¿Qué tanto se subsidia el agro colombiano?

¿Qué tanto se subsidia el agro colombiano?

Julio 05, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Incentivos y créditos no parecen ser suficientes para competir en igualdad ante el mundo.

El año pasado Estados Unidos aprobó la ley agrícola con un presupuesto de US$956.000 millones y aunque ‘eliminó’ algunos subsidios directos, estos recursos están orientados a dar  ayudas a los productores en cinco años, es decir, invertirán US$191.200 millones anuales.   En Europa, los apoyos a los agricultores ascienden a US$320.000 millones al año y en Brasil recién se aprobó  un paquete de crédito para los agricultores  por US$60.000 millones. Lea también: 2014, un año que promete para el sector agrícola de Colombia Mientras tanto, en Colombia el presupuesto del Ministerio de Agricultura para este año asciende a $4,5 billones, lo que equivale a US$1800 millones a la tasa de cambio actual.  Para Alejandro Vélez, vicepresidente técnico de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, estas cifras muestran claramente cuáles son las condiciones en las que compite el agro nacional. “Claro que tenemos subsidios, pero  comparativamente con los que tiene el mundo, los nuestros son irrisorios”, dice. Agrega que la agricultura en el mundo tiene muchas distorsiones por el grado de protección de los países desarrollados, lo que hace que no se compita en las mismas condiciones. “El mundo agrícola funciona así y la única forma de que se pudiera operar sin subsidios es que todos renuncien a  ellos”, añade.  Pero adicional a esta distorsión del mercado internacional, los productores locales señalan que el país no tiene cómo competir en igualdad de  condiciones por la falta de infraestructura.   Los cacaoteros, por ejemplo, consideran que podrían mantenerse sin las ayudas estatales, teniendo en cuenta que su producción se concentra en mercado interno.  Lea también: Minagricultura destaca exportaciones en el sector agropecuario y de alimentos “Sin embargo, se requieren estrategias transversales al agro como mejor infraestructura de vías. En el caso de los cultivos de cacao estos se encuentran en zonas muy apartadas y se necesitan vías  terciarias en buen estado,  incluso hay casos en que se debe sacar el producto a lomo de mula porque no hay carreteras”, dijeron voceros de Fedecacao. Asimismo, Luis Fernando Londoño, presidente de la Asociación de Cultivadores de Caña, Asocaña, afirma que  específicamente en  el caso del azúcar no se requieren subsidios por parte del Estado, pero sí mecanismos de intervención  como  las franjas de precios y el Fondo de Estabilización de Precios, cuya continuidad está siendo evaluada por la Nación. “Dichos mecanismos regulan el mercado, han estabilizado el precio doméstico tanto para los productores como para los hogares colombianos”, afirma.  ¿En qué se invierte? El presupuesto del sector agropecuario en Colombia ha venido al alza y para este año se cuenta con $4,5 billones, de los cuales el 90 % está destinado a la inversión. El Gobierno cuenta con subsidios directos y apoyos de crédito, pero adicionalmente hay otras ayudas relacionadas con la protección arancelaria. Las ayudas directas se dan a través de varios programas, por ejemplo, la Protección al Ingreso Caficultor (PIC) que funcionó hasta el año pasado y el  Incentivo a la Capitalización Rural (ICR), que es   un beneficio económico que se otorga a quienes realizan inversiones nuevas  para modernizar  y sostener la producción agrícola y que cubre entre el 10 % y el 30 % del valor del préstamo.  Datos del Gobierno Nacional indican que   entre los años 2010 y 2013 se invirtieron $7,3 billones en apoyos a 13 subsectores del agro, siendo los cafeteros los que más recibieron con  $3,3 billones, en ese periodo.  Por ejemplo, fueron $1,2 billones del PIC   en 521 municipios de 21 departamentos. A los cafeteros les siguieron los lecheros y ganaderos que en igual periodo recibieron  diferentes tipo de subsidios por $1,5 billones, y el tercer lugar lo ocupó el arroz con $377.000 millones.  A estos productos se les suma el cacao ($367.000 millones) y el algodón con $298.000 millones.  Pero también recibieron apoyo los productores de palma, papa, maíz, banano, panela y flores. Para este año el Gobierno tiene dispuesto $347.000 millones para el ICR, recursos que se están distribuyendo en  14 bolsas: frutas, palma, café, cacao, caucho, silvopastoreo y otras bolsas comunes para adecuación de tierras  e infraestructura.  Pero hoy, según Jaime González, caficultor de Caicedonia, no hay ningún apoyo directo para los cultivadores de café, dado que el PIC (Protección al Ingreso Cafetero) se otorgó hasta febrero del año pasado. “Nos queda el ICR, pero a veces uno quiere acogerse a este incentivo y los cupos ya se han  terminado”, afirma.   Agrega que el paro agrícola que se prepara para la tercera semana de este mes, no es solo de los cafeteros sino de todo el sector agrícola, pues considera que en este momento son muy pocos los productos rentables.  Por ejemplo, dijo que los costos de producción de café oscilan entre $65.000 y $70.000, según el grado de eficiencia, mientras que el precio de la arroba del grano se vende en $66.000. En el sector arrocero, dice  Rafael Hernández, presidente de Fedearroz,  el año pasado el Gobierno otorgó una ayuda a la comercialización del producto,  la cual se enfocó en la industria y no en el productor. “La única ayuda que existe desde hace muchos años es el incentivo al almacenamiento de $24.000 por tonelada mensual. Es un subsidio que se da a quien guarde arroz, ya sea agricultor o industria, lo que lleva a que se mantenga un precio  mínimo de compra”. Sin embargo, destaca el gremio que esta semana se recuperaron las condiciones que venían operando en el año 2014 para la entrega del ICR  destinado a la compra de maquinaria para el cultivo del arroz en el   programa de Adopción Masiva de Tecnología, lo cual consideran es una buena noticia.  Sobre el tema, el presidente de Fedegán, José Felix Lafaurie, dijo en su más reciente columna que el crédito suficiente y en condiciones de verdadero fomento es un imperativo  para el agro.   Argumenta que el sector agropecuario genera el 6,1 % del PIB colombiano, pero  solo recibe el 4,2 % del crédito. Mientras que en otros países latinos y europeos las cifras son superiores y los créditos tienen mejores tasas. De acuerdo con datos de  Finagro, entre enero y mayo del 2015 recibieron 14.112 solicitudes por ICR y se han pagado $73.911 millones. Con este instrumento se han otorgado subsidios desde 1994 y hasta la fecha por $1,93 billones a lo agricultores.  Además, este año Finagro entregó créditos a grandes y pequeños productores por $3,1 billones. Para gran parte de los productores nacionales  una agricultura sin subsidios es poco viable porque  estas reglas las impusieron los países  desarrollados. 

Aprovechan el subsidioSegún la Federación Nacional de Cacaoteros, el único subsidio que tiene actualmente este cultivo es el Incentivo a la Capitalización Rural (ICR). Durante el año 2014 se apoyaron  proyectos de cacao por valor de $113.977 millones y el valor del ICR fue de $40.608 millones.   Para este  año 2015, la bolsa que dispuso el Gobierno correspondiente al cacao cuenta con $20.178 millones para renovación de cultivos envejecidos, de los cuales solo quedan disponibles $7.904 millones, según datos de Finagro.  Sin embargo, los cacaoteros y otros productores pueden acceder a otros recursos de ICR si tienen proyectos de infraestructura o de adecuación de tierras. En Colombia hay 159.256 hectáreas sembradas en cacao.
“No tenemos subsidios”La producción de caña y de azúcar en  Colombia  no recibe ningún subsidio del Estado y según Asocaña,  la  competencia en el mercado azucarero internacional es desigual,  pues los productores  colombianos solo tienen la protección que genera el arancel del sistema andino de franja de precios, el cual varía según el precio internacional y en ocasiones llega hasta cero.  “En cambio, los mayores productores mundiales de azúcar como Europa, Estados Unidos, México, India, Brasil   y Tailandia tienen aranceles permanentes y elevados en la mayoría de casos, cuotas de importación y subsidios internos enmarcados en  ingeniosas políticas de apoyo a sus productores”, dijeron voceros de la Asociación de Cultivadores de Caña.
“Los más beneficiados”Álvaro Palacio, presidente de Asohofrucol, aseguró que este año el sector de frutas ha sido uno de los que más se ha beneficiado de los créditos de fomento de Finagro.  “Creo que se debe destacar que se cambió la política de crédito y no solo se tienen  tasas de interés bajas, sino que los plazos están adecuados para los cultivos  de tardío rendimiento”.   En solo Incentivo de Capitalización Rural, en lo que va corrido del 2015,   han recibido $17.980 millones en 3892  proyectos frutícolas. Asimismo, hay 1754 iniciativas en estudio que significarán una inversión de  $9.139 millones. Para Álvaro Palacio, la agricultura necesita más incentivos y proyectos de gran magnitud. “No podemos  seguir sembrando de poco a poco, se deben conformar grandes clústeres”, dijo.
Recursos para lecherosEl Ministerio de Agricultura asignó el mes pasado $175.000 millones adicionales para subsidiar asistencia técnica, crear un fondo tripartita, implementar laboratorios y recursos para Incentivo a la Capitalización Rural para los productores de leche  del país.  “Con estos recursos el Gobierno completa $217.000 millones dirigidos a fortalecer al sector lechero en el presente año”, dijo el ministro  Aurelio Iragorri Valencia. Los productores de leche afrontan una grave problemática por la sobre oferta del producto. Se estima que este año se han importado más de 20.000 toneladas de leche en polvo y algunas empresas han dejado de comprarla a la productores locales, pues es más barato producir en otros países que en Colombia.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad