Precios de los alimentos siguen a la baja en Cali

Noviembre 07, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Esa cifra representa una baja de 1,24 puntos porcentuales frente al comportamiento de los precios en octubre del 2015.

Al igual que en el país, la inflación en la ciudad de Cali fue negativa durante el mes de octubre con -0,32 %, según informó este fin de semana el Dane.

Esa cifra representa una baja de  1,24 puntos porcentuales frente al comportamiento de los precios en octubre del 2015.

Con este resultado, en lo corrido del año la variación de los precios de los productos y servicios de la canasta familiar en la capital del Valle, se situó en  5,02 %, cifra ligeramente inferior a la inflación nacional.

En Cali  ha sido importante la reducción en los precios de los alimentos, la cual se  registra de manera continua desde el mes de agosto, luego del paro camionero. En octubre, el costo de los alimentos bajó 0,50 %. En igual mes del 2015 había aumentado 1,91 %, es decir, que el valor de estos viene en descenso.

Los precios de la papa y la cebolla son los que más han bajado en el país y en la región con una caída de 8,0 % y 16, %, respectivamente. 

También cayeron en la capital del Valle los costos de la vivienda (-0,53%) y del transporte (-0,51 %). El segmento  que registró mayor alza en   la ciudad, en octubre, fue vestuario con 0,58 %.  

Julio César Alonso, director del Centro Internacional de Economía y Finanzas, Cienfi, de la Universidad Icesi, dijo que lo que refleja la caída en los precios de la canasta familiar es que las presiones que traía el país están terminando, en especial los problemas generados por el clima en el primer semestre del año. 

“También vemos que los sobrecostos que  generó el paro camionero  hasta el mes de julio empiezan a desaparecer y eso se refleja en los precios”, dijo el académico. 

Según el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, “es satisfactorio que la inflación siga bajando, siguen bajando los precios de los alimentos, en especial el costo  de la carne y eso nos permite ser optimistas”, dijo el funcionario.

Aseguró que tal como van las cosas es posible cumplir las estimaciones del Banco de la República que proyecta que al final del 2016 el Índice de Precios al Consumidor (IPC), será de 6,1 % y se mantiene el pronóstico de menos del 4 % para el 2017. “Las políticas han dado resultado y creemos que ya pasó lo peor. La inflación que alcanzó en julio  casi el 9 %, ya va en 6,4 %”.

Según Cárdenas, de cumplirse la meta del Banco de la República,  los colombianos no habrán perdido poder adquisitivo. “El salario  mínimo de este año aumentó 7 % y es positivo ver que la inflación de los últimos 12 meses  está por debajo de eso. Es decir, tenemos una ganancia en términos reales en los ingresos de las familias”, destacó el funcionario.

El IPC en Colombia se situó en lo corrido del año en 5,19 %, menos que el 5,47 % de igual lapso del 2015.

No todo está claro

Según el analista Julio César Alonso, no todo está claro en torno al comportamiento de la inflación, pues el reciente repunte del dólar ($100  en una semana) no estaba previsto.

“Esto puede afectar los cálculos del Gobierno Nacional que prevé una variación de precios al final del 2016 de 6,1 %. Si el dólar se mantiene por encima de los $3000 y sigue al alza, esto no  se cumplirá y la inflación estaría en 6,5 % o más”, dijo.

Agregó que Colombia tiene una gran dependencia de productos importados y que pesan en la canasta familiar, por lo que el alza del dólar podría afectar la inflación en  los meses de noviembre y diciembre. 

“Todo esto lo que genera es un poco de incertidumbre en el país  de si se cumplirá o no lo que está diciendo Hacienda”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad