Quitar tres ceros a la moneda de Colombia ¿Una iniciativa de poco peso?

Septiembre 23, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La propuesta de eliminar tres ceros al peso vuelve a generar polémica. ¿Cómo operará este cambio?

Las monedas de centavos que circularon en el país hasta finales de los años 70, podrían volver a las manos de los colombianos si el Congreso da su aval al proyecto de Ley que pretende eliminarle tres ceros al peso.La propuesta, que no es nueva, en el 2010 se presentó una iniciativa similar - que fue archivada hace un año- tiene enredados a los colombianos que no saben como operaría el sistema; han pasado ya varias generaciones que ni si quieran saben que existieron las monedas de 1, 5, 20 ó 50 centavos.Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, dijo que quitarle tres ceros al peso tendrá gran impacto en la gente, porque simplificará el uso de la moneda. Sin embargo, algunos analistas no ven claro ese beneficio, dado que implica retomar los centavos y educar a los colombianos en el nuevo sistema.Desaparecer tres ceros de la moneda significará que el salario mínimo no será $566.700, sino $566,7; un pasaje en el MÍO no costará $1.600, sino $1,60 y una llamada telefónica de $100 equivaldría a 10 centavos.Hermann Stangl, consultor empresarial, considera poco necesario el cambio y explica que no tendrá ningún impacto en el poder adquisitivo de los colombianos, ni los productos costarán más o menos dinero de lo que hoy valen. Sólo respondería a una modificación de la denominación de la moneda legal. En otras palabras, si hoy una persona tiene $1.000.000, con la eliminación de los tres ceros, tendría $1.000 y con ellos podría comprar lo mismo que hoy adquiere con el millón.¿Por qué el cambio?La propuesta del Gobierno, según Cárdenas, está orientada a modernizar el sistema monetario y acogerse a los estándares internacionales, pues en el mundo muy pocos países usan denominaciones de monedas grandes como Colombia. Por ejemplo, destacó que las naciones desarrolladas no tienen una tasa de cambio con tantos dígitos. Con el nuevo peso, el dólar tendría un valor de $1,8. “Es un paso importante en momentos en que no hay complicaciones inflacionarias. Es un cambio de convención que le hará la vida más fácil a los colombianos y no afecta el costo de vida de la gente”, explica.Daniel Niño, analista económico, comenta que son pocas las economías que persisten en el mundo y usan unidades monetarias como la de Colombia “y en ese sentido es válido adaptarse a las condiciones internacionales”. Pero considera que el lío puede surgir durante el proceso de implementación, por el traumatismo que genere en la gente y en las empresas, ya que mientras exista un periodo de transición -donde funcionen las dos monedas- las organizaciones llevarían dos contabilidades. “O en ese proceso de adaptación se podrían ajustar los precios de los productos al alza por parte de las empresas para acomodarse a las nuevas denominaciones”, asegura. Julio César Alonso, director del Centro de Investigación en Economía y Finanzas, Cienfi, de la Icesi, afirma que no hay evidencia que indique que esta propuesta haya generado crecimiento económico en los países que la han implementado. “Este proyecto es un lujo innecesario que se realizaría para parecernos a los países desarrollados. Otras naciones lo hicieron para controlar la inflación, pero no es el caso de Colombia”, explica.Costos para el paísJosé Darío Uribe, gerente del Banco de la República, ha informado que el cambio de los billetes no le costaría mucho al país, pues se haría paulatinamente, una vez vayan saliendo de circulación los más deteriorados. El costo, asegura el directivo, está relacionado con las planchas y la emisión de las monedas, pero dice que todo dependería del lapso que se fije para hacer el cambio de denominación. Pero en el proyecto que sobre este mismo tema se discutió en el 2010 se estimó que el costo de quitarle tres ceros al peso sería de $220.000 millones y se cuestiona que se implemente la iniciativa cuando el mismo Emisor está teniendo pérdidas.Pese a las críticas, la propuesta parece tener hoy el camino más despejado. Roy Barreras, presidente del Senado, asegura que los partidos de la Unidad Nacional están dispuestos a impulsar los 15 proyectos que presentará el Gobierno al Congreso en octubre y entre ellos está el de tener un nuevo peso fuerte.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad