Producción de cafés especiales, ¿es la solución para la crisis del sector?

Noviembre 19, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Producción de cafés especiales, ¿es la solución para la crisis del sector?

35 por ciento crecerá la producción de café este año en Colombia. Llegará a 11 millones de sacos de 60 kg. 8 por ciento de la producción nacional de café la aporta el Valle del Cauca con 70.000 hectáraes sembradas.

Algunos cultivadores consideran que hace falta una estrategia comercial para apostarle a esta idea.

La solución que plantea el Gobierno para la caficultura colombiana, como es el mayor impulso a la producción de cafés especiales, no parece tan clara para los productores nacionales y algunos califican la iniciativa como muy “etérea”.Jaime González, caficultor del municipio de Caicedonia, considera que esa puede ser una posibilidad para lograr mejores precios en los mercados -ahora que la cotización internacional sigue a la baja (US$1,05 la libra), sin embargo, dice que no hay claridad frente a la propuesta, ni avances, dado que de este tema se está hablando hace diez años.“La gran preocupación es si el mercado está listo para recibir una mayor oferta y surgen muchas preguntas sobre la comercialización. En el Valle hay zonas aptas para este tipo de café, pero a uno le da miedo meterse en ese programa sin saber si habrá apoyo”, dijo el caficultor quien también criticó la posición del Ministro de Agricultura, que ha propuesto que los caficultores se pasen a otro cultivo, pero no ofrece opciones concretas. “He estado diversificando con algo de aguacate, y ahora todos están sembrando aguacate y ¿qué sucederá con el mercado?”, afirma Caicedo.Para el caficultor Mario Gómez Estrada, el país ha evolucionado mucho en el tema de cafés especiales, tanto que el 40 % de las exportaciones de la Federación Nacional de Cafeteros corresponde a productos con valor agregado, pero dijo que se requiere mucho acompañamiento al agricultor si se quiere tener mayor desarrollo en ese campo. “En la medida en que el mercado demanda se puede crecer, pero cuál es el verdadero alcance de este negocio y como tener una comercialización segura, eso no es tan claro”, dice.Hay posibilidadesHéctor Fabio Cuéllar, director del Co mité Departamental de Cafeteros en el Valle, asegura que el mercado para los cafés especiales sí existe y que lo que se requiere es optimizar la estrategia comercial.Explicó que esta es una opción importante para el Valle del Cauca que cuenta con 12.000 agricultores vinculados a programas especiales de producción en 42.223 hectáreas sembradas, de las 70.000 que en total tiene el Valle. “En el Departamento tenemos varias experiencias positivas, nuestra estrategia ha sido apadrinar grupos de pequeños y medianos cultivadores a través de la búsqueda de tostadores dispuestos a comprar el producto con un diferencial en el precio”. Destacó el caso de Nestlé que trabaja con cultivadores de siete municipios del Valle del Cauca, los cuales reciben un precio adicional al del mercado por su producto que está certificado. “Hay que indagar, investigar más sobre el mercado, pero hay opciones, el departamento se encuentra en pleno desarrollo de la estrategia de café colombiano certificado 100 % sostenible”.Aún así el cultivador Jaime González, dice que la propuesta de enfocarse en cafés especiales es “muy etérea, no hay nada concreto, tenemos que saber cuánto se comprará al año, que exista un precio de sustentación, como se ha pedido y se defina la estrategia comercial”, dijo.¿Por qué son especiales?Un café especial no tiene que ver con la variedad del grano. Se denomina especial por la forma en que se cultiva y la región donde se produce. Se cuentan los cafés de origen (de una región específica que brinda cuálidades únicas) y orgánicos (los que no usan químicos) y cafés de preparación (se refieren a los que son cultivados en zonas altas y tienen más acidez).En el Valle se promueven programas como la certificación Rainforest Alliance, que fomenta el uso racional de los recursos naturales. La UTZ Certified, que representa una agricultura sostenible y las verificaciones 4C, que están en la categoría de cafés orgánicos. El segmento de cafés especiales  representa el 12% del consumo mundial.BeneficiosLograr mayores ingresos para los productores del grano. Mejorar las condiciones de sostenibilidad y conservación de las fincas cafeteras y su entorno. Desarrollo de nuevas preparaciones y sistemas de empaques que preservan la calidad del café por largos periodos.El café especial que se produce en el Valle del Cauca tiene como destino Japón y Estados Unidos, y en menor proporción Canadá, Suiza, Bélgica, Italia, Reino Unido, Suecia y Finlandia. Esta venta se hace a través de la Federación Nacional de Cafeteros.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad