Popayán, sin combustible y con escasez de alimentos por paro cafetero

Marzo 01, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Popayán.

Gerente del Acueducto de Popayán rechazó versiones de redes sociales sobre envenenamiento del agua que se le suministra a la comunidad.

El gobernador del Cauca, Temístocles Ortega, dijo este viernes que el paro de los cafeteros tiene a Popayán sumida en un angustioso caos social y de orden público, por lo que llamó a los dirigentes del movimiento a ser más humanos, especialmente en cuanto al ingreso de combustibles y alimentos.El alcalde de Popayán, Francisco Fuentes Meneses, aseguró que la capital del Cauca vive un "secuestro", pues, debido al bloqueo de vías por cuenta del paro, no se ha logrado encontrar una solución "que le permita a sus 450.000 habitantes salir de la encrucijada social que afecta los núcleos hogareños de manera desproporcionada".Hasta la noche de este viernes, solamente había un 10 % de combustible para el servicio público de busetas y taxis en la ciudad, lo que indica que, hacia el mediodía del sábado, los payaneses sólo podrán tener movilidad a pie o en bicicleta, según las autoridades.Entre tanto, los abusos de algunas empresas aéreas particulares empezaron a sentirse, pues están cobrando entre cien mil y doscientos mil pesos para llevar una persona hasta la ciudad de Cali.Solamente, según las autoridades, habrían aceptado y utilizado el servicio los familiares de pacientes muy graves que deben ir hasta hospitales de alta complejidad.Si bien se conocía hasta este viernes del bloqueo en la vía Panamericana, se estableció que Popayán se encuentra sitiada por todos los puntos cardinales, en razón de que las carreteras que conducen al Huila y Putumayo quedaron en poder de campesinos, especialmente por los sectores de Coconuco y Puracé.De otra parte, se conoció que unos 10.000 indígenas nasas empezaron a salir para apoyar a los cafeteros en Santander de Quilichao, Morales, Piendamó y Caloto.El puente Guillermo Valencia, sobre el río Cauca entre Villa Rica y Jamundí, fue tomado por campesinos e indígenas al final del día. Unas diez chivas o buses escaleras fueron atravesadas a lo largo de la estructura, reportó la Policía de Carreteras del Cauca.Por otro lado, el comandante de la Brigada 29, coronel Elías Piraquive, informó que 17 soldados que habían quedado en mitad del bloqueo sobre la Panamericana fueron protegidos por la guardia indígena, para impedir que cayeran en poder la guerrilla de las Farc.Los militares, quienes habían salido a descansar, fueron entregados al comando de la Tercera Brigada en Cali. "Teníamos informes que los soldados estaban desaparecidos al quedar en medio del tumulto que hay sobre la carretera, pero los indígenas tras identificarlos los protegieron de cualquier peligro, indicó el coronel Piraquive.Finalmente, el gerente del Acueducto y Alcantarillado de Popayán, Mauricio Chaparro, desmintió que el agua que se le suministra a la comunidad estuviera envenenada, como se dijo en redes sociales, lo cual investigan las autoridades competentes.Sostuvo que hay abundante líquido tratado para todo el tiempo que dure el bloqueo y, además, que los químicos para su tratamiento son suficientes y pueden alcanzar hasta para 30 días.El Gobierno Colombiano ordenó este viernes suspender los diálogos con los líderes cafeteros hasta que no desbloqueen las vías del país, según lo confirmó el ministro del Interior y Justicia, Fernando Carrillo, tras una reunión extraordinaria de ministros citada por el presidente Juan Manuel Santos.El bloqueo en vías como la Panamericana en el Cauca han afectado no solo los colombianos, sino a turistas extranjeros, especialmente peruanos y bolivianos, quienes permanecen estancados en medio del paro.Ante esta situación, Perú anunció este viernes el envío de aviones militares a Colombia para recoger a mil de sus ciudadanos que se encuentran varados por el paro cafetero.Por su parte, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, convocó a un comité nacional de cafeteros para este sábado en la mañana con el fin de buscar una solución definitiva al paro.Los cafeteros exigen al Gobierno, principalmente, una ayuda económica en la medida que una carga de 125 kilos se compra por aproximadamente 515 mil pesos, mientras que su producción cuesta, como mínimo, 700 mil pesos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad