“Regiones deben agilizar ejecución de las regalías”: directora de Planeación Nacional

“Regiones deben agilizar ejecución de las regalías”: directora de Planeación Nacional

Diciembre 15, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra | Reportero de El País
“Regiones deben agilizar ejecución de las regalías”: directora de Planeación Nacional

Tatyana Orozco, directora de Planeación Nacional.

La directora de Planeación Nacional, Tatyana Orozco, afirma que este año se han aprobado $11,3 billones para 4900 proyectos en todo el país. Al Valle le han correspondido $200.000 millones. Contrato Plan del Valle está casi listo.

Hoy, unos mil municipios gozan de los dineros de las regalías —que son recursos obtenidos por la explotación de carbón, petróleo y otros minerales— para financiar obras de desarrollo, pero falta más agilidad en la ejecución de esos proyectos en favor de las comunidades.Según la directora de Planeación Nacional, Tatyana Orozco, en lo corrido del 2013 se han aprobado regalías por $11,3 billones para atender 4900 proyectos en los campos de la salud, la educación, vías, tecnología y el agro. “Alcaldes y gobernadores son los llamados a agilizar la ejecución de los proyectos”, dice tras señalar que hoy apenas el 39 % de los mismos está en marcha.Solo al Valle del Cauca le fueron aprobados proyectos por $200.000 millones, y le queda un saldo de $29.758 millones por ser aprobado.¿Qué tan complicado fue el tema de las regalías en el 2013, y qué volumen de recursos se aprobaron a las regiones?A la fecha se han aprobado $11,3 billones en regalías para financiar 4900 proyectos en las regiones. De esa suma, $3,4 billones han sido para 1.500 proyectos en transporte más $1,6 billones a 221 proyectos de ciencia, tecnología e innovación y adicionalmente se han girado $1,4 billones para 599 proyectos en educación; $1,1 billones a 476 programas en saneamiento básico. Asimismo, se aprobaron $779.000 millones para 368 proyectos en vivienda; $470.000 millones a 226 proyectos en salud y $406.000 millones para financiar 337 proyectos en agricultura.¿De esa gran cantidad de proyectos, cuántos se encuentran en ejecución, teniendo en cuenta que en algunas regiones ese proceso es muy lento?Actualmente el 39 % de los proyectos aprobados se encuentra en ejecución. El reto es que las regiones ejecuten esos programas de una manera más rápida, porque más del 95 % de ellos los ejecutan directamente los alcaldes y gobernadores. Son los gobernantes quienes están llamados a agilizar y reportar su ejecución antes del 31 de diciembre, pues nosotros acá en Planeación Nacional estamos mirando la forma de ayudarles para que puedan poner esos proyectos en marcha. Antes solo 500 municipios recibían regalías y hoy son alrededor de 1000, lo cual ha permitido financiar proyectos y obras en todo el país.¿Por qué el trámite de proyectos es difícil?, se afirma que muchos entes territoriales aún no entienden la metodología para obtener regalías.Gran parte del reto que tuvimos con este nuevo sistema de regalías fue acompañar a los alcaldes y gobernadores, y sobre todo a los alcaldes de los municipios más pequeños, a presentar los proyectos. No había una experiencia para formular proyectos, porque muchos municipios jamás habían contado con ese tipo de recursos. Planeación Nacional ha venido adelantando un trabajo con los municipios para prepararlos. Partimos desde la formulación teniendo como base asesores departamentales para orientar a las localidades y éstas puedan cumplir con todos los requisitos, las normas vigentes y las metodologías. En el caso del Valle del Cauca, debo decir que hoy más del 90 % de sus municipios conoce los procedimientos para lograr la aprobación de proyectos ante los Órganos Colegiados de Administración y Decisión, Ocad. A propósito del Valle, ¿en qué están las cuentas en materia de regalías giradas y aprobadas al Valle, luego de un letargo en materia de proyectos?El Departamento tiene regalías directas por un total de $229.758 millones y ya se aprobaron proyectos por $200.000 millones. Hay un saldo por aprobar de $29.758 millones. Con los recursos del Ocad departamental se financió un proyecto del municipio de Versalles en el sector transporte. Asimismo, del total de recursos aprobados el 25 % está en ejecución. Adicionalmente, con los recursos del Ocad Regional Pacífico, se han financiado tres proyectos que benefician de manera directa a Cali. Son ellos, la construcción del Coliseo de los Juegos Mundiales por $2.501 millones, de ellos $1.650 millones con regalías, lo que deja a la capital del Valle con los mejores escenarios deportivos del país. También se aprobaron recursos para la gestión predial encaminada a la construcción de la doble calzada entre Menga y el crucero de Dapa, en la antigua carretera Cali-Yumbo, un proyecto cuyo valor es de $200.000 millones. Es el primer paso para realizar este megaproyecto de impacto no solo para Cali, sino para el suroccidente del país. ¿Podría frenarse en el 2014 el giro de regalías teniendo en cuenta que es un año electoral?La ejecución de los proyectos financiados con regalías está en marcha. Lo que hemos hecho es disponer de un equipo adicional para asesorar a las entidades territoriales, porque nosotros no estamos afectados por la ley de garantías. Lo interesante es que llevamos más del 70 % de aprobación de recursos, que eran para las vigencias 2013-2014. Es decir, que vamos muy adelantados en la aprobación de proyectos.¿El llamado Contrato Plan para el Valle en qué va, o está enredado?El Contrato Plan va bien. El mismo parte de una idea que nació del G11, que es el grupo de municipios del sur del departamento que evolucionó y hoy es una estrategia para todo el Valle. Eso hizo que nosotros tuviéramos un reto adicional porque había que poner de acuerdo a todo el departamento. La Gobernación lo que hizo fue acordar con las subregiones una propuesta inicial que se presentó en julio pasado, y que lleva dos rondas de negociaciones que han permitido hacer ajustes para dimensionar los costos. Esperamos que en los próximos días se cierre la negociación para mirar cuándo podremos firmar ese contrato, de pronto inclusive antes de finalizar el año. Hay claridad, por ejemplo, en que los recursos se invertirán en vías primarias, secundarias y terciarias, y habrá dineros para modernizar el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón por $200.000 millones. ¿Son fijos esos dineros para el aeropuerto o no? la aprobación por parte del Ministerio de Hacienda está muy demorada.Se han definido unos $200.000 millones, que no incluyen, sin embargo, la financiación de una segunda pista para el terminal aéreo. Pero lo que sí está incluido es el mejoramiento y ampliación de la pista del aeropuerto de Buenaventura, más un ambicioso plan de desarrollo rural para el departamento. A pesar del panorama que usted presenta, ¿porqué se afirma que Planeación Nacional ha perdido peso dentro de las grandes decisiones económicas de la Nación en los últimos años?El Departamento de Planeación Nacional sigue teniendo el rol que siempre ha ejercido de ser el ente técnico del Gobierno donde se trabaja conjuntamente con todos los ministerios y en la ejecución del Plan de Desarrollo, la evaluación de proyectos y la formulación de políticas públicas. También tenemos a cargo el Consejo de Política Económica y Social, Conpes, que es una herramienta importante para el desarrollo de lineamientos públicos. Queremos fortalecer más nuestra presencia en las regiones, y trabajar conjuntamente con las entidades territoriales, pues el tema de las regalías nos ha acercado mucho a ellas. Buscamos seguir trabajando en ese tipo de acercamientos sobre las realidades en municipios y departamentos.¿Cuál es su percepción sobre cómo finalizará la economía durante el 2013, teniendo en cuenta los fuertes altibajos que se registraron?Confiamos en que se logrará la meta de crecimiento del 4,5 % que se fijó para el 2013. Este crecimiento se basará en la dinámica de la construcción, la agricultura, y los servicios sociales —a los que tanto les hemos invertido en este Gobierno— al igual que en los temas financieros y de transporte. Tuvimos, como se recordará, un buen segundo trimestre donde crecimos 4,2 %, superior a los pronósticos iniciales. Hay retos, sin duda, pero tengo la certeza de que el Producto Interno Bruto, PIB, crecerá el 4,5 %, pues además de las proyecciones anteriores tenemos otros factores como los indicadores de producción cafetera que han aumentado más del 50 %, al igual que el área de construcción y la cartera hipotecaria que viene creciendo al 16 %. A ello se agrega el tráfico aéreo que ha crecido 2,1 %.¿Qué escollos visualiza para el 2014 en plena época electoral cuando la dinámica económica se desacelera?Hay que mejorar todo el tema de infraestructura, pero para eso ya se tiene un plan ambicioso, mientras la idea es lograr un mayor crecimiento en la industria y sacar adelante el Pacto Agrario, y por supuesto mejorar la calidad de la educación.¿Por qué con el desarrollo económico alcanzado no ha sido suficiente para reducir el índice de pobreza a niveles como los de Chile y otros países, donde no supera el 10 %?Si se analizan las cifras del cuatrienio, nosotros nos propusimos bajar el índice de pobreza al 32 % , y estamos a punto de cumplirlo. Lo mismo está pasando con la pobreza extrema. Sin embargo, no nos vamos a conformar con esas cifras y queremos acelerar la salida de más colombianos de la pobreza con unas políticas puntuales y enfocadas sobre todo en temas de educación, atención a la primera infancia y salud. Otro avance es continuar la construcción de las 100.000 viviendas gratuitas y un impulso mayor al programa de Familias en Acción. Muchas regalías y proyectos, pero la Región Pacífica sigue abandonada...Hay varios programas que se han venido trabajando dentro de una visión conjunta de todos los departamentos del Pacífico. La región cuenta con regalías del Fondo de Desarrollo y de Compensación Regional por $1,3 billones, de los cuales el Valle del Cauca tiene $222.799 millones. Queremos convertir a esa región en un corredor dinámico y conectarlo a la Cuenca del Pacífico para aprovechar más el Puerto de Buenaventura, avanzando en competitividad, seguridad y reducción de la pobreza. A la fecha se han aprobado para el Pacífico 801 proyectos de inversión. En general, el 27 % de los recursos aprobados están en ejecución.¿Por qué Colombia sigue empeñada en vincularse a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, Ocde, el llamado Club de los Ricos, cuando aún estamos muy atrasados en educación, salud, infraestructura, agricultura y tenemos un alto índice de pobreza?El proceso de vincularnos a la Ocde va muy bien, pues Colombia ha mostrado un compromiso de avanzar y así se le ha reconocido. Entrar a la Ocde forma parte de una política internacional incluida en el Plan Nacional de Desarrollo, y que va a permitir posicionar al país mediante alianzas globales para alcanzar el desarrollo industrial, participar en las agendas mundiales de desarrollo económico y tener acceso a las mejores prácticas en políticas públicas. Eso nos permitirá, aumentar más la confianza inversionista.¿Es necesario dar ese paso?Es muy importante porque eso nos pondrá en el mismo nivel de los países que gozan de las mejores prácticas políticas y económicas. Es el club de las mejores prácticas en esos campos. La semana pasada tuve la oportunidad en París de participar en el Consejo Ministerial de la Ocde y el eje central fue mirar cuáles son los instrumentos para lograr una efectiva inversión pública. Pudimos compartir las experiencias del país y escuchar a otros ministros en cuanto al manejo eficiente de la inversión pública, y sobre todo cómo hablaban con las regiones para lograr los mayores impactos en la sociedad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad