¿Qué hacer con un billete de $100.000?, los caleños responden

Abril 01, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.

Primeras personas que lo compraron dicen que será útil para ahorrarlo o hacer grandes transacciones. Otros, entre ellos pequeños comerciantes, tenderos y taxistas, afirman que será 'un encarte'.

Entre algunas muestras de admiración por su diseño, pero con críticas porque se podría convertir en un 'encarte' a la hora de pagar algunos bienes y servicios, los caleños comenzaron a usar desde ayer el billete de $100.000, el primero de la nueva familia de billetes, que comenzó a emitir el Banco de la República. Lea también: Colombia estrena billete de $100 mil, identifique un original de uno falso.

Un ejemplo de ello es la queja del taxista Carlos Idárraga, quien anunció que a partir de hoy colocará en su vehículo un aviso donde anunciará: “No tengo vueltas para billete de $100.000”. Dice que no negará el servicio a ningún usuario, pero éste deberá portar moneda billetes de menor denominación para viajar en su carro.

“Imagínese la entrega diaria al dueño del carro es de $80.000 y si me dan un billete de $100.000, no tendría como dar vueltas, y eso sería un gran lío con los pasajeros”, señala Idárraga.

Pese a dicha queja, el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, dice que la nueva especie monetaria, a la que los caleños comenzaron a llamarlo el billete Lleras, no será para pagar el pan, el taxi o una empanada, sino para la realización de grandes transacciones como adquirir ropa, electrodomésticos, pasajes aéreos, pago de impuestos, servicios y otros asuntos que ameritan que sea llevado en las carteras.

Otros como Nirson Arroyo, empleado de un almacén de confecciones, opinan que “este billete facilitará el ahorro”, ya que evitará el porte de grandes cantidades de dinero. Obviamente, si alguien lo pierde el perjuicio puede ser duro.

Pero las personas pueden estar tranquilas por el momento, ya que el billete de $100.000, emitido en homenaje al expresidente Carlos Lleras Restrepo, por ahora no estará disponible en cajeros automáticos. Ese proceso, dice el gerente administrativo del Emisor en Cali, Juan Carlos Calle, tardará varias semanas, ya que los bancos tendrán que adaptar sus cajeros dentro de sus redes sistematizadas para que el billete pueda ser dispensado a los usuarios.

José Torres, un pequeño tendero del barrio Salomia, dice que “tendrá precauciones” frente al nuevo billete de $100.000 ya que “siempre que sale un billete nuevo los falsificadores se alborotan”. Pese a ello, José señala que “el billete es bonito”, y que lo conoció la noche del jueves cuando un familiar suyo que lo compró en la oficina del Banco de la República, lo mostró a sus parientes y amigos.

Para algunos empresarios la nueva denominación monetaria facilitará las transacciones, reducirá algunos costos y, ante todo, se convertirá en algo cómodo, pues así sucede en otros países del mundo donde existen billetes de alto valor como el de US$100 en Estados Unidos o de 500 euros.

“Lo voy a coleccionar”: Leonor Basto, ama de casa

[[nid:522640;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/03/ep001106369.jpg;left;{}]]

Fue una de las primeras caleñas en acercarse a las ventanillas del Banco de la República en Cali para comprar el nuevo billete.

“El billete de $100.000 es muy bonito. Me gustó. Lo voy a coleccionar, porque me gusta mucho la numismática. Por eso no lo gastaré, y es como si tuviera un ahorro”, dice Leonor, madre de tres hijos.

Señala que “si hubiera tenido más dinero habría comprado al menos cuatro o cinco, pero solo tengo para uno”. “Con eso me basta”, puntualizó.

“Para que lo conozcan”: Giovanni Bermúdez, empleado

Giovanny Bermúndez se acercó desde el jueves al mediodía a comprar el billete. Labora para Almacenes Malca, y dice que “la intención de adquirirlo fue para mostrarlo a sus compañeras que son cajeras para que lo conozcan”.

Señala que pese a las prevenciones de la gente, considera que “se puede manipular pese a su alto valor, ya que el todo es conocerlo para no darle chance a los falsificadores”.

Sin embargo, considera que “pagar un taxi, un pasaje en el MÍO, o comprar un pan será algo difícil”, ya que dice que los billetes de $50.000 son rechazados ahora por muchos negocios, sobre todo los más pequeños.

“Es tenaz cambiar uno de $50.000. Pero la verdad es que tendremos que acostumbrarnos a los nuevos billetes”.

“Lo compré por la novedad”: Nirson Arroyo

[[nid:522641;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/03/ep001106362.jpg;left;{}]]

Nirson Arroyo, un empleado tumaqueño, radicado en Cali hace 12 años, fue una de las primeras personas que se hizo a los nuevos billetes de $100 mil.

“Está bonito el billete, tiene un estilo parecido al del euro”, dijo, luego de recibir los primeros cuatro billetes que adquirió en el Banco de la República en Cali, después de hacer una cola de hora y media.

Arroyo, quien labora en una empresa de confecciones, explicó: “lo compré porque quería conocerlo, saber sus características, y por la novedad de tenerlo”.

Reconoce que “será difícil pagar cosas pequeñas, cancelar carreras de taxi y comprar en pequeños almacenes o tiendas”.

“Yo lo voy a guardar”: Héctor Rivera

[[nid:522644;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/03/ep001106367.jpg;left;{}]]

El nuevo billete de $100 mil le causó gran admiración a Héctor Rivera, un portorriqueño que vive en Cali hace 11 años. Su esposa es colombiana. ”Como colombiano, que ya soy, lo mejor que podía tener ahora es uno de sus nuevos billetes”, señala.

Rivera considera que “está agradecido con Colombia, y es un honor tener un billete de éstos”.

Frente a las críticas de que esta nueva especie monetaria será difícil de manipular por su alto valor, señala que “de pronto para muchas personas será complicado portarlo porque habrá gente que no tendrá suficiente cambio a la hora de una compra o de un pago”.

”En mi caso yo lo voy a guardar por el momento”, afirmó Rivera.

Datos curiososSe escogió la   imagen del estadista Carlos Lleras Restrepo en el anverso del billete por las acciones en favor de la economía que realizó en su Gobierno (de 1966 a 1970).El  Decreto  444 de 1967 definió por más de 20 años el papel del Banco de la República como ejecutor de la política monetaria y cambiaria colombiana. El billete es   más largo y más bajito que el de $50.000. Mide 15,3 cm de largo y 6,6 cm de alto.En el segundo   trimestre saldrá el nuevo billete de $20.000. En el tercero el de $50.000 y al finalizar el año los de $2.000, $5.000 y $10.000.

[[nid:522646;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/03/ep001106360.jpg;full;{Los caleños hicieron fila el jueves en el Banco de la República para ser los primeros en comprar los billetes de $100.000.José Luis Guzmán | El País.}]]

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad