¿Por qué el crédito sigue tan costoso en Colombia?

Agosto 05, 2017 - 11:55 p.m. Por:
Redacción de El País
1.872.482 colombianos se unieron a la banca durante el 2013

Pese a que el Banco de la República ha reducido este año seis veces su tasa de intervención, usuarios siguen pagando créditos caros. Analistas piden revisión de la tasa de usura.

Juan José Malagón, un ingeniero que trabaja para una reconocida firma caleña, tiene un crédito de libre inversión contratado a 24 meses, y aunque ha escuchado que el Banco de la República ha rebajado este año en seis oportunidades su tasa de referencia, eso no se ha reflejado todavía en su préstamo. Juan José paga a su banco un interés de 2,2% promedio al mes, algo así como el 26% al año.

Como él, millones de hogares y colombianos siguen confiando en que la transmisión de esas reducciones se haga pronto, en especial a las tarjetas de crédito, que son actualmente las más costosas del mercado.

En el dinero plástico, la tasa roza el 30%, que es casi el tope de la tasa de usura que para el tercer trimestre se fijó en 32,97% efectiva anual, tras retroceder desde un 33,50%.

La usura es la máxima tasa a la cual deben prestar los bancos, sopena de ser sancionados por la leyes penales. Si el cliente cae en mora, sin embargo, deberá pagarla como castigo.

¿Cuál es la causa? Como el país enfrenta una desaceleración económica, muchos de los bancos estudian ahora con más lupa la otorgación de préstamos al elevarse el nivel de riesgo, es decir, que el usuario se ‘cuelgue’ en sus obligaciones y caiga en mora.

Lea también: '"Los bancos deben esforzarse y bajar más las tasas": Codirector del Banco de la República'.

Hoy, por ejemplo, según datos de la Superintendencia Financiera, la cartera vencida de consumo pasó de $5,8 billones en enero a $6,9 billones en mayo. Pese a ello, la cartera bruta saltó de $113 billones a $117 billones, lo que significa que la gente se sigue endeudando.

Frente a lo viene sucediendo, Alejandro Reyes, analista del Bbva, explica que “en este ciclo de la economía los bancos están estudiando con mucho juicio los temas de riesgo, y porque ha habido cambios en la regulación con mayores provisiones que no permiten que esas tasas desciendan de una manera más rápida”.

Las provisiones son dineros que los bancos deben guardar en fondos especiales para cubrirse en el caso de impago de préstamos y obligaciones por parte de su clientela.

Reyes destaca que la tasa de usura ha jugado un papel en la transmisión lenta de la rebaja de tasas del Emisor, en especial para préstamos superiores a 72 meses por su nivel de riesgo.

Las tasa de créditos corporativos o a empresas bajan más rápido porque están contratados bajo otras condiciones como el estar atados a la DTF que es la tasa de captación de los bancos.

¿Espacio para más rebajas?

El Banco de la República ha reducido en 2,25 puntos porcentuales su tasa de referencia desde febrero hasta el pasado mes de julio. Es la tasa que le cobra a los bancos cuando acuden al Emisor en busca de recursos de liquidez.

El propio ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ha dicho que “el ciclo bajista podría estar llegando a su fin dentro de poco”.
Sin embargo, analistas como Alejandro Reyes y Mario Acosta, jefe de estudios económicos de Ultraserfinco, consideran que todavía hay espacio para otras reducciones.

Se espera que a finales de agosto la tasa baje del 5,50% al 5,25% una vez se conozcan los datos de inflación y de comportamiento del Producto Interno Bruto, PIB, el cual se estima habrá crecido 1,3% en el segundo trimestre. En el primero lo hizo en 1,1%.

Eso permitiría que más hogares y empresas tomen préstamos a menor costo como una forma de dinamizar la economía al producirse un repunte del consumo.

El director de Fedesarrollo, Leonardo Villar, estima que por lo general la transmisión de ese beneficio del Emisor a los créditos tarda entre 8 meses y un año en cristalizarse.

En su concepto, “si bien el impacto se demora en las carteras de consumo e hipotecaria, estas siguen creciendo más que el PIB”, ya que solo la cartera bruta de créditos de todo el sistema financiero pasó de enero a mayo de $229 billones a $236 billones.

¿Un fracaso?

Pero otra visión tiene el economista Eduardo Sarmiento, director del Centro de Estudios Económicos de la Escuela Colombiana de Ingeniería, al señalar que “las rebajas de tasas del Emisor son un fracaso”.

Considera que esas reducciones no favorecerán a la gente mientras persista el actual modelo económico, ya que el eel Gobierno enfrenta un gran déficit fiscal por su alto gasto y para sortearlo sale a vender Títulos de Tesorería, TES, a tasas altas.

“Por eso en vez de prestarle barato a la gente los bancos compran este tipo de títulos”, sostiene el académico.

Igual piensa Ode Farouk Kattan, presidente de la Asociación Nacional de Pequeños y Medianas Empresas, Acopi, seccional Valle, al señalar que “esas rebajas que no llegan a los préstamos para incentivar el consumo son una desilusión para los hogares y ciudadanos”.

“El Banco de la República puede perder su credibilidad ante la población con medidas impactantes, pero que no producen el resultado apropiado”, sostiene el dirigente.

¿Qué viene? Si los datos de inflación de agosto son positivos, todo apunta a que los créditos se abaraten más.

Pero existe siempre el riesgo de que entre los meses de septiembre y diciembre, los precios suban ante la cercanía de las compras navideñas.
El propio Banco de la República duda de que la meta de inflación (entre 2% y 4% no se cumpla este año). Los estimativos dan cuenta de un 4,25%. Las dudas están a la orden del día.

Tasa de interés
Usura por cada crédito

El representante a la Cámara, David Barguil, quien se ha caracterizado por lograr la aprobación de proyectos de ley para proteger al usuario financiero, sugiere que la tasa de usura se aplique para cada modalidad de crédito, y no como se fija hoy.

Para tal efecto, dice que llevará un proyecto de ley al Congreso para cambiar la metodología para la usura en los préstamos de consumo, ordinarios y comerciales, y sobre todo para los créditos con tarjetas, donde dice “hay muchos abusos en las tasas de interés”.

“En Colombia —sostiene— la tasa de interés bancaria, excepto la de los microcréditos, que tienen mayor riesgo, no deberá superar el 20% efectivo anual”, tal como ocurre en México y otros países.

Ya el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dio la orden a la Superfinanciera para que haga un estudio para cambiar la metodología para fijar la tasa de usura. No se sabe si seguirá aplicando mensual o trimestral.

Fenalco, el gremio de los comerciantes, es partidario se que fije cada mes.

Sí hay alivios

A pesar de las críticas, el gerente del Banco de la República,
Juan José Echavarría, dijo en la ultima Convención Bancaria, que si hay alivios en los préstamos.

Pero admite que la demora en las rebajas ha sido para
las tasas de consumo.

Según él, “ la transmisión del recorte de las tasas del Banco de la República ha alcanzado en algunos caso un nivel del 81%”.

Por su parte, el presidente ejecutivo de Asobancaria, Santiago Castro, señaló que “la baja de tasa se refleja diferente según el tipo de cartera... Para el crédito de consumo esto puede darse en pocos meses y eso ha estado ocurriendo. La política bajista empezó a fines del 2016”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad