el poder adquisitivo se ve afectado por las alzas de final y principio de año. Solo en transporte y educación, los costos pueden llegar al 30 por ciento, más allá del aumento salarial”, afirmó Hernández.Debido a lo anterior, los trabajadores de la salud proponen un aumento sustancial de 10 por ciento, que no despoje a los empleados del poco poder adquisitivo que tienen.Para los representantes de las asociaciones sindicales de trabajadores, la inflación actual no refleja el comportamiento real de los precios que paga el consumidor por los artículos básicos, lo que va en detrimento de la calidad de vida de los empleados.En lo que va corrido del año, Cúcuta registró una variación de 4,36 por ciento, crecimiento superior al acumulado del año pasado, que solo llegó a 2,42 por ciento, es decir, 1,94 puntos porcentuales más.Concertación nacionalSegún estimaciones de la Cámara de Comercio de Cúcuta, la inflación anual va estar entre 4 y 5 por ciento, por lo que propone un aumento salarial de 4,5 por ciento.José Miguel González, presidente ejecutivo de la agremiación, señaló que antes de fijar una posición, se debe discutir que tanto se debe subir para que no afecte el sostenimiento de las empresas.“Un aumento significa elevar los costos de sostenimiento de empleados, por lo que se debe revisar el tema y llegar a un acuerdo entre las partes; lo más seguro es que el aumento del salario se ajuste a la inflación”, anotó.Rodolfo Mora, presidente regional de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) , coincide en que el aumento del salario debe estar por encima de la inflación por lo menos medio punto o un punto más, para que las pequeñas empresas puedan sobrevivir.“Esperamos que el porcentaje no esté muy ceñido a la inflación, pero tampoco muy alto porque afectaría el sostenimiento de los trabajadores y llevaría a que las cifras de desempleo lleguen a niveles históricos” , dijo Mora.Agregó que se debería establecer una escala salarial acorde a los resultados de las empresas, caso Ecopetrol, para que la discusión del aumento salarial no se convierta en un tema de tire y afloje entre los gremios, las centrales obreras y el Gobierno.Meta de inflaciónLos alimentos y la educación tienen en el limbo cumplimiento de la meta de inflación de 4,0 por ciento, fijada por el Banco de la República, ya que para octubre el índice fue superado por dos puntos porcentuales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad