Productores de alambre piden salvaguardia contra las importaciones

Agosto 08, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa.
Productores de alambre piden salvaguardia contra las importaciones

Las empresas nacionales del sector siderúrgico presentan hoy dificultades debido a la fuerte competencia de las importaciones de productos de hierro y acero. Muchas han reducido la operación de sus plantas.

Aunque el gran aumento de las importaciones y su consecuente daño en la producción local fue la razón por la que Acerías Paz del Río, junto a otros fabricantes nacionales pidieron salvaguardias, firmas importadoras del sector señalan que se ven obligados a traer productos importado

Aunque el gran aumento de las importaciones y su consecuente daño en la producción local fue la razón por la que Acerías Paz del Río, junto a otros fabricantes nacionales pidieron salvaguardias para el alambrón, el rollo o barra, perfiles y ángulos, firmas importadoras del sector señalan que se ven obligadas a traer productos de México, principalmente, porque la producción local no es suficiente. De acuerdo con Vicente Noero, presidente de Acerías Paz del Río, el 90 % de los productores locales, entre los que se encuentran Siderúrgicas de Occidente (Sidoc), Siderúrgicas Nacionales de Boyacá (Sidenal), Siderúrgica de Caldas (Acasa) y Gerdau Diaco, además de la empresa que Noero representa, están detrás de la iniciativa que busca imponer aranceles a los productos de origen extranjero. La razón de ello es que mientras el año pasado se cerraron dos plantas, la demanda nacional creció 9,2 %, la producción local decreció 4,4 % y las importaciones crecieron 48 %. Por lo cual, la idea con las salvaguardias es revertir esa tendencia.Las salvaguardias son mecanismos o medidas especiales de protección a las que acuden los países cuando determinado insumo importado está afectando la producción nacional. De acuerdo con información de la Andi, el consumo aparente de alambrón supera la producción local; para 2012 los pedidos alcanzaron las 367.003 toneladas, de las cuales la producción nacional solo pudo cubrir 162.893, mientras las importaciones sumaron 205.714 toneladas. Las exportaciones alcanzaron las 1.604 toneladas La participación de Acerías Paz del Rio fue de 44 % sobre el total, es decir un aproximado de 161.500 toneladas. Según Ricardo Ramírez, presidente de Almasa, esto demuestra que en el país hay un déficit de producción de esa materia prima, por lo que ciertas compañías que trabajan con alambrón deben importarlo. Además, “ante la posibilidad de solicitar una salvaguardia, la cadena productiva y los productos terminados quedarían con una protección negativa, pues en este momento productos tales como alambres galvanizados, puntillas y mallas para la construcción tienen una participación en el mercado de 14 % sin contar con las importaciones de otros países, especialmente de China”. Ramírez agregó que con este tipo de medidas hay posibilidad de que se destruya la industria perfiladora y toda la cadena, porque lo que va a pasar es que los productos terminados no van a ser tocados en sus aranceles, entonces va a ser mucho más barato importar que producir en el país, lo que repercute en un gran problema para la industrialización. Así, los productos de empresas del sector como Proalco, Corsan, Proalambres, Armalco, Grapas y puntillas El Caballo, y Alambres y Mallas se verían afectados porque los costos de producción aumentarían con el alza de los precios de la materia prima. Ramírez dijo que en estos momentos las firmas que importan algunos productos de acero están pagando 5 % adicional al precio de la importación, pero “en estos momentos no podríamos pagar 15 % o 20 % más”. Ante este panorama, Noero señaló que si bien los productores nacionales no abastecen la totalidad del mercado siderúrgico, su participación se ha visto disminuida por el gran aumento de importaciones, que durante el año pasado llegó a 48 %. Por su parte, Maurice Armitage, presidente de Sidoc destacó que no es cierto que la industria siderúrgica colombiana presente un déficit de acero, “lo que pasa es que en estos momentos muchas de las empresas del sector estamos operando con el 60 % de su capacidad debido a la gran competencia externa”, señaló.Esta situación no les permite a las firmas productoras competir con los importadores, enfatizó el empresario.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad