Regalías se encuentran entre la riqueza y el despilfarro

Julio 18, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra, reportero de El País.
Regalías se encuentran entre la riqueza y el despilfarro

Regiones recibieron $26 billones provenientes de petróleo y carbón en ocho años, pero el progreso no les llega. Una reforma, ¿la solución?

En el velódromo del municipio de Arauca nunca hay ciclistas. En Tame, el Parque Ruta de Los Libertadores lo conforman unos cuantos andenes y en Aguazul, Casanare, existe una planta procesadora de yuca donde se gastaron $10.000 millones, aunque la región carece de cultivos de ese tubérculo.Un frigomatadero en Arauca y una procesadora de aves en Yopal, Casanare, también son elefantes blancos. Todos fueron proyectos financiados con regalías. Estos y otros centenares de casos, forman parte del círculo de despilfarro que ha rodeado en los últimos años la inversión de las regalías en muchos territorios del país.Sólo entre los años 2002 y 2009 el Gobierno giró regalías a los entes territoriales (municipios y departamentos) por $26 billones. Más del 60% de esos dineros fueron a parar a las arcas de Casanare, Meta, Córdoba, Huila, Cesar, Santander, Bolívar, y Tolima. Lo paradójico es que en esas regiones la pobreza de la población y la falta de infraestructura, son un asunto cotidiano.En el 2009 las regalías liquidadas por petróleo llegaron a $3,7 billones, mientras por carbón, metales y otros minerales sumaron $1,5 billones. “Es absurdo que a un departamento de sólo 450.000 habitantes llegue tanto dinero ($4,5 billones desde 1990) y eso no se refleje en progreso, pues aquí en vez de calles hay trochas, mientras la educación es de mala calidad”, afirma Javier Vergel, ex coordinador de la Comisión de Seguimiento de Regalías de Arauca.Igual opina Julio César Alonso, director del Centro de Investigaciones Económicas de la Universidad Icesi, quien señala que “a pesar de los millonarios recursos girados, hay regiones donde los indicadores sociales y económicos no han mejorado”.Un ejemplo de malos manejos a las regalías fue el que le dio el alcalde de Arauca, William Alfonso Reyes, a $16.000 millones provenientes de excedentes de liquidez. Por ello fue destituido. Parte de ese dinero se esfumó luego de que se quebrara la entidad la en la que fueron colocados: la firma Probolsa, de Cali. Este año, ante la sospecha de anomalías en proyectos de inversión, la Dirección Nacional de Regalías mantiene retenidos $358.000 millones a 237 entidades territoriales. El propio jefe de Planeación, Esteban Piedrahita, reconoce fallas en la entrega de tales dineros, al señalar que “hemos alertado sobre posibles irregularidades en contratos por alrededor de tres billones de pesos. Pueden ser errores de contabilización o puede haber corrupción”.Una reforma urgenteLas alarmas están encendidas, ya que Colombia prevé un ‘boom’ petrolero y minero que le podría significar ingresos por US$60.000 millones en los próximos cinco años.Bajo ese panorama las regalías petroleras alcanzarían los $12 billones, y el temor es que sean mal invertidas.Esa alerta llevó a que el presidente Uribe, a cinco semanas de su despedida, anunciara la presentación al Congreso de una reforma al régimen de regalías. Pero al presidente electo, Juan Manuel Santos, le tocará una dura lucha para sacarla adelante. La reforma complementa la llamada Regla Fiscal que busca imponer el ahorro de esos dineros, fijando topes para su inversión y auditorías más estrictas.Aunque son un misterio los detalles del proyecto, analistas y empresarios señalan que la nueva ley debe ser equitativa. Es decir, que las regalías se repartan con verdadera equidad en las regiones y de acuerdo al tamaño de sus poblaciones y prioridades, y no concentradas en unos pocos territorios. “Hay que cambiarle la gobernabilidad a esas regalías y esparcirlas en todo el territorio nacional y no sólo focalizarlas en ciertos sitios”, señala el próximo ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry.Esa tesis la refuerza el economista Mauricio Cabrera al afirmar que “no tiene sentido que las regalías se repartan sólo entre las zonas que producen hidrocarburos y carbón, cuando hay otras con muchas necesidades. Eso está alejado de la realidad”.Una muestra clara de esa inequidad es el caso del departamento del Meta (con 783.000 habitantes), que en el 2009 recibió $487.000 millones en regalías petroleras, mientras el Valle del Cauca (con 4 millones de habitantes), apenas logró un giro de $1.571 millones. Para blindar esos dineros de la corrupción y el clientelismo, Juan Martín Caicedo Ferrer, presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, considera que se deben destinar “a financiar los grandes proyectos viales, y no piscinas con olas, estadios y obras innecesarias”.También se ha previsto crear un fondo especial para guardar los excedentes de esos recursos y destinar el 10% a ciencia. De lo contrario, y como ha sucedido, las regalías seguirán siendo entregadas a municipios de calles polvorientas, abandono y pobreza, donde llega de todo, menos el progreso.El Valle está huérfanoEl Valle ha sido uno de los departamentos que recibe menos beneficios de las regalías. Entre 2002 y 2009 se le entregaron sólo $9.795 millones, según datos de la Dirección de Regalías. Una pírrica suma frente a departamentos como Casanare, que con sólo 325.000 habitantes, en 2010 logró un cheque de $693.000 millones, más de la mitad del actual presupuesto del Valle.“Esta región no recibe casi nada por regalías frente a los altos montos de otros departamentos, pero sí tiene que ser solidario con el recaudo de impuestos con otros departamentos. Eso es injusto e inequitativo”, dice el economista Mauricio Cabrera.El año pasado el Valle apenas percibió $1.571 millones en regalías, mientras Antioquia tuvo $97.000 millones, Nariño $10.754 millones y Chocó $19.665 millones.Los casos insólitosChiriguaná, Cesar, que tiene sólo 22.200 habitantes, ha recibido este año $25,.451 millones en regalías. El Meta obtuvo $501.000 millones en el 2009. Pero, 28 de sus 29 municipios son deficientes en el suministro de agua.En la Jagua de Ibirico, Cesar, hay unas 50 investigaciones por mal uso de regalías. Critican la construcción de una piscina y un parque.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad