Reducción de tramitomanía permite crear 260 empresas más en Cali

Noviembre 13, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Entre enero y agosto nacieron 3.111 sociedades. El recorte en trámites ha impulsado mayor competitividad.Informe ‘Doing Business’ del Banco Mundial, el que ubicó a Cali en la posición número 12 entre 21 ciudades del país.

Cali no baja la guardia en la carrera por la competitividad. Y fue el último informe ‘Doing Business’ del Banco Mundial, el que ubicó a la capital del Valle en la posición número 12 entre 21 ciudades colombianas que cuentan con más facilidades para abrir empresas, el cual le indicó a la ciudad que aún falta camino por avanzar.Y en ese recorrido muchos han sido los impulsores. La confianza de los empresarios de la ciudad, que cada vez le apuestan más a la formalidad de sus negocios, es uno de ellos.De allí que entre enero y agosto del presente año se hayan constituido legalmente 3.111 nuevas sociedades, 260 más que en igual período del 2011.Dichas empresas anunciaron durante ese lapso inversiones por $344.000 millones, lo que ha contribuido a reforzar el tejido empresarial de la capital del Valle.Y con ese propósito, según el presidente de la Cámara de Comercio de Cali, Roberto Arango, se han realizado jornadas de sensibilización entre 5.000 empresarios informales para que se constituyan de manera legal. Hasta el momento 1.000 ya se han formalizado.A ello viene contribuyendo en gran medida la alianza que selló la Cámara con la Corporación Financiera Internacional (IFC), entidad del Banco Mundial, y el Gobierno local cuyo objetivo es disminuir hasta en un 70% la tramitomanía para abrir un negocio en Cali. La meta de este modelo es pasar de un proceso de 100 días a uno de 30, o menos.Según la entidad, “Cali busca ser más competitiva y necesita de sociedades formales y estables. Para eso, en los últimos meses se ha venido trabajando en la simplificación de los trámites de apertura, de tal manera que los empresarios puedan realizar todos los procedimientos en un solo lugar, a través de los CAE (Centro de Atención Empresarial). Sin embargo, los procedimientos posteriores son los más demorados”.Dichos requisitos son aquellos que exigen las entidades de control vinculadas a la alianza: Dagma, bomberos y secretarías de Salud y Gobierno, requeridos principalmente a negocios de alto riesgo por su afectación a la salud y bienestar humano. Por lo general, estas entidades realizan las visitas cada uno por aparte y de manera anual, y hay casos en los que los establecimientos no son visitados.Al respecto, Arango indica que “a través de esta alianza se mejora el clima de negocios en la ciudad, haciéndola más competitiva y próspera, mejorando la calidad de vida de los ciudadanos con menos filas, y mayor agilidad y efectividad”.Agrega que, “si bien los CAE son un avance significativo en el proceso de formalización empresarial y simplificación de trámites, es claro que a nivel de la administración pública existen falencias en las actividades posteriores al proceso de formalización empresarial”. Dice que el acuerdo es una herramienta que permite ejercer un mejor control con mucho menos traumatismos para el empresario, pues lo que busca la nueva alianza público-privada es que las compañías presenten sus documentos en una sola visita interdisciplinaria por parte de las entidades regulatorias, y en menos de un mes después de su apertura.Pero ¿sí se ha logrado; si es posible reducir la tramitomanía en un 70%, como fue planteado?Según la CCC, desde hace un mes y medio (cuando se selló el convenio) a la fecha, más de 50 empresas de alto riesgo han sido visitadas por los entes de vigilancia y control. El modelo arrancó con dos visitas semanales, en promedio, y hoy se realizan alrededor de ocho.Por ejemplo, Ómar Cabezas está a punto de abrir su empresa de medicamentos. “Ya he constituido anteriormente fundaciones con fines sociales, en el 2008 y en el 2010. Para ese entonces, el simple hecho de ir a la Cámara de Comercio a diligenciar el formulario, entregar documentos y acceder a información, me tomaba toda la mañana. Esta vez tardé menos de media hora”. Señala que lo único que va a frenar por un tiempo la apertura de su negocio es la instalación de máquinas y cumplir con los documentos. “Es algo que depende de mí, pues ya quedé registrado en la base de la CCC como empresa de riesgo y me dijeron que, una vez abra el establecimiento, en los siguientes quince días recibiría la visita de control”, señala.Con la misma suerte ha corrido Blanca Ruby Herrera. Hace un mes esta economista dejó su trabajo en una entidad bancaria de Cali para trabajar de manera independiente. Según la emprendedora, “durante 18 años fui empleada y no me quejo, pero la verdad si se quiere ser competitivo hay que trabajar en un negocio propio. Pensé que era más difícil, pero en ‘un abrir y cerrar de ojos’ formalicé mi empresa”.Blanca Ruby puso en marcha su empresa de importaciones de productos plásticos. Pronto recibirá la notificación de la visita de control.Otros motoresLa disminución de la tramitomanía no solo fortalece la competitividad de la ciudad. También jalona mayor inversión, especialmente extranjera.Así lo demuestran los US$164 millones de financiación con capital foráneo, concretados a través de la agencia de inversión Invest Pacific, la cual ha identificado 80 proyectos en los últimos 18 meses.A estos resultados se suma la llegada de nuevas compañías y la expansión de algunas ya existentes, como Diaco, Librería Panamericana, Cemento San Marcos, hoteles Marriot y City Express, Alkosto, Olmué, Unilever y PriceSmart (que recientemente abrió su primera tienda en Cali con una inversión de US$20 millones), entre otras.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad