¿Por qué no baja más el precio de la gasolina?

Marzo 01, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Por qué no baja más el precio de  la gasolina?

Con la medida decretada por el Gobierno Nacional, el precio de la gasolina y del Acpm se situarán por debajo de los $8.000.

Las crecientes importaciones de crudo, las ineficiencias de refinación y los impuestos son algunos de los aspectos que pesan sobre el combustible.

Aunque hace una semana el Gobierno Nacional anunció un inesperado alivio adicional de $300 en el precio de la gasolina, muchos consumidores, empresarios y transportadores, no quedaron satisfechos.Todo porque los costos actuales de la gasolina y el acpm aún están lejos de reflejar lo que ocurre en los mercados internacionales con la caída estrepitosa en las cotizaciones del petróleo.Hoy, mientras un galón de gasolina se consigue en algunas estaciones de servicio de Cali hasta en $7700 con base en el régimen de libertad vigilada —ya que el precio de referencia del Gobierno es más alto ($8264 para febrero)— en Estados Unidos vale entre US$2,15 y US$2,50. Al actual cambio de $2500 por dólar, eso significa que el galón lo pagan los estadounidenses en un rango que oscila entre $5375 y $6250. En otras palabras, ese costo (o margen) es inferior hasta en $2000 por galón, por ejemplo, frente al que rige en Cali. ¿Por qué no baja más?, es el interrogante que se hacen los consumidores a la hora de tanquear sus vehículos.Son varios los factores que impiden un mayor alivio. Quizás el más importante es el tributario, ya que al Gobierno —en la actual coyuntura donde le dejarán de ingresar a sus arcas este año unos $19 billones por renta petrolera — no piensa ceder ni un peso más. Y así lo corroboró el propio ministro de Minas, Tomás González, al descartar más rebajas.Pese a tal afirmación, el senador liberal Luis Fernando Velasco, dice que para asegurar ingresos el Gobierno de alguna forma ya “se blindó” al poner en marcha en la última reforma tributaria un tributo parafiscal (de $1000 por galón) para alimentar un Fondo de Estabilización. Y con ello en vez de aliviar la presión sobre los consumidores, lo que hizo fue mantener un precio más alto frente al de paridad internacional.Al respecto, Álvaro Younes presidente de la Federación Colombiana de Distribuidores Minoristas de Combustibles Fedispetrol, señala que dicho fondo parafiscal acumula hoy unos $7 billones, que corresponden a dineros que están pagando de más los colombianos cuando van a los surtidores de gasolina.“Es una renta a la cual el Gobierno no va a ceder por sus afanes presupuestales”, recalca el dirigente.En ese sentido, el ex ministro de Hacienda, Juan Camilo Restrepo, anota que “en buen romance, significa que si el precio de referencia que fija el Ministerio de Minas está por encima del llamado precio de paridad (que no es otro que el internacional), tal diferencia irá a engrosar las arcas del Fondo de Estabilización y no a aliviar el bolsillo del consumidor”. Y agrega: “Es una explicación que el Gobierno no ha dado, ya que mientras el precio de referencia de la gasolina está por las nubes, a pesar de que el valor del crudo se ha descolgado casi un 60%, en los surtidores la rebaja no llega ni al 10%”.Otros escollosColombia cotiza su petróleo a precio de importación, es decir, en la Bolsa de Nueva York con base en la variedad WTI o crudo ligero, hoy a US$49 por barril.Ese modelo, dice el senador Velasco no permite combustibles más baratos, tesis que apoya el Presidente de Fedispetrol, tras señalar que “un ejemplo de ello son los países centroamericanos, que a pesar de ser importadores netos de crudo, tienen gasolina más barata”. Ahí también inciden las ineficiencias en las refinerías de Ecopetrol en Barrancabermeja y Cartagena, ya que Colombia debe importar, por ejemplo, el 50% del diesel que consume. “Esas ineficiencias se reflejan cuando por cada 100 barriles de crudo sólo se obtienen por margen de conversión unos 68. Y todo a pesar de que se han invertido US$9000 millones en la modernización de la refinería de Cartagena”, denunció Velasco.Otro factor responsable del encarecimiento es el etanol. “Cada vez que usted tanquea compra 92% de gasolina y 8% de etanol o de biodiesel. Pagamos un etanol por encima de los precios internacionales”, sostiene Velasco.Igual piensa el senador Jorge Robledo, al manifestar que “en Colombia nos cobran los combustibles como si el petróleo de Ecopetrol se importara desde el Golfo de México y estima que “al menos el 12% de esas ganancias van a manos de las multinacionales”. Frente a ello, Rafael Barrera, presidente de la Federación de Distribuidores de Derivados del Petróleo, Fendipetróleo, dice que “hay que tener en cuenta que Colombia en un país productor de petróleo, y por ello y los alivios deberían ser mayores”. La falta de una mayor red de poliductos, ya que el crudo extraído de los pozos se transporta en carrotanques, también afecta los precios al público.Como están las cosas, saber si la gasolina bajará más es una incógnita. Todo dependerá del Gobierno.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad