Reforma a las regalías calienta la discusión

Septiembre 04, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra, reportero de El País.

El Auditor General de la Nación, Iván Darío Gómez, dice que las contralorías locales han fallado en la vigilancia de esos dineros. Por su parte, Carlos Alberto Contreras, alcalde de Barranca y presidente de la Federación de Municipios Petroleros, afirma que el proyecto es centralista y lesivo.

Desde ya muchos sectores políticos y sociales vaticinan que el proyecto de reforma constitucional al manejo y distribución de las regalías minero-petroleras que el Gobierno presentó esta semana no tendrá un tránsito fácil en el Congreso de la República.Tanto que la puja entre el equipo económico del presidente Juan Manuel Santos, los municipios que gozan de estos beneficios monetarios (que suman $4 billones al año) y las bancadas parlamentarias, está más que garantizada.El interés no sólo se enfoca hacia una distribución más equitativa de esos recursos entre las regiones del país, sino que al Gobierno le preocupa que esas regalías por cuenta del ‘boom’ petrolero se sigan utilizando mal. Se calcula que hacia el 2020 las regalías del sector minero-energético serán de $11,9 billones al año, y con tal volumen de recursos se podría sacar del abandono a muchas zonas del país.El tire y afloje ya comenzó en diferentes círculos y estamentos oficiales.Por ejemplo, mientras el Auditor General de la Nación, Iván Darío Gómez Lee, dice que el proyecto es oportuno para frenar los actos de corrupción con esos dineros, el presidente de la Federación de Municipios Petroleros, Carlos Alberto Contreras, sostiene que la iniciativa es centralista y lesionará a las regiones productoras.El País presenta los criterios de Gómez y Contreras acerca del actual uso y el futuro de esos millonarios recursos.“Manejo de recursos ha sido vergonzoso”Iván Darío Gómez Lee, auditor General de la República: los controles a las regalías han sido insuficientes por parte de Planeación y las contralorías.¿Qué concepto le merece el proyecto de reforma a las regalías?En el proyecto de reforma que se presentó al Congreso, la articulación de mecanismos de control fiscal con los controles administrativos que ejerce el Gobierno, está ausente, y eso es lamentable. Lo que está sucediendo hoy con la vigilancia de las regalías es que el Departamento de Planeación Nacional ha montado unos controles administrativos sin dientes y sin la capacidad de tomar medidas contundentes en la lucha contra la corrupción. No hay resultados en el control fiscal a las regalías. Y a nivel de las contralorías regionales hay un escenario desafortunado para atacar esas venas rotas.¿En otras palabras, las contralorías regionales no están cumpliendo su papel para evitar que se despilfarren esos dineros?La Contraloría General, en los últimos cuatro años, no permitió una debida coordinación y concurrencia en el control por parte de las contralorías territoriales. La Contraloría enarboló una tesis de control excluyente, es decir, no permitió que las contralorías regionales ejercieran ningún tipo de control a las regalías, siendo precisamente esos organismos los llamados a ejercer unas competencias mucho más contundentes y efectivas en la lucha contra la corrupción en ese rubro del Estado.Por eso el escenario en materia de regalías es preocupante como quiera que la Contraloría de la Nación dejó de auditar desde el año 2009 un billón de pesos en regalías y los resultados que se evidencian no son satisfactorios. No hubo procesos de responsabilidad fiscal y por eso debemos sumarnos al frente que promueve el Gobierno contra la corrupción.Los municipios petroleros dicen que la reforma es centralista y busca despojarlos de esos recursos. ¿Qué opina?No comparto estas apreciaciones, pues en materia de regalías hay graves evidencias e historias muy lamentables de corrupción que el país no debería repetir jamás. Lo que falta es mucho más control para evidenciar el gran despilfarro que tiene el Estado colombiano.Le escuché a un reconocido experto que con recursos de las regalías se hizo la adquisición de unas letrinas rurales en donde el metro cuadrado salió a más $3 millones, que es lo que cuesta el metro cuadrado en el estrato seis en Bogotá. Y podríamos citar así muchos más ejemplos lamentables de desviación y despilfarro de esos dineros. ¿Por qué en esos municipios la pobreza es rampante a pesar de que reciben millonarios giros?Si revisamos los indicadores de calidad de vida en los municipios que reciben regalías, esas son comunidades pobres, cuando deberían tener necesidades básicas satisfechas, y sus ciudadanos gozar de todo el confort y las comodidades posibles. No tienen acueducto ni alcantarillado, ni gozan de educación gratuita ni coberturas en salud. Por eso el manejo de las regalías es vergonzoso.Si la suspensión de giros se articula con los controles fiscales Se puede dar un traslado más ágil de los procesos a la Procuraduría y a las autoridades penales.Iván Darío Gómez LeeProfesión: abogado de la Universidad Externado de Colombia con especialización en derecho administrativo. Actualmente cursa estudios de doctorado. Es profesor de la Universidad Externado desde 1994.Trayectoria: Fue Jefe de la Oficina Jurídica de la Contraloría General de la República, Jefe de la Unidad Asesora de la Contraloría de Bogotá, Procurador Primero Delegado para Vigilancia Administrativa. Se desempeñó como Secretario de la Procuraduría de la Nación.“Hay campaña contra regiones petroleras”Carlos Alberto Contreras López, alcalde de Barrancabermeja y presidente de la Federación de Municipios Petroleros: se nos quiere estigmatizar.¿Cómo califica el proyecto de reforma a las regalías?El proyecto tiene unos sustentos que se han vendido al país y que no son acordes a la realidad. Se dice que hay una bonanza petrolera, y eso se debe aclarar. De qué nos sirve una serie de modificaciones a la Constitución y las leyes cuando de pronto no va a haber una bonanza. En segundo lugar, se viene adelantando una campaña negativa en contra de los municipios y las regiones petroleras donde nos hacen ver como ladrones y que estamos despilfarrando los recursos de las regalías. Tenemos cómo demostrar que las cosas no son así. Estamos pidiéndole al Gobierno la manera de ayudar a construir las futuras normas en materia de regalías, que en últimas somos nosotros los que las vamos a implementar. ¿Por qué los municipios petroleros no quieren cambios en la distribución de esos recursos? El proyecto de reforma a las regalías es centralista. Lo que busca es centralizar el manejo de esos recursos para que se tomen las decisiones en Bogotá y no en los municipios que conviven con diferentes problemáticas sociales. La autonomía y la descentralización que ha definido nuestra Constitución Política es una utopía frente a esa propuesta. Ya se hecho en otros aspectos y ahora se quiere rematar con el beneficio de las regalías que es lo poco que le queda al Gobierno para seguir centralizando los recursos, pero eso sí descentralizando las obligaciones que los municipios deben cumplir con dineros que ni siquiera existen.¿Entonces, qué explicación tienen los escándalos sobre los malos manejos de esos dineros por parte de alcaldes y funcionarios?Se habla de muchos municipios investigados, pero cuando se va al fondo del asunto se encuentra que las investigaciones son por falta de información. E incluso hay investigaciones por centavos de los recursos de un proyecto.Nosotros hemos planteado que se deben mejorar los controles y la vigilancia. Estamos proponiendo que avancemos hacia un control preventivo en tiempo real sobre la forma como se invierten esos dineros. Y obviamente, que se aclaren al país las cifras sobre manejos inadecuados de estos recursos. ¿No cabe aclararle al país que no todos los municipios que reciben regalías las han invertido mal?Tristemente hemos sido estigmatizados y se nos muestra como personajes corruptos que despilfarramos los recursos cuando hay otra realidad. Se muestran casos de hace casi dos décadas atrás como si fueran de hoy en los municipios que estamos gobernando. Eso se va a aclarar.¿No es egoísmo no ceder una mayor tajada de regalías a regiones, así no sean petroleras?Precisamente una de nuestras propuestas es poder reinvindicar zonas pobres como el Chocó con los dineros de las regalías que estamos cediendo. Pero queremos acompañar y liderar los proyectos que permitan transformar las condiciones de vida de esa y otras regiones del país.Carlos Alberto Contreras LópezNació en: Barrancabermeja el 20 de julio de 1971.Profesión: Ingeniero geólogo de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia del municipio de Sogamoso. Se especializó en Ingeniería Ambiental en la Universidad Industrial de Santander, UIS.Trayectoria: Secretario de Planeación de Barrancabermeja y alcalde encargado en tres oportunidades. Coordinó el Sistema Regional de Planeación Participativa. Lideró la planeación en 10 municipios del Magdalena Medio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad