Presidente de Analdex dice que urge mayor seguridad comercial con Venezuela

Enero 17, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra
Presidente de Analdex dice que urge mayor seguridad comercial con Venezuela

Javier Díaz Molina, presidente de Analdex, pide negociar un tratado con el vecino país para fijar nuevas reglas. No hay claridad en los pagos a los exportadores colombianos.

Venezuela es el mercado natural de Colombia, pero aún sigue siendo una plaza insegura para las empresas, ya que no existen reglas de juego claras, pese el haberse superado los distanciamientos políticos entre ambas naciones.Esta es la teoría que esboza Javier Diaz Molina, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior, Analdex, al señalar que para volver a dinamizar las ventas a la vecina república es urgente negociar una especie de TLC para fijar las condiciones del intercambio comercial y el pago a los exportadores.¿Cuáles son las perspectivas exportadoras de Colombia para el 2011, teniendo en cuenta las dificultades en los mercados internacionales?Creo que este 2011 puede ser un año parecido en términos generales al 2010. Es decir, tener un crecimiento positivo en las exportaciones, pero indudablemente ese crecimiento estará soportado en las ventas de productos tradicionales como petróleo, ferroníquel y carbón. Allí estará la dinámica exportadora. Ello porque en materia de productos no tradicionales uno sigue viendo que no habrá una recuperación del mercado de Venezuela, además de que durante el 2011 va a continuar además el proceso de revaluación llevará a que la rentabilidad de las empresas exportadoras se resienta. ¿Con base en ese comportamiento, cuánto sumaron las ventas externas en el 2010?Estamos terminando los balances del 2010, y con base en las cifras a octubre del año pasado, que son las últimas oficialmente, se presentó un crecimiento del 20% en las exportaciones totales. Eso nos lleva a pensar que el 2010 terminó con alrededor de US$38.000 millones o US$39.000 millones en ventas externas.Es una cifra positiva, teniendo en cuenta que allí está pesando la caída con Venezuela. Las expectativas de este año son las de tener unas tasas de crecimiento parecidas a las del 2010.¿Qué pasa con Venezuela si las relaciones diplomáticas se normalizaron, y hasta se prometió pagar las deudas a los exportadores colombianos?Venezuela sigue siendo una plaza natural para Colombia, pero estamos viviendo una coyuntura donde no será un mercado dinámico, no solamente por el tema económico en ese país, sino porque no hay una seguridad o certeza sobre las reglas de juego para mantener el intercambio comercial. Por eso uno no puede hacerse mayores ilusiones en el corto plazo sobre ese tema. Tendremos que ver cómo se llega a un acuerdo comercial con Venezuela. Recordemos, que en abril de este año cesan los compromisos de Venezuela ante la Comunidad Andina de Naciones, CAN, y puede subir sus aranceles. De allí el interés de contar con unas reglas de juego claras y precisas para definir el relacionamiento comercial con los venezolanos después de abril. Por eso no vemos que ese mercado vaya a ser dinámico este año. ¿Qué tan real es que Venezuela ya pagó US$800 millones a los exportadores, pues muchos afirman que eso no es cierto? No hay claridad sobre esas cifras porque se ha hablado de que la deuda pendiente era de unos US$800 millones. Ellos señalaron que había US$200 millones que no se iban a honrar porque se trataba de supuestas operaciones de sobrefacturación o correspondían a exportaciones ficticias. Quedaron US$600 millones y las noticias hablan de que se han autorizado pagos por US$500 millones. Sin embargo, esas son sólo autorizaciones porque cuando uno habla con los empresarios colombianos son pocos los que han recibido pagos y muchos los que no han obtenido dinero alguno por parte de Venezuela. Lo que estamos solicitando a ambos gobiernos es que haya claridad sobre esas cifras, porque nosotros no vemos que haya una coincidencia acerca de lo que se dice está autorizado y lo que realmente se ha pagado a los exportadores. ¿Esos incumplimientos a cuántas empresas tienen perjudicadas? Antes había alrededor de 2.000 empresas vinculadas al comercio con Venezuela. Y no disponemos de un censo para saber a cuáles les han pagado o no. Pero el número de empresas que exportaban a ese mercado bajó y las cifras así lo corroboran. En el 2008 llegamos a unas exportaciones de US$6.000 millones y en el 2010 cerramos en alrededor de US$1.500 millones. ¿Qué tan conveniente es negociar un tratado bilateral o una especie de TLC con Venezuela para no depender de las buenas o malas relaciones entre los jefes de Estado?Esa es la decisión que se tomó desde la primera reunión de los presidentes Juan Manuel Santos y Hugo Chávez. Y la Comisión Segunda se encargó de impulsar este nuevo acuerdo comercial o de complementación económica. Nosotros lo que esperamos es que se pueda avanzar hacia ese acuerdo porque en abril cuando cesen los compromisos de Venezuela en la CAN, tengamos un marco jurídico con definiciones en ese campo, y sobre cuáles serán las futuras reglas de juego para el intercambio comercial. A raíz de los líos con Venezuela, la esperanza de Colombia es el TLC con Estados Unidos. ¿Cómo califica la posición del representante comercial de ese país, Ron Kirk, quien pidió aprobar primero el de Corea y aplazar el nuestro?Veo con preocupación ese pronunciamiento porque rompe lo que ha sido una tradición en Estados Unidos en el sentido de que en el orden en que se van cerrando los acuerdos comerciales, de igual manera se presentan al Congreso para su aprobación. En ese orden de ideas primero iría Colombia, luego Panamá y por último el de Corea. Ese sería un orden lógico, el cual debe respetarse. Sin embargo, esperamos como lo han señalado algunos senadores, pudiera presentarse al Congreso americano un paquete que contenga los tres tratados comerciales. ¿Los exportadores tienen algún Plan B para seguir vendiendo en los EE.UU. ya que las preferencias arancelarias sólo van hasta el 15 de febrero?Esperamos que eso no tenga problema y finalmente se otorgue una nueva prórroga mientras llega el TLC. La decisión que tomó el Congreso en diciembre pasado era dejar esas preferencias al nuevo Congreso americano para su aprobación. Confiamos en que como hay una mayoría republicana, que tradicionalmente ha apoyado ese tipo de acuerdos, respalde esas preferencias cobijadas en el Atpdea por lo menos durante los próximos dos años. Hoy el 61% de las exportaciones colombianas a los Estados Unidos se benefician de ese régimen, e incluyen no sólo productos como el petróleo, sino las flores, la cerámica, artículos de joyería, confecciones y otros. A propósito de la revaluación, ¿a qué dólar le apuesta este año, pues el panorama no es muy halagador?Es difícil, pero uno debería moverse entre $1.900 y $2.000 en las actuales circunstancias. Esa debería ser una cifra más o menos adecuada. Pero lo cierto es que durante el 2010 se vivió un proceso negativo para el sector exportador, aunque el efecto no ha sido igual para todas las empresas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad