¿Por qué piden ajustes al trazado de la vía al mar?

¿Por qué piden ajustes al trazado de la vía al mar?

Agosto 14, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Loboguerrero vía Buenaventura

Según la CCI, los derrumbes en la vía Mediacanoa-Loboguerrero, seguirán por la falla geológica que atraviesa la zona.

Archivo de El País

Gremios y empresarios del Valle del Cauca expusieron nuevas preocupaciones frente al desarrollo del proyecto vial de la doble calzada entre Buga y Buenaventura.

La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) informó recientemente que se firmó el otrosí No. 1 de la APP Vía Pacífico, consorcio que se encargará de construir los tramos faltantes de la vía al Mar -29 kilómetros- y también operará y rehabilitará todo el corredor por un periodo de 30 años.

Con este otrosí la APP asumirá la construcción de la doble calzada en el tramo Loboguerrero - Mediacanoa, específicamente en el sector de La Balastrera, donde han ocurrido muchos derrumbes. Son 17 kilómetros atravesados por una falla geológica.

María Claudia Álvarez, directora de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, seccional Suroccidente (CCI), dijo que se debe cambiar el trazado de este sector y sacarlo completamente de la montaña porque, de lo contrario, se mantendrá el problema de los deslizamientos y no servirá de nada que haya una doble calzada.

“Este es el momento justo de tomar la decisión porque el consorcio Vía Pacífico tiene unos meses para revisar y ajustar los diseños”, dijo.

La CCI propone, para superar el problema de los derrumbes en la vía, construir un túnel de 2 km, hacer viaductos o relocalizar la carretera lejos del piedemonte.

El geólogo Gabriel París expresó que la falla geológica está activa y seguirá moviéndose. “La carretera actual está al borde de la montaña y el diseño de la nueva calzada va más adentro, lo que es un error, detener la inestabilidad de la loma debe costar una gran inversión”, dijo.

Por esta razón, la propuesta gremial es que las vías se alejen de la montaña, ya sea con viaductos o túneles en el tramo antes mencionado. “Hoy, todo el trabajo que se hizo en ese sector (unos 5 kilómetros de vía), está inutilizado por los deslizamientos”, recalcó Gilberto Saa, expresidente de la Junta Directiva de la CCI.

Lo más curioso, destacó el gremio, es que el consorcio Vía Pacífico no tiene la responsabilidad de estabilizar taludes, según quedó establecido en el otrosí No. 1, por lo que los empresarios se preguntan entonces de quién será la responsabilidad cuando ocurran nuevos deslizamientos.

Otra preocupación que expresó la CCI es que se sacó del contrato con Vía Pacífico el tramo entre Citronela y el Sena, unos 10 kilómetros que ahora quedaron sin contratación.

Mary Estrada, directora del Comité Intergremial de Buenaventura, dijo que ese tramo es vital para la doble calzada y para el Puerto, pues hoy en día hay una gran congestión a la llegada al Distrito. Se estima que se mueven unas 2000 tractomulas diarias por la vía a Buenaventura (ver recuadro).

Lo que falta

Debido a que el tramo Citronela-Buenaventura quedó excluido de la APP Vía Pacífico, la Gobernación del Valle incluyó la obra dentro de los proyectos que han denominado “la nueva malla vial del Valle”.

El problema, según Lourdes Salamanca, directora del Observatorio de Infraestructura, es que solo hasta enero del 2019 se adjudicaría la obra, es decir, que la culminación del corredor Buga a Buenaventura sigue extendiéndose. Hoy existen varios tramos de doble calzada finalizados, pero no hay continuidad en los 111 kilómetros que conforman el corredor.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad