Propuesta de dolarización no convence a los analistas

Abril 28, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Propuesta de dolarización no convence a los analistas

Académicos afirman que el país no está preparado para una dolarización de la economía, tal como lo propuso Asocolflores. Dicen que esto le quitaría autonomía al manejo monetario del Banco de la República y podría impulsar la inflación.

La propuesta de los floricultores colombianos de estudiar una posible dolarización parcial como alternativa para impulsar la tasa de cambio, no convenció a los analistas y académicos, por cuanto el país podrá perder control en su política monetaria. Esa opción estaría en línea con países como Ecuador, Perú, Panamá, El Salvador, Argentina y otras naciones donde el dólar tiene un mayor predominio respecto a las monedas nacionales.Según Carlos Martínez Becerra, director del Observatorio Económico Internacional de la Universidad Nacional, “la idea de los floricultores va en contravía del clima que se observa hoy en América Latina como es la sustitución del dólar como medio de intercambio comercial, apelando a las monedas locales, tal como lo están haciendo Brasil y Argentina en el marco del Mercosur para hacer negocios”.Dicho sistema, anotó, busca que los países sean menos vulnerables a la crisis estadounidense y al desplome cada vez mayor del dólar en el mundo.“Entrar en ese ámbito desarticularía los intentos de integración comercial en Suramérica a través del Sucre, que por ahora es una moneda virtual. La propuesta de los floricultores es de interés particular y no nacional”, anotó.La víspera, en medio de esa controversia, la divisa estadounidense retrocedió $4 y quedó para hoy en $1.784,11. En lo corrido del 2010 ha perdido $120.La idea de dolarizar fue lanzada en entrevista a El País por parte del presidente de Asocolfores, Augusto Solano Mejía, quien indicó que es la única alternativa, ya que las medidas adoptadas por el Gobierno y el Banco de la República se quedaron cortas para evitar una mayor caída del billete verde, lo cual está afectando principalmente a los exportadores.Y para ello el dirigente citó como ejemplo al Perú donde la dolarización parcial permite manejar cuentas en esa divisa y comprar bienes y servicios con ambas monedas. Es decir, con dólares y nuevos soles.A ello, la jefe de estudios económicos del banco Bbva, Juana Téllez, respondió que “es una locura pensar en esa iniciativa”. Y agregó: “No es conveniente porque las fluctuaciones de la tasa de cambio son un fenómeno global y no particular o exclusivo de Colombia”.Recalcó que dolarizar provocaría mayores vulnerabilidades a la economía, a la vez que indicó que las últimas medidas del Emisor y el Gobierno han probado ser efectivas para evitar un mayor desplome del dólar.Sin embargo, planteó la necesidad de que el Banco de la República amplíe a más de US$20 millones diarios su intervención (o compras) en el mercado cambiario para contrarrestar la volatilidad de la tasa de cambio. ¿Una tasa fija?Por su parte, Eduardo Sarmiento, decano de economía de la Escuela Colombiana de Ingeniería, manifestó que “al dolarizarse la economía el Banco de la República y el Gobierno perderán el control sobre la política monetaria y fiscal, al quedar dependiendo del manejo internacional”.El académico propuso establecer una tasa de cambio fija por medio de la cual se comprarían los dólares a determinada cotización, frenando así la revaluación del peso y el accionar de los especuladores. Obviamente, sin regresar al viejo modelo de la banda cambiaria que fracasó años atrás y que obligó a su desmonte.“Si se fija, por ejemplo, una tasa de $2.100 por dólar con posibilidad de ajustarse, a ese valor se harían las transacciones y las compras de divisas, lo cual corregiría de alguna manera las fuertes fluctuaciones cambiarias”, subrayó.Esta última tesis no la comparte sin embargo, Julio César Alonso, director del Centro de Investigaciones Económicas y Finanzas de la Universidad Icesi, quien señaló que es partidario de mayores controles al ingreso de capitales extranjeros por la vía de encajes o la fijación de impuestos.“Normalmente se acude a una dolarización como una medida de choque cuando un país enfrenta fenómenos hiperinflacionarios, tal como le sucedió al Perú y Argentina en épocas pasadas”, recalcó el analista.Alonso advirtió que aunque el modelo económico peruano está operando con altos crecimientos anuales, cuando se revierta el flujo de dólares, por alguna circunstancia, el país podría enfrentar muchos problemas para manejar su dolarización, así sea parcial.Sobre este último punto Sarmiento indicó que “el modelo peruano no es ejemplo para Colombia porque es una economía dominada por la explotación de sus recursos naturales. Colombia debe buscar la industrialización y el fortalecimiento agrícola”.El tema cobra especial vigencia por cuanto mañana viernes la Junta Directiva del Banco de la República hará un nuevo análisis del comportamiento económico, cambiario y de la inflación.Muchos analistas apuestan a que el Emisor podría seguir reajustando sus tasas de interés.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad