"Recuperaré el liderazgo que tenía la ILV": Mario Andrés Rivera, gerente de la entidad

Junio 15, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Henry Delgado Henao y Francy Elena Chagüendo | Reporteros de El País

Mario Rivera, gerente de la ILV.

Mario Andrés Rivera, gerente de la Industria de Licores del Valle, ILV, sostiene que el consorcio Suprema viene cumpliendo con las obligaciones. En julio inicia de nuevo la destilería San Martín.

Para nadie es secreto que las finanzas de la Industria de Licores del Valle del Cauca, ILV, se encuentran deterioradas por cuenta de la notoria reducción en las ventas y de las dificultades que el comercializador ha tenido para cumplir con las cuotas que se comprometió en el pasado. En el 2015 la meta fue vender 10 millones de botellas de aguardiente y solo se alcanzaron 2,5 millones.  A ello se suman los cuestionamientos que han expresado los dos sindicatos  por el manejo administrativo de sus líderes. Sin embargo, las cosas han empezado a cambiar este año y el futuro que promete la compañía es positivo. En enero pasado, las riendas de la ILV las tomó un especialista en mercadeo y magister en administración de empresas, en quien la Gobernadora del Valle del Cauca depositó su confianza. Se trata de Mario Andrés Rivera Mazuera, un caleño de 51 años de edad, quien en diálogo con LyN de El País, sostiene  que su plan de acción ya deja los primeros frutos y que su meta es recuperar el liderazgo que tenía la ILV. “No ha sido una tarea fácil, pero no seremos inferiores al reto que nos hemos propuesto, que es vender este año 9 millones de botellas de aguardiente y alrededor de un millón de unidades de ron”, dice. ¿Siente que está montado en un potro muy brioso? Me siento muy comprometido y con un desafío profesional muy grande. La Industria de Licores del Valle es  muy importante para las finanzas del Departamento. Su finalidad es producir los recursos para las rentas, la educación y la salud y en eso estamos trabajando duro.  El año pasado se vendieron 2,5 millones de botellas de 10 millones que se había previsto.  Los ingresos   fueron muy bajos.  ¿Cómo va a cambiarle la cara a la ILV y a resolver el lío con el comercializador? Con el comercializador las cosas han mejorado mucho. Estamos cumpliendo el 105 % del presupuesto. La meta este año es vender al menos 10 millones de botellas. Con el consorcio Suprema hubo inconvenientes en el pasado, pero estamos dirimiendo esas diferencias y les quiero decir que  el compromiso de parte de esa empresa se está llevando a cabo. A mayo, llevamos 2,2 millones de botellas vendidas.  El segundo semestre es mucho más activo en términos comerciales y confiamos en que se cumplan las metas. ¿Eso quiere decir  que Suprema está pagando las obligaciones? Sí, ha venido pagando anticipadamente las compras y hasta la fecha ha cumplido. ¿Cuánto suman las deudas? Tenemos una cartera total de $20.000 millones a hoy, pero ha bajado porque era  de $29.000 millones.  Antes de que se acabe el 2016 terminará de pagar la deuda. La idea es que prepague  lo nuevo y cancele  la cartera antes de que se acabe el año. En el 2017 no debe haber cartera ni pendientes con nadie. ¿Usted confía en que cumpla? Sí claro, ya lo viene haciendo.  Pero el  Tribunal de Arbitramento  continúa. Aún así  piensa que habrá solución pronto? Afortunadamente los resultados nos están acompañando. En caso de que nos toque pagar algunos dineros por concepto de ese tribunal, pues lo haemos, pero lo cierto es que hay que seguir adelante con el negocio.Creemos que ese tribunal se puede terminar en julio o agosto de este año. ¿Qué reclama el consorcio? Pues mire, se está poniendo a consideracion del tribunal la meta de comercialización y una serie  de bonificaciones y de pagos por concepto de cumplimiento de las metas  que la ILV tiene pendientes de  épocas pasadas. Los  sindicatos han dicho que quieren que se acabe ese contrato. ¿Usted está de acuerdo? Como les digo, en este momento está cumpliendo con sus obligaciones y es posible que por errores anteriores su capacidad y su gestión comercial no se haya podido desarrollar, pero en esta administración esa capacidad  ha demostrado que funciona. La Junta Directiva ha evaluado eso y vamos a tener los argumentos necesarios para ver qué decisión se toma, pero como les reitero está funcionando el consorcio. Están en juego  varios aspectos, el liderazgo de la Gobernadora, la credibilidad  de la nueva gerencia, el trabajo en equipo y la interacción con los mayoristas, que son protagonistas fundamentales, Además, se está haciendo un buen uso del producto en degustación y hemos aumentado la participación en eventos. Los  resultados ya se están viendo. ¿Cree que en el segundo semestre se podrán vender las 8 millones de botellas que faltan? Claro, y lo lograremos trabajando con el comercializador, los mayoristas, los canales y la participación en toda clase de  eventos y  conciertos. La Asamblea ha propuesto que se manejen varios  distribuidores por  zonas, uno para el norte, otro para el sur del Valle. ¿Le suena la iniciativa? La Junta Directiva de la ILV deberá tomar alguna decisión al respecto. Es un tema de carácter público. Sea que  lo haga uno,  dos  o tres  comercializadores lo importante es hacer seguimiento, controlar las actividades e  invertir bien los recursos  y en eso estamos trabajando. ¿Pero a usted como gerente le gusta la propuesta? No tengo ninguna preferencia, me parece que puede ser el mismo comercializador u otros, pero eso no me preocupa. También se ha propuesto que la ILV incursione en otros productos, como el embotellamiento de agua y de otros licores.¿Qué se ha estudiado al respecto? Sobre eso se  está trabajando. Productos complementarios al portafolio de licores es una alternativa y nuestra razón social lo permite. Creo que podrá ser una oportunidad interesante. Eso está en estudio y lo queremos poner a funcionar cuanto antes. ¿Pero en qué se ha avanzado? El mercado de las aguas tiene varias clases. Están  las aguas solas,  las que tienen gas, las saborizadas y otras que se llaman funcionales y  energéticas.  Nos gusta mucho las funcionales porque se  pueden convertir en  complemento de nuestros licores. ¿Eso podrá ser realidad este mismo año? Por ahora  se están concretando los estudios y  pienso que para el próximo año podrá ser realidad. ¿Cuál es su gran apuesta? Son varias. Un gran reto es  cumplir con las metas regionales, después abrir los mercados  de Bogotá y la Costa Atlántica y diversificar el portafolio de productos. Otra es  fortalecer la venta de aguardiente y de ron. Para este año queremos vender cerca de  9 millones de botellas de aguardiente y un millón de botellas de ron. Yo quiero recuperar el liderazgo que tenía la ILV. ¿Es decir que las perspectivas de la ILV son positivas? Son prometedoras para  el futuro.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad