Prometeo: El terror alienígena está de vuelta

Junio 14, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Alberto Posso Gómez, especial para El País.
Prometeo: El terror alienígena está de vuelta

'Prometeo’ se destaca por el diseño de producción y la cinematografía, desplegando este concepto infernal como un protagonista más de la acción.

Años antes de los sucesos de ‘Alien, el octavo pasajero’, un personaje precedente, emerge en la nueva película de Ridley Scott, ‘Prometeo’. Se estrena este viernes.

Brevemente, en un cameo, como se diría de un actor famoso que aparece pocos minutos en una película, este xenoformo, una criatura entonces fosilizada, apareció en el clásico ganador del Óscar por efectos especiales, ‘Alien, el octavo pasajero’ (1979). Algunos ni siquiera se dieron cuenta de su existencia, pero para otros llegó a ser conocido como ‘Jinete del espacio’. Hubo alguien a quien siempre le siguió intrigando saber más de él, de sus orígenes, del porqué de su misión y la razón de su extinción. Ese alguien fue el mismo director de ‘Alien’, el británico Ridley Scott.33 años después y luego de muchas otras películas consideradas leyendas del cine como ‘Thelma & Louise’, ‘Gladiador’, ‘Hannibal’ y ‘Robin Hood’, Scott regresa a la veta de ficción-horror que le sentara tan bien con ‘Alien’, para sacarse la espina de contar al detalle la historia del ‘Jinete del espacio’.Así las cosas, aunque se trata de una historia diferente, en cierta medida, ‘Prometeo’ puede considerarse una precuela de ‘Alien’. Sin embargo, es obvio que tiene su propia personalidad.La historia parte de una alocada suposición, un grupo de investigadores, que a bordo de la nave espacial ‘Prometeo’ se dirigen hacia un planeta lejano, en donde esperan encontrar a quienes serían sus “fabricantes”, es decir, ignorando la teoría evolucionista de Darwin y constituyendo un reto a los verdaderos dioses. Tal como recordamos, en la mitología griega, Prometeo, el Titán amigo de los mortales, se atrevió a robar el fuego de los dioses, y le salió cara tal travesura, cuando tuvo que recibir el furibundo castigo de Zeus.Por supuesto esta es la metáfora del filme, pero se combina con una alegoría a la forma cómo los humanos se atreverían a desafiar ciertos preceptos divinos en aras de la investigación científica y el desarrollo de la tecnología. Porque nuestros héroes descubrirán que no se van a encontrar con una raza benevolente, sino todo lo contrario, están a punto de hallarse frente a frente con el peor de los horrores.‘Prometeo' se acerca más a una película de culto que a la fórmula comercial de la saga ‘Alien’. Es una película de lento discurrir (en particular los primeros cuarenta minutos), cuyo énfasis es más el discernimiento que el efectismo.Un filme depurado y exquisito, que no corresponde al tono acostumbrado de la ficción hollywoodense.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad