Precio del petróleo, ¿un barril sin fondo?

Precio del petróleo, ¿un barril sin fondo?

Agosto 23, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Francy Elena Chagüendo | reportera de El País.
Precio del petróleo, ¿un barril sin fondo?

Hace un año el crudo se vendía a US$96 el barril. Esta semana tocó los US$39,86. Colombia sufre la volatilidad del mercado.

Es muy arriesgado establecer si la caída del precio del petróleo ya  tocó fondo. Esta es la respuesta de los analistas y expertos de la industria petrolera a la pregunta si tendremos un crudo a US$30 el barril. Nadie quiere ver esa realidad que podría darse pronto. Esta semana el petróleo cerró en US$40,45 el barril, pero llegó a bajar a US$39,86, lo que alertó  de nuevo a la industria. “Espero que no caiga a menos de US$40 el barril, pero nosotros como país deberíamos tener una dinámica propia y no solo depender del mundo petrolero”, dice Rubén Darío Lizarralde, director de Campetrol (gremio que reúne a empresas nacionales y extranjeras que ofrecen servicios petroleros). “Es bastante complicado decir hasta donde llegará el precio, personalmente pienso que la cotización  estará en promedio por  los US$50 por un buen tiempo”, opina Carlos Alberto Bernal, director de Acipet (Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos). “Por lo que se ve las condiciones seguirán complicadas, el  mercado es volátil y cualquier conflicto o noticia lo lleva a subir o bajar”, argumenta Sebastián Gallego, analista senior de Credicorp. Pero en realidad nadie se atreve a dar un veredicto final y lo cierto es que mientras el mundo debate qué pasará con los precios, países como Colombia, que no pueden hacer nada, sufren los rigores de la volatilidad de  estos. Hace un año el Gobierno no tenía las preocupaciones fiscales de hoy con un crudo que se vendía a  US$96 por barril y que le permitió al país darle regalías a las regiones por $30 billones desde el 2012.  ¿Por qué la caída?El primer factor es la sobreoferta. El mundo petrolero desde hace un año vive una especie de guerra fría entre la Organización de Países Petroleros (Opep) y los Estados Unidos, luego de que este país se convirtió en el principal productor.   Para el año del 2005 EE. UU. producía 8,3 millones de barriles diarios de crudo y en 2014 fueron 14 millones de barriles, es decir, el 15 % de la producción mundial, debido al desarrollo de los pozos no convencionales.  La oferta mundial de crudo al año es de 93 millones de  barriles y los países  de la Opep aportan el 30 % de esta cifra, por lo tanto, sus decisiones impactan el mercado. Pero desde el año pasado, esta organización se ha negado a reducir su producción y, por el contrario, producen y  ofertan más barriles al mercado. La razón, dicen algunos analistas, es la intención de golpear a los Estados Unidos y al parecer ya  lo están logrando. “Por los bajos precios, las inversiones y las nuevas exploraciones en EE. UU. han bajado, lo que hace prever es que se reducirá la producción de este país” comenta Mauricio  Reina, investigador de Fedesarrollo.  Se estima que el costo de extraer un barril de petróleo en los Estados Unidos   con técnicas no convencionales vale entre US$60 y US$65 el barril, mientras este se vende a  US$40, lo que no hace rentable la operación y las empresas empiezan a quebrarse. La Agencia de Energía de los Estados Unidos bajó su pronóstico para la producción petrolera de  ese país  en 2015 y 2016, lo cual podría ser una señal de que el panorama de precios pueda cambiar.  ¿Hasta cuándo irá esta 'guerra'? Eso se preguntan países como Colombia que tan solo aporta un millón de barriles diarios al mercado y que no tiene influencia en este, pero sí vive la crisis de los precios. El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas dice que “no sabemos a qué nivel puede llegar el precio del petróleo, pero esperamos que  toque fondo, esto no es una buena noticia para el país, pero en este campo Colombia es un observador y la economía tiene que acomodarse a eso”. Un observador que cada día pierde ingresos.   Las rentas petroleras del país pasarán de $24 billones en el 2013 a $3 billones en 2016, según cálculos de Hacienda. Pero frenar a los Estados Unidos en avance petrolero no es la única razón para que los precios estén bajos. Sebastián Gallego, analista senior de Credicorp, dice que un segundo factor es el menor crecimiento  de  Europa y en especial la desaceleración  que ha tenido la economía China, que está demandando menos  combustibles. “A esto se une el acuerdo logrado con Irán que llevaría a este país a colocar una mayor producción de petróleo  para el 2016, lo que  mantiene la sensación de que los precios seguirán bajos”. La Agencia de Energía de EE. UU. prevé que el precio promedio  del crudo para 2015 será de US$49 el barril  y de  US$54 para 2016, estimaciones que no dan muchas esperanzas, pues según la entidad, solo hasta el 2020 se verían precios nuevamente de US$73 el barril, los que se tenían en el 2009. Según Francisco José Lloreda, presidente de la ACP, es factible que los precios del crudo sigan bajando porque hay una importante sobreoferta mundial y ningún país quiere ceder en producción. “Ni la Opep ni los países de la OECD parecen dispuestas a dar a torcer el brazo. Por el contrario, algunos han buscado compensar la caída en sus ingresos fiscales, con más producción”. Agrega que contrario a lo que muchos señalaron en la última década, hay mucho petróleo y gas y “no se debe descartar una caída mayor”. Inclusive la firma Morgan Stanley escribió que  si los precios del petróleo siguen el camino que sugiere la curva a futuro “esta depresión podría ser más severa que la de 1986”, cuando los precios bajaron de US$30 el barril a US$10 por el incremento de la producción.  Es decir, que la posibilidad de retornar a los precios de hace un año de US$96 el barril, está más lejana. Sin embargo, quedan algunos optimistas, como el economista Alberto Bernal,  quien piensa que el precio del petróleo no puede seguir bajando porque no es sostenible para ninguna empresa. “Es matemáticamente imposible que el precio del petróleo siga cayendo, no hay nuevas inversiones en EE. UU. y hay destrucción de la producción por lo que en el 2016 será menor”.    En ese mismo sentido Camilo Pérez, gerente  de investigaciones económicas del Banco de Bogotá, dice que el  deterioro actual de la inversión llevará a una reducción de la oferta y en el mediano plazo la cotización repuntaría.  Se estima que en el mundo se han frenado inversiones por $200.000 millones en el sector petrolero, a raíz de esta crisis de precios que por ahora continúa. 

30.000 puestos de trabajo se han afectado en Colombia, entre directos e indirectos, por la crisis petrolera.20 compañías del sector petrolero entraron en proceso de reorganización en Colombia, entre enero y agosto de 2015.200.000 millones de dólares en inversiones petroleras se han frenado en el mundo por la caída de los precios.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad