Reducción de arancel del azúcar preocupa al sector panelero

Reducción de arancel del azúcar preocupa al sector panelero

Septiembre 09, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Reducción de arancel del azúcar preocupa al sector panelero

Fedepanela dice que la importación masiva de azúcar perjudicaría a 350.000 familias y 70.000 trapiches.

El sector panelero colombiano se declaró el martes en alerta ante la próxima reducción de los aranceles al azúcar importada, ya que las compras masivas de ese producto    no solo perjudicarán a 350.000 familias, sino que  70.000 trapiches y unidades productivas podrían quedar en riesgo de paralizar gradualmente su actividad. Lea también: Azucareros del Valle piensan en alternativas para evitar afectación por reducción de aranceles

 Según el ingeniero Carlos Mayorga, gerente de la Federación Nacional de Paneleros, la competencia del azúcar extranjera comprometería a comunidades  de 24 departamentos vinculadas a esa actividad y el esfuerzo de empresas agroindustriales que le han apostado a la fabricación de productos con valor agregado para su incursión en mercados nacionales e internacionales.

“Sería un golpe muy fuerte para un sector que produce en promedio 1,3 millones de toneladas de panela al año, un alimento barato, de consumo masivo, primordialmente en los estratos 1, 2 y 3”, precisó el dirigente.

 Puso de presente que de rebajarse el arancel al azúcar del 117% al 70%, tal como lo prevé el Gobierno, “se abre la posibilidad de incentivar las prácticas ilegales como la adición y el derretimiento de azúcar para producción de panela falsificada a menores costos comparativamente con respecto a la panela producida a partir del jugo de caña”.

Hoy en el sector, fabricar un kilogramo de panela cuesta alrededor de $1880 en el sector formal sin costos comerciales, y $1250 a nivel informal.

Mayorga recalcó que el ingreso de azúcar a menores precios desde el exterior incentiva que los grandes fabricantes y multinacionales produzcan bebidas con base en azúcar a muy bajos precios, desplazando el consumo de panela de la canasta familiar de los consumidores colombianos.

Y ante tal coyuntura lo que puede suceder es que al bajarse el precio del endulzante, los hogares optarán por llevarlo, en vez de comprar panela. 

“Con esos precios, los productos a base de azúcar nos van a ir sacando del mercado”, se quejó el dirigente gremial.  

Mayorga puso de presente que las medidas del Gobierno pondrían, asimismo, en riesgo al subsector panelero ubicado históricamente en zonas golpeadas por el conflicto armado, afectaría directamente a los productores vinculados a esta labor y no contribuiría a  la paz de Colombia”, ya que hoy existen 241.794 hectáreas sembradas con caña panelera que proporcionan 45 millones de jornales al año a campesinos pobres de todo el país.

Por su parte, Luis Elmer Arenas, director de Acopaneleros, con sede en Cali, indicó que la baja de aranceles impactaría sobre todo a los productores de panela más pequeños,  pues muchos tendrían que vender sus fincas al visualizar el panorama del negocio.

Sostuvo que las medidas “del Gobierno buscan favorecer a unos pocos privilegiados que logran millonarias utilidades cada año, tales como Nutresa, Luker,  Coca Cola, Bimbo, Nestlé, entre otras, que importan productos subsidiados para arruinar al sector agrícola colombiano”.

Trascendió que la propuesta de tales empresas era lograr una rebaja del  arancel al azúcar extranjera hasta un 15%, lo que habría sido aún más catastrófico para los productores nacionales con ese tipo de competencia desleal.

Mayorga y Arenas le solicitaron al sector industrial que no busque ante el Gobierno la competitividad de unas pocas compañías a costa de “desaparecer a 350.000 familias, cuya subsistencia dependen de la panela”.

Negativa ministerial Ayer se conoció que  durante la reunión de los presidentes de Asocaña y de varios ingenios con la ministra de Comercio, Cecilia Álvarez,  se le pidió dejar el arancel en 80% al bajarlo desde un 117%, y ella se opuso. Al final el compromiso oficial  fue bajar el arancel al 70% y se descartó llevarlo al 40%, tal como se informó. La funcionaria también se negó a poner en marcha la medida a partir del 2016.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad