¿Qué hay detrás de la propuesta de crear dos salarios mínimos en Colombia?

Octubre 22, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa
¿Qué hay detrás de la propuesta de crear dos salarios mínimos en Colombia?

Asofondos pide aplicar reajustes diferenciales del salario mínimo. Uno de ellos basado solo en la inflación.

Asofondos lanzó la idea con el argumento de que ayudaría a reducir la informalidad, y levantó una polémica que promete ir hasta diciembre. Le contamos de qué se trata.

La propuesta de crear un nuevo indicador para fijar el salario mínimo en Colombia basado en dos tipos de reajustes anuales, provocó el lunes polémica en los círculos empresariales y sindicales, tras considerarse que se podría generar una discriminación en el mercado laboral.La idea fue ventilada por el presidente de Asofondos, Santiago Montenegro, quien explicó que el primer tipo de reajuste sería para aquellos trabajadores que ingresan por primera vez al mercado formal. Ellos ganarían el actual salario mínimo más solo el ajuste por inflación.De esta forma, al mantenerse constante en términos reales (actualizarlo únicamente con la inflación) se permitiría el acceso a más personas a los beneficios del trabajo formal. El segundo tipo de reajuste está dirigido a quienes ya están en el mercado laboral formal. Su incremento salarial continuaría basándose en la inflación más el componente de productividad, lo cual no afectaría sus ingresos. El dirigente aclaró que la propuesta no significa reducir el salario mínimo actual (que es hoy de $589.500), ni para los jóvenes, ni para los trabajadores más veteranos, sino permitir que más gente pueda formalizarse.Una vez que el nuevo trabajador formalizado cumpla un año, tendrá derecho automáticamente al incremento anual de IPC más la productividad. La diferencia y los efectos entre ambos incrementos salariales no se verá de inmediato, sino en el término de tres a cinco años. Asofondos —que es el gremio de los fondos privados de pensiones y cesantías— calcula que bajo esta nueva modalidad podrían incorporarse al mercado formal al menos otros 2,5 millones de colombianos, que hoy ni siquiera devengan el salario mínimo.“De esta manera se derribarían las barreras que hoy no permiten el acceso de más personas al mercado formal del trabajo”, recalcó otro directivo de esa agremiación.“Sería una discriminación”Aunque el directivo de una empresa indicó que la propuesta merece ser estudiada a fondo, el presidente de la Federación Colombiana de Gestión Humana, Acrip, seccional Valle del Cauca, Juan Carlos Ramírez, recalcó que “fijar dos tipos de incrementos en el salario mínimo generaría una discriminación en el mercado laboral”.Sostuvo que “en Colombia no han tenido mucho arraigo las propuestas de crear salarios diferenciados”, tras recordar que años atrás hubo un salario mínimo urbano y otro rural, lo cual “daba lugar a discriminación”, lo que llevó finalmente a unificarlo.Según Ramírez, el país lo que debe trabajar más es el tema de la productividad y avanzar en los campos de la infraestructura, el comercio y la innovación, ya que los actuales costos no permiten tener unos salarios más competitivos.Por su parte, Wilson Sáenz, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, seccional Valle, calificó la iniciativa como “absurda”, ya que la única filosofía que se persigue (al fijar los dos tipos de ajustes) es rebajar más el poder adquisitivo de los trabajadores.“Jóvenes o veteranos deben ganar el mismo salario mínimo con sus ajustes anuales por inflación y productividad, ya que diferenciar esos incrementos no es positivo para nadie”, resaltó el dirigente sindical.La nueva fórmula, según anotó Montenegro, se deriva de la actual situación de Colombia, que a diferencia de los países de Latinoamérica, tiene muy cerca el salario mínimo del salario medio.“Casi el 80% de los colombianos ganan entre uno y dos salarios mínimos. En contraposición, en Chile la brecha del mínimo y el medio es de 40% y los niveles de informalidad llegan a 26%”, subrayó.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad