¿Por qué los 'smartphones' son cada año más costosos en Colombia?

Octubre 25, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Por qué los 'smartphones' son cada año más costosos en Colombia?

Algunos de los celulares más costosos en el mercado son de las marcas LG, Samsung y Apple.

Hace un doce meses cuando se hizo el lanzamiento del iPhone 6, su precio oscilaba entre $1,6 millones y $1,9 millones, hoy vale 50 % más. El País hizo un recorrido por establecimientos de comercios y esto encontró.

En las tiendas de Sanandresito en Cali casi nunca para la romería de consumidores. En una mañana cualquiera, un punto de venta de celulares puede recibir a más de 30 clientes preguntando sobre la mejor opción en ‘smartphone’ (teléfonos inteligentes). Por estos días hay una exclamación común ¡¿Por qué tan caro?¡ y también una respuesta rápida; “por que el dólar ha subido mucho”. Eso es lo que Roger Varela, un distribuidor de celulares, que tiene un punto de venta en el centro de Cali, le dice a sus clientes, en especial a los que llegan preguntando por el teléfono de más alta gama, ese que ven en las propagandas de televisión. Y es cierto. Los nuevos modelos del iPhone, que los operadores de telefonía empezaron a vender este fin de semana en Colombia, valen entre  $2.869.900 y $4.119.900, según las especificaciones  y según la empresa que lo comercialice.  Eso es entre 4,5 salarios mínimos y 6,4 salarios, es decir, que una persona que devengue  $644.000  tendría que dedicar entre seis y siete meses de su trabajo para adquirir el más costoso smartphone. Hace un año, cuando se hizo el lanzamiento del iPhone 6  su precio oscilaba entre $1,6 millones y $1,9 millones. Pero hoy, el alza del dólar ha hecho que el costo de los equipos suban más de 50 %, pues en octubre del 2014 la tasa de cambio estaba en $2000 y este fin de semana cerró en $2912. Al respecto, Ariel Fontón, presidente de Movistar, afirmó que el costo de los equipos es el mismo en Colombia o en cualquier parte del mundo, pero que en el país influyen variables  como: los impuestos, la devaluación y  la eliminación de las cláusulas de permanencia en los contratos que permitían dar subsidios. En eso coincidió Juan Carlos Archila, presidente de Claro, quien considera que el cambio en las cláusulas afectó el plan de negocios de la compañía y el ritmo de crecimiento del 4G “porque en nuestro plan  incluíamos la posibilidad de que muchos usuarios tuvieran terminales (equipos) con esta tecnología”. Cálculos de la compañía Tigo indican que  un equipo que costaba $600.000 a comienzos del 2014  en un plan pospago, ahora puede costar más de  $1.400.000, por el alza del dólar y el cambio en las condiciones para las empresas. “Antes se subsidiaba hasta un 40% del precio final de los celulares, ahora las personas deben comprar de contado los equipos o conseguir financiación, por lo cual se venden al 100 %”, dijo Marcelo Cataldo, vicepresidente de Negocio Móvil de TigoUne. ¿El mercado se resiente?  Para los directivos de Tigo Une las ventas de los equipos de  última tecnología han sido las principales afectadas y “la demanda se ha movido hacia dispositivos más asequibles”, afirmó Marcelo Cataldo.Asimismo, Camilo Aya,  director de Mercadeo de Movistar, considera que  el mercado se resintió cuando se dio la eliminación de las cláusulas, pero que ya se reacomodó y “la gente se está ajustando al nuevo modelo que permite que el consumidor compre su celular donde quiera”. Los comerciantes se las arreglan para mantener sus ventas, eso hace  Roger Varela, quien  dice que la amplia oferta de teléfonos lleva a que  el mercado mantenga un buen ritmo.  “Cuando viene un cliente y se decepciona por los precios no se puede dejar ir. Hay muchas alternativas de celulares buenos a menores costos, la oferta es inmensa y hay un teléfono para cada perfil”, dice.  Por ejemplo, Movistar tiene en su portafolio más de 50 referencias de equipos, en especial ‘smartphone’. Solo  Samsung tiene en el mercado más de 50 modelos y Huawei unos 28. Estos equipos se venden en promedio entre $300.000 y $4.119.900 que es el iPhone de más alta gama.   Por ahora, los operadores preparan varias estrategias para colocar los nuevos modelos iPhone. Movistar los está  financiado por dos años y recibe en parte de pago el teléfono viejo. Esta misma opción la ofrece Tigo, que creó el plan “Entrega y Estrena”.  Los operadores y distribuidores  quieren arañar un poco del mercado colombiano que en 2014 vendió $1,9 billones en celulares.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad