Presidente Santos desestima que haya crisis cafetera en el país

Presidente Santos desestima que haya crisis cafetera en el país

Noviembre 28, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Presidente Santos desestima que haya crisis cafetera en el país

El Presidente de la República Juan Manuel Santos instaló el Congreso Nacional de Cafeteros.

Durante la instalación del Congreso Nacional Cafetero, el mandatario dijo que garantizó que el Gobierno utilizará todos los recursos a su disposición para asistir al gremio caficultor.

El Presidente de la República, Juan Manuel Santos, garantizó que el Gobierno utilizará todos los recursos a su disposición para la asistencia al gremio caficultor. El pronunciamiento lo hizo durante la instalación del Congreso Nacional Cafetero, en Bogotá, donde se mostró consciente de la baja de ingresos de los caficultores y se comprometió con la revisión del mercado para buscar más oportunidades. “Estoy convencido de que es una responsabilidad irrenunciable del Estado colombiano ofrecer apoyo a los caficultores. No vamos a permitir su languidecimiento por falta de compromiso o voluntad política”, respondió el Mandatario ante las peticiones del gerente General de la Federación Colombiana de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, y el presidente del encuentro Ricardo Gutiérrez. También, insistió en la “constitución de una nueva comisión de expertos que, mediante un proceso de reflexión y discusión, estudie los temas críticos que afectan hoy al sector”. Santos explicó que los tres propósitos principales de Plan de Desarrollo de su gobierno son: más empleo, menos pobreza y más seguridad, con lo que manifestó su interés en darle al sector la “importancia productiva” que debe tener. “El sector es el generador de empleo rural más importante, en importantes encadenamientos productivos; crea equidad a través de la pequeña propiedad, y representa un activo estratégico para la estabilidad política y social de grandes zonas rurales del país”, ilustró. Con respecto a la crisis, el Presidente expuso que al sector público ésta le había representado “un esfuerzo especial y enorme en la búsqueda de nuevas alternativas que impulsaran la prosperidad”. De hecho, recordó la “peor crisis cafetera del mundo, por su intensidad y su duración” a finales de los 80 y principios de los 90. En su intervención el Jefe del Estado recordó que en la pasada administración de la Federación Nacional de Cafeteros se había estimulado la producción de cafés especiales, se creó Procafecol y las tiendas Juan Valdez “como formas de generar mayor valor agregado y reducir el impacto de la crisis generando negocios alternativos, muchos de ellos con grandes perspectivas”. La crisis mundialEl presidente Santos también reflexionó a cerca de la grave crisis del entorno cafetero mundial: “el consumo comenzaba la senda de la recuperación mientras que la producción e inventarios empezaban a quedar rezagados de esa tendencia”, expresó. “Cuando afrontamos esa profunda crisis nadie se podía imaginar, ni en sus más locos sueños, que 10 años después el consumo mundial pudiera crecer en más de 35 millones de sacos, esa es una ventaja enorme que tiene hoy el mercado mundial cafetero frente a las décadas pasadas”, resaltó Santos. Por otra parte, el Presidente explicó que debido al cambio internacional de los precios, tema que ha preocupado y puesto en discusión a gobiernos de todo el mundo, se ha visto una reducción en las utilidades y se han padecido inesperadas pérdidas. “Los precios se han hecho especialmente volátiles porque estos productos no están regulados por el mercado financiero sino que dependen de muchos factores”, dijo. Caficultura tecnificadaHace algunos años el Gobierno y la Federación decidieron realizar un plan de renovación por siembra. Para el 2006 alrededor del 54 por ciento del área sembrada era considerada una caficultura tecnificada; hoy en día el 74 por ciento se encuentra dentro de dicha definición. “Con satisfacción constatamos que entre enero de 2011 y octubre del presente año se han renovado casi doscientas mil hectáreas de café. No obstante lo anterior, no toda el área de producción se ha renovado con variedades resistentes lo cual ha impedido la rápida recuperación de la producción promedio del país, y la hizo particularmente susceptible, como todo lo vimos y lo supimos, la ola invernal”, señaló el Presidente. ¿Podemos hablar de crisis?El presidente Santos pidió al gremio que se sincere y se preguntó si realmente “estamos en una situación de gravísima crisis cafetera, en una situación de curación cafetera como alertan algunos analistas” y pidió “mirar la situación con más objetividad y más detenimiento”. “Pero con todo respeto por los analistas, y basado en mi propia experiencia, creo que no puede hablarse por estos días de una gravísima crisis cafetera, aun con la tasa de cambio actual, cuando el precio del café se encuentra en niveles superiores a un dólar con sesenta centavos”, concluyó el Mandatario. En el marco del problema, Santos aconsejó tener en cuenta varios parámetros: Primero, “no puede haber ineficiencias u otros costos no asociados propiamente a la actividad cafetera en las variables utilizadas como referencia para establecer si el precio interno está o no por debajo de los costos”. Segundo, el precio de referencia “no puede ser el precio más alto de los últimos años; es irreal, el precio tiene que ser aquel que refleje las condiciones y especialmente las señales prevalentes en el mercado”. Y tercero, la caficultura colombiana “se caracteriza por ser muy heterogénea en su composición, y es una caficultura cambiante en la que los ejes de producción van modificándose dependiendo de muchas circunstancias”. Finalmente, hizo una invitación para “pensar en el futuro”: “La situación del sector cafetero no depende solamente de la oscilación de los precios internacionales, así como la sostenibilidad de la caficultura colombiana no sólo requiere la renovación de sus cafetales. Tenemos que pensar en modernizar los esquemas de producción y comercialización”, apuntó. Ayudas del GobiernoEn 2011 el Gobierno Nacional destinó 164 mil millones en apoyos directos al Fondo Nacional del Café. De esta forma, el apoyo directo del Gobierno pasó de menos de 69 mil millones de pesos en 2009 a 164 mil millones en 2011, y a octubre de este año ya iba en 128 mil millones de pesos. Con el Incentivo a la Capitalización Rural (ICR), el sector ha avanzó en el programa de renovación de cafetales. El presupuesto total del sector cafetero creció en promedio, entre 2008 y 2012, en un 78 por ciento, pasando de 61 mil millones de pesos a 254 mil millones de pesos. Para el periodo 2010-2012 se destacan tres grandes programas de apoyos a la caficultura: el de apoyos directos al Fondo Nacional del Café y al sector que acumulan hoy 403 mil millones de pesos, sin contar la nueva adición de 50 mil millones; el programa de apoyos al financiamiento que entregó subsidios de créditos cercanos a 330.000 millones de pesos, el tercer programa de apoyo se refiere al crédito Finagro, el cual supera los 1,3 billones de pesos en el periodo 2010-2012. En los tres programas el Gobierno ha invertido 2.1 billones de pesos entre 2010 y 2012. “No más este año los apoyos ya superan los 674 mil millones de pesos”, resaltó Santos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad