¿Por qué el consumo por parte de los colombianos está descendiendo?

¿Por qué el consumo por parte de los colombianos está descendiendo?

Abril 07, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Miguel André Garrido, Colprensa.
¿Por qué el consumo por parte de los colombianos está descendiendo?

La baja en tasas de interés, pieza clave en el 2013 para estimular la demanda de los hogares en Colombia.

Las cifras son claras. El consumo por parte de los colombianos viene en caída y la tendencia se viene reportando desde hace varios meses. Eso hizo que el año pasado la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) prendiera las alarmas, en especial en los sectores de vehículos automotores, lubricantes; lo mismo que en libros, revistas y periódicos. “Si revisamos la información del periodo febrero 2012 - enero 2013 encontramos tres sectores que están teniendo decrecimientos, o lo que algunos llaman crecimientos negativos: vehículos automotores (-2,2%), lubricantes (-1,1%), y libros, periódicos y revistas (-0,2%)”, señala Fenalco con base en las últimas cifras del Dane.Incluso, el Banco de la República, en su más reciente reunión, bajó en 50 puntos la tasa de intermediación para impulsar el consumo y ahora el Gobierno hace llamados para que los bancos ofrezcan créditos más baratos.¿Qué hacer para crecer?Guillermo Botero, presidente de Fenalco, considera que las esperanzas de un reavivamiento del consumo a lo largo de este año están puestas en las reducciones de la tasa de interés por parte del sistema financiero y que estas las sientan los consumidores, a lo que se suman las promociones para conquistar compradores. “Si las cosas continúan sin cambios macroeconómicos fundamentales, lo más seguro es que 2013 será un año moderado en la dinámica de compras de los hogares”, dice Camilo Herrera, presidente de la firma Raddar, quien es consciente de que el comprador es un ser emocional a quien se le deben dar señales de confianza para que continúe en su dinámica de compras normal y eso -considera- “se logra con reducción de tasas, generación de empleo o gasto público que le permitan a las personas tener claro el escenario al que se enfrenta”. En el caso de las promociones, mientras Fenalco considera que es una de las estrategias clave, Raddar piensa que este no necesariamente es un camino adecuado y se atreve a recomendar la salida de ese marco “o de lo contrario se afectaran las marcas y las percepciones frente al comprador”, añade. Alberto Naranjo, director del programa de Economía y Finanzas Internacionales de la Universidad de la Sabana, asegura que quien debe mediar también en esta situación es el Gobierno Nacional, “el Estado debe consumir más para compensar la baja del consumo privado, y así contrarrestar una posible reducción en el empleo".Según el académico, hay cuatro elementos que vienen frenando las compras: uno, el que los consumidores están en la cima de un ciclo de compras, es decir gastaron mucho en 2010 y 2011. Dos, el ingreso disponible se ha reducido por un mayor servicio de deuda. Tres, hay un fenómeno de contención por temor al mercado internacional y el cuarto aspecto son las tasas de interés, las cuales –dice- aún están altas para el comprador.No hay crisisPese a la desaceleración en el consumo hay tranquilidad en algunos sectores. Tulio Zuloaga, presidente de Asopartes, reconoce que el tema de vehículos es una cuestión cíclica. “Nosotros no podemos pretender que todos los años se vendan más y más vehículos hasta llegar al infinito”, dijo Zuloaga al tiempo que agregó que “esa es una realidad. Los años que vienen la venta de vehículos va a ir a la baja”.Camilo Herrera, presidente de Raddar, firma especializada en hacerle seguimiento al consumo en el país, coincide con los demás expertos en cuanto a que sin duda hay una desaceleración, y explica el fenómeno en el nivel de compras realizadas en años anteriores.El académico Alberto Naranjo también es optimista. “Lo que faltan son ideas para generar nuevas oportunidades de crecimiento. Hay que mejorar en la innovación, en políticas públicas para crear cambios que permitan crecer al 10 %”, dice el catedrático.Lo más vendidoNo todo el consumo ha bajado, inclusive la venta de computadoras creció más 20 %, en el inicio de año. Las líneas de ferretería, vidrios y pinturas aumentaron sus ventas 6,9 %; los artículos de aseo personal y cosméticos 5,0 %, mientras calzado y artículos de cuero reportan un 4,9 %, según Fenalco.La firma Raddar asegura que hay un cambio de hábitos de consumo. Por ejemplo, se ha dejado de comprar en algunos segmentos, pero se aumentó en la línea de inversión en ocio (cine, teatro, etc). “El comprador parece estar migrando del consumo de objetos suntuosos como los carros para mudarse a bienes semidurables como la ropa, y está pagando por servicios de entretenimiento como teatro, cine y circo”, dice Camilo Herrera, presidente de Raddar.Destaca que esa es una forma de continuar dándose gusto sin hacer grande desembolsos.Lo que desciendeEn enero y febrero la caída en las ventas de autos fue de 4,16 % y 11,9 %, respectivamente, y en marzo la comercialización bajó 25,70 %, según cifras de Fenalco.El segundo subsector con cifras negativas (para enero pasado) es el de papelería (libros, periódicos y revistas) con -6,0 %, seguido por lubricantes con -4,8 % y el segmento de repuestos y accesorios para vehículos que cayó 0,8%.A esta situación se suma la desaceleración en ventas de electrodomésticos. Según Fenalco, el consumo de estos productos creció 20,8 % en enero del 2011, 10 % en igual mes del 2012 y este año fue de 1,5 %.Cifras15 por ciento bajaron las ventas de carros durante el primer trimestre de este año, frente a igual periodo del 2012. 16,8 por ciento creció el crédito de consumo al cierre de enero del 2013. En igual mes del año pasado ese crecimiento era del 24,7 por ciento.70,9 billones de pesos sumaba la cartera de créditos de consumo, a enero de este año.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad